Translate

miércoles, 21 de septiembre de 2022

mientras tanto (motos)

 




Mientras tanto, en una estación de servicio de Bernal...



La Siambretta es una versión argentina de la Lambretta italiana, producida por SIAM en los sesenta, en varias versiones, ligeramente diferentes a las originales Italianas.
Encontré este link, con más información.





Mientras tanto, en la vereda del bar Paulín...

Alguno conoce las motos Soco?



Me sorprendió el diseño tan moderno.
Las performances no parecen estar a la altura del aspecto, apenas 65 kph de velocidad máxima, con una autonomía entre 60/80km, para recargar batería en 6 ó 7 horas.
Obviamente, no da para salir a la ruta, parece más adecuada para el tráfico citadino, aunque para la ciudad, siempre es preferible un diseño "scooter" que da más versatilidad en cuanto a transporte de algún bulto pequeño.
Igualmente, es muy linda!







Mientras tanto, en algún lugar de San Nicolás...

Esto que parece un ovni sobre ruedas es una auténtica Husquarna Svartpilen.
Imagino que en Europa es apenas un poco más que un ciclomotor, pero acá es una pieza única.



Esta también me sorprendió por el diseño tan moderno.
Por lo que he sabido, es el producto más económico de la gama, pero para un mercado desinflado como el nuestro, es una perla!
Por su tamaño, también está pensada para uso citadino, y en este medio, se constituye en un pequeño misil, 200 cc, 26CV, ABS y velocidad máxima de 130 kph.







Mientras tanto, en una vereda de Bernal...

Esto que parece una moto rusa vieja con sidecar, en realidad es una moto rusa nueva con sidecar.
Marca Ural, motor de 750 cc, dos cilindros opuestos, caja de 4 velocidades y marcha atrás, trasmisión cardánica y mucha onda retro.
Cabe destacar que la rueda del sidecar también tiene tracción y freno.
En un tiempo, los sidecars estaban prohibidos por ley, pero a juzgar por las especificaciones, este engendro es más un vehículo de tres ruedas que una moto con un carrito al lado.





Mientras tanto, en una esquina de Quilmes...



Benelli Imperiale 400.
Estas motos se ven tan elegantes y bien presentadas en estas pampas sedientas, pero me pregunto hasta qué punto no son fierros viejos bien pintados.
Seguramente tiene componentes modernos (gestión electrónica, frenos y alguna otra delicia), pero el motor seguramente es el mismo de hace 50 años.



Mientras tanto, en una vereda de Palermo (Palermo tiene muchas veredas)...





Triumph Thruxton RS, 1200 cc, 6 velocidades y poco más de 200kg
17500 euros en el viejo mundo.





Vale mi comentario anterior.
Estas Triumph se ven brutales, poderosas, sensuales.
Pero son viejas.
Seguramente tienen pistones de aluminio, bielas de kevlar y cigüeñales de neodimio, además de mucha electrónica escondida.
LEDs, ABS y mucha asistencia.
Pero son cuadros viejos, geometrías obsoletas.
Por ejemplo, estos motores deben ser tan pesados como la Husqvarna que vimos antes.
Y no son baratas, cuestan lo que vale un auto mediano o más!
Me pregunto si en Europa se ofrecen como acá.



Mientras tanto, en una playa de estacionamiento, a una cuadra de mi trabajo...





Por alguna razón, me atraen estos comandos, los reenvíos.
Algo que cualquier japonés solucionaba con un sensor un 30 cm de cable, esta gente se da el gusto de aplicar todo un varillaje cromado.





Mientras tanto, en la misma playa de estacionamiento...





Esta unidad también contaba con su reenvío mecánico para la palanca de cambios.





Mientras tanto, en una vereda de Puerto Madero...





Vale mi comentario anterior, otra vez son motos viejas.
Los pueblos tienen las motos que se merecen.



Mientras tanto, en una estación de servicio de una ruta...



Hablando de motos viejas, por favor miren esta belleza circa año 1978.
El múltiple de escape no es equipo original, pero a quién le importa?
1047 cc y 103 HP de ese tiempo.
Dicen que no frenaba mucho, pero sabemos que estas motos son para acelerar, no para frenar.






That's All Folks!



Gaucho Man
el imprevisto




4 comentarios:

  1. Buena selección, aunque las motos no son lo mío me gusta verlas... paradas.

    Ojo que viejo, antíguo y clásico son cosas diferentes. Esas motos de las que refunfuñas un poco están de moda totalmente, con estéticas retro y naked que se empeñan en imitar hoy día, con técnicas modernas eso sí.

    Aquí en Europa la estética scooter ha quedado más minoritaria y se ve con poca personalidad.

    Me gustó la eléctrica, por aquí se venden bastante y resultan ideales para nuestro clima.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Yo entiendo el valor de lo clásico, y lo valoro.
      Pero una cosa es una Triumph original de los años 50,
      y otra cosa una la misma Triumph fabricada después de 2010.
      Actualizada, con microchip, ABS, inyección y un montón de cosas más.
      Sería lindo manejar un bicho así, como también me gustaría manejar un Morgan.
      Lo que no me gusta es que esas motos cuesten tanto como un pequeño departamento.
      La eléctrica me gustó mucho por su diseño retro-moderno, pero me parece que iba corta de prestaciones.

      Borrar
  2. Buenas fotos Gaucho. Si pudiera escoger me quedo con la última, la CBX 1000 viejita de 6 cilindros, que con ese Akrapovic casero se ha de escuchar fantástica..
    Una moto que se está empezando a ver mas por aquí es la Royal Enfield que es mas de estilo retro y se ven muy bien aparte de que hacen bonito ruido.
    Por cierto, hoy me toco ponerle luces a una Testastretta 11 y se escucha increíble. Me gusta mas el sonido de las Ducati que de las BMW..
    Que no me oigan!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Claro, tú tienes tu trabajo y te codeas de tú a tú con estas máquinas de ensueño, que nosotros apenas vemos cuando salimos un sábado a pasear por los barrios caros de Capital.
      También he visto algunas Royal Enfield pero se me pasó fotografiarlas. Son muy tentadoras, pero también son demasiado caras.
      Estuve googleando la Testastretta 11, y es impresionante. No sé si me gustaría el ruido, pero con gusto la pondría en una vitrina en el medio del living de mi casa. O en la pieza, así duermo con ella...

      Borrar