viernes, 18 de enero de 2019

liebre iii - enciclopedia tc 1/43





Así como lo ven, 
este fenómeno con forma de supositorio es el eslabón perdido entre el TC y el SP.
En efecto, la Liebre III era un híbrido que con pequeñas modificaciones, 
calificaba para las dos categorías.
Gaucho Man
mayo de 2014

EL ESLABÓN ENCONTRADO

Sepan disculpar la auto cita.
Sé que denota una falta de modestia poco elegante, pero me encantó.
El texto viene de un anterior post sobre este mismo auto, en versión de LG Hobby.
Les recomiendo la lectura, que seguramente sale más airosa que esta porquería que estoy escribiendo ahora.



El modelo viene de la Enciclopedia de TC, y corresponde a otro fenómeno largamente esperado por el colectivo coleccionista, quizás más aún que los otros autitos que ya vimos.

Piensen en aquellos años, el top ten de reproducciones coetáneas empezaba con el Trueno, luego con la Liebre II, la Garrafa y quizás algún Berta.
Parafraseando al poeta argento se podría escribir "Setenta autitos y ninguna Liebre III".
Así las cosas, sin autitos para la referencia, yo crecí con total desconocimiento del fenómeno, apenas pude tomar contacto "de oído" varios años después.



Pido disculpas (una vez más) por las fotos chotas, juro que fue toda una producción al aire libre y en horario central (15:00hs).
Tengo que aceptar que la cámara no es la mejor funcionalidad de mi teléfono.



Pasados los años, cualquier paparulo que vivió al margen del fenómeno (como yo), ve la Liebre, así, tan estilizada y hasta sonriente, y la conclusión es instantánea: es la Liebre que uno gustaría tener en el garage de su casa, para uso personal, si hasta tiene lugar para el tubo de GNC!



Hablando en serio, puede gustar o no, 
pero es innegable que se ve más elaborada que la Liebre II antecesora.
Menos cuadrada.



La cola más aerodinámica, con la línea que cae del techo en un fastback apenas insinuado y termina en una ventana trasera de forma poco usual.
En realidad, toda la cola cae un poco por detrás del guardabarros trasero, vean la línea de la cintura en la vista lateral y después me cuentan.
Por debajo de la ventanita poco usual y se ve el frente trasero de Torino (o al menos muy similar), un claro guiño al auto estrella de la compañía IKA, con el cual compartían motor.



Lo que realmente me quita el sueño de este bicho son las tomas de aire sobre los guardabarros delanteros.
No sé si enfrían frenos delanteros, alimentan carburadores o simplemente ventilan el interior, pero hay que decir que es una solución inédita y -lo admito- cuestionable del punto de vista estético.



Comparando con fotos de época se ve bastante similar al original, al menos en líneas generales.
Mirando el modelo parece que el techo está un poco bajo (digamos ventanas laterales y espesor del techo propiamente dicho).




Lamentablemente no tengo al auto en la retina como sí tenía la Liebre anterior,
y por este motivo no pienso calificar la fidelidad o proporciones de la reproducción.
Dejo ese punto a los que saben o se acuerdan.


A LOS BIFES!

Hablando del autito, tengo que decir que quedé contento.
El modelo entra por los ojos, los colores son resultones y el fondo blanco va bien para encuadrar cualquier publicidad y/o aplique.
Las ruedas son una delicia, dan ganas de comprar muchos autitos sólo para arracárselas, aunque sea con los dientes.



El modelo sorprende con detalles inesperados.
La foto de abajo es un muestrario de cosas y cositas, uno no sabe qué mirar primero y corre serio riesgo de perderse o mirar dos veces el mismo detalle.
El relieve del capot es muy sinuoso, flanqueado por las tomas de aire laterales que ya mencioné y en el centro las salidas de aire de los radiadores.
Por arriba del parabrisas, las escobillas y por dentro otros chiches que se adivinan.
Y a un costado, un espejo retrovisor color negro que casi ni se ve (fucking foto!).



El otro costado no tiene espejito pero tiene los escapes laterales, de un solo lado, qué lindos que son los autos asimétricos!
Aunque tampoco se ve en las fotos, los laterales traseros muestran pequeñas tomas de aire laterales.




BOLETÍN DE CALIFICACIONES

Esta vez no van a ver un segundo post con fotos comparativas.
Esta vez no voy a criticar el trabajo del chino.
Por el contrario, esta vez va un Muy Bien Diez Felicitado!
El autito salió muy lindo, llama la atención y se distingue en la vitrina;
al final de cuentas, no tengo mucho más que pedir,
es para eso que colecciono.

Los dejo con la imagen sonriente, una vez más.





Y si quieren ver más liebres, les convido los links:

Liebre II 
modelo de Ambrosio y otros
Gaucho Model
modelo de Enciclopedia de TC, hay uno acá y otro acá
Liebre IIb de Ambrosio


Liebre III
modelo de Enciclopedia de TC



That's All Folks!



Gaucho Man
el acérrimo




27 comentarios:

  1. Si el chino le pifió a alguna proporción, perdónelo: lo hizo por su bien. Casi que el techo chato lo mejora.
    La Liebre III tuvo varios usos y varios usuarios. Sin ir más lejos, en la foto real está la de Pairetti con motor Chevrolet y alerón para SP, al año siguiente la usó con motor F100. Así que es un modelo ideal para divertirse cambiando decoraciones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sisi, por eso perdoné al chino, casi casi que queda mejor así.
      el modelo es una invitación para modificar, aunque no sé si me animo a pintar tanto.
      muchos pilotos, muchas decoraciones, muchas configuraciones, muchas categorías (TC, SP y si vamos por chile vamos a tener para divertirnos un rato largo).

      Eliminar
  2. El auto parece pilotado por un yankee con esos colores.

    La toma delantera de aire del capo me parece tomada del GT40.

    Ya en el analisis de la miniatura encuentro poco acertado que las aberturas de los guardabarros esten tapiadas.
    Por la foto comparativa entre la miniatura y el auto real adivino que en este ultimo las ruedas traseras tenían diferente diámetro, y llenaban mas los pasos de rueda traseras.

    Tambien se echan en falta los foquitos del frontal, imagino que no habia carreras nocturnas pero de gran ayuda en carreras con baja visibilidad como las disputadas en mojado.

    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen comentario, con mucha tela.
      Los colores se ven yankis aunque la toma de aire te la discuto.
      La toma de aire ahí adelante y abajo era una constante en esos años y la encontrabas en Ford, Ferraris y otros varios.
      Además, esta liebre tiene la toma en forma de "V" (podríamos agregar "de dudoso gusto"), mientras que la generalidad de los diseños era bien recta.
      Las tomas de aire de los guardabarros salieron ciegas y ni siquiera se jugaron con una pincelada de pintura negra que denote el agujero. Mal para el fabricante!
      El tema de las ruedas es discutible porque variaba según las carreras o las mismas categorías o la disponibilidad. De todos modos vale tu comentario, y yo agrego: salieron demasiado finas, parece que fueran ruedas de un 2CV!
      Los faroles delanteros son discutibles porque no todos los modelos venían iluminados, las carreras eran diurnas y los focos no eran obligatorios, más bien quedaban a criterio del corredor.
      Me gustó tu análisis, quiero más!

      Eliminar
    2. ok!

      Bueno sobre la abertura del capo me referia a la delantera superior, justo por encima del nº 1 (numero preferido por muchos pilotos).
      Las tomas encima de ruedas con unas tijerillas tal vez la puedas recortar tu mismo.
      Sigo pensando en que se ve demasiado paso de rueda, ganaría rellenando ese espacio con goma.
      Me gustó la publicidad de Gilera y Jaeger.

      Eliminar
    3. Ahora te entendí mejor. Lo de arriba del capot son salidas de aire (el aire entra por la apertura en V, refrigera radiador y sale por los agujeros que señalaste.‎
      Las de los guardabarros son entradas y quizás se puedan mejorar con un taladro, aunque la operación es peligrosa con riesgo de arruinar al autito. Mi idea es juntar coraje y darle alguna pincelada negra como para que se entienda que ahí hay un agujero.
      Te prometo que si encuentro ruedas más cojonudas se las pongo, quizás las Gaucho Ruedas (t.m.)...

      Eliminar
  3. Si quedaste contento entonces me alegro, y debe ser un buen trabajo por que con tu ojo clínico lo taladras todo!
    A mí me gusta y es cierto lo que dice Xavi, parece como yanki.
    Las colecciones autóctonas (nunca mejor dicho lo de auto) han llegado para quedarse, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las fallas están ahí, algunas arreglables y otras imposibles.
      Un espejito faltante o una rueda de otro tamaño se pueden corregir a mano,
      pero una distancia entre ejes corta, un techo bajo o una delantera exagerada requieren cirugía mayor o mucha benevolencia.
      Es un delicado equilibrio y cada coleccionista sabrá hasta dónde llega su aceptabilidad.
      Yo aplaudo los coleccionables (autóctonos y trasplantados), pero no puedo evitar señalar lo que veo.
      Cada uno tendrá su propia respuesta.

      Eliminar
    2. P.d. Corrige el título, pone "enclopedia"

      (yo también señalo lo que veo!)

      Eliminar
  4. Bien, a pesar de esos errores me gusta. Ahora a intentar conseguirlo, ya que aún no tengo el II (pero parece que ya está encaminado); ojalá también alguien aproveche y se ponga a realizar diferentes variantes.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo de las variantes es francamente tentador, aunque primero me gustaría ver cómo levantar ese techo tan caído.

      Eliminar
  5. Cuanto esperar por el hijo legìtimo!
    Casì pensè lo mismo que en mi comentario de 2014..
    Solo que ahora agrego que es una especie de fusiòn del Volvo S30 con el Lotus Europa, por el perfil.
    Muy lindo auto y modelo, y me acabo de enterar que al principio el modelo real tenìa carrocerìa de plàstico! Y que les costò una descalifaciòn..
    Por pura curiosidad.. Cual serà la suerte del modelo consuelo de resina?

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eddie, feliz año nuevo!
      Hay otro modelo muy similar (además de la Ferrari Bread Van), busca al Renault Altina concept, te dejo el link:
      https://www.google.com/url?sa=i&source=images&cd=&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwjosLb-qoDgAhX_F7kGHfqjAA8QjRx6BAgBEAU&url=https%3A%2F%2Fwww.motor1.com%2Fphoto%2F1229633%2Frenault-altica-concept%2F&psig=AOvVaw0RRUeg-HzARNnK7ZDQCt9T&ust=1548210307856142

      No sabía o no recuerdo lo del plástico.
      Quizás sea lo siguiente: para los TC, el reglamento dictaba carrocería de metal y para los SP cualquier material.
      Algunas de estas Liebres III se usaron indistintamente para ambas categorías, y si eran plásticas, en TC no podían correr, quizás eso empalme con tu dato.
      El modelo de resina descansa en una caja, quizás haga un comparativo...

      Eliminar
    2. Gracias Gaucho, igual para tì.
      Ya le vi. Es Altina Concept y fìjate que si me gustò.

      Ese dato de la carrocerìa plàstica y la descalificaciòn lo halle curioseando al final de una nota en una pàgina, inspirado a raìz de post.

      Eliminar
    3. perdòn, es Altica Concept.

      Eliminar
  6. Tenia este modelo en la versión de resina tipo bodoque con ruedas fijas, no esta tan mal pero es una representación muy básica, en este caso coincido que esta entrega con la de la liebre 2, son maravillosas para los que nos gustan estos auto de TC, muy buen posteo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo el bodoque, justamente ayer tuve los dos modelos en la mano, uno al lado del otro.
      Pensé en hacer un par de fotos comparativas pero no daba, las diferencias son abismales y no servía ni siquiera como ejercicio.
      De todos modos me sorprenció la diferencia de longitudes, casi un centímetro más corto el bodoque.
      Ahora no estoy seguro.

      Eliminar
  7. Pasados 50 años, ver éstas maravillas en escala, es tocar el cielo. 50 años atrás: imposible. Agradezcamos a sus creadores que rastrearon en el infinito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisí, ahora tenemos Liebres para todos,
      para los viejos que esperábamos
      y para las nuevas generaciones que no conocieron ese tiempo.
      PD: Bienvenido al blog!

      Eliminar
  8. Lo primero va primero y eso es felicitarte por el Blog, del cual soy un anónimo seguidor al que ha servido de guía espiritual y material desde hace un tiempo. Lo segundo, ya salido del anonimato, es comentar que estoy esperando ansioso la llegada a Montevideo de mi Liebre III, a un costo desmedido, es cierto (el envío desde la tan cercana Buenos Aires cuesta el doble que desde Europa o Japón...) pero bueno, ser coleccionista por éstos lares no es fácil. Un par de comentarios, porque he visto y revisto las fotos del modelo mil veces. Comparto lo de las ruedas en cuanto a la calidad de las llantas y la falta de ancho de las cubiertas.Es cierto que en carreras de ruta se usaban cubiertas más finas pero en éste caso me hubiera gustado más una versión de pista. También al Trueno Naranja y la Liebre II le hubieran venido mejor unas ruedas más anchas pero tal vez sea una cuestión de gustos. Con referencia a las tomas sobre los guardabarros delanteros, que a mí me gustan, recomendaría revisar imágenes antes de intervenir pues he visto que en algunos casos el orificio de la toma no era del tamaño de la misma (como en la foto de la de Pairetti) sino una pequeña perforación circular. Saludos, felicitaciones por el blog y sigo esperando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oscar, bienvenido al blog y gracias por el comentario!
      Te retribuho las felicitaciones por el aguante para seguir el blog.
      Que cosa el costo desde Buenos Aires!
      y es un producto que se vende en los kioskos, nada específico como podria ser una medicina o un repuesto con nombre y apellido.
      No tenés nadie que viaje regularmente, algún argentino que viaje por turismo en estos días, algún comisionista o algo similar?
      Quizás te salga más barato cruzar el charco y de paso hacés un poco de turismo...
      El tema de las ruedas es muy complejo.
      Primeramente, sucede que no había ruedas.
      Las cubiertas eran importadas y sólo los equipos más poderosos podían traerlas,
      los equipos chicos se las compraban usadas al equipo poderoso que las traía.
      Resumiendo: se corría con lo que había, con lo que se podía, y no siempre todos tenían de la medida requerida.
      También hay que pensar que esta Liebre podía correr indistintamente en TC y SP, apenas cambiando algunos reglajes y las ruedas.
      Mi observación empírica me canta que las ruedas de SP generalmente eran más anchas y de diámetro igual o menor que las de TC;
      y para TC generalmente eran más angostas y de mayor diámetro.
      De todos modos, mirando el autito, veo que un talle mayor de caucho no le hubiera venido mal.
      Tomo nota del comentario sobre el agujero para la toma de aire, no quiero arruinar ningún autito.

      Eliminar
  9. Ya lo encontré, la Liebre III del Museo Fangio, que supongo es la que se tomó de modelo para la reproducción, tiene las perforaciones pequeñas en las tomas sobre los guardabarros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oscar, muy buen aporte!
      En principio, me parece que los agujeritos de la Liebre del museo son demasiado chiquitos. En las otras fotos que encontré por la web (abajo los links), el agujero cambia de tamaño y de forma.
      La conclusión es que estos bichos eran de fibra de vidrio y los iban cambiando según el corredor, el circuito, el clima de ese día, o el restaurador de turno.

      https://www.google.com/url?sa=i&source=imgres&cd=&ved=2ahUKEwiWwPD0vpvgAhUEHbkGHcOnDx0QjRx6BAgBEAU&url=http%3A%2F%2Fsportprototipoargentino.blogspot.com%2F2016%2F07%2Fliebre-iii-chevrolet-1969-1970.html&psig=AOvVaw0Ci1kkv6LxcPLNVN615Uo-&ust=1549143372164200

      https://http2.mlstatic.com/torino-coupe-tc-liebre-mk-iii-1968-legitima-pronello-permuto-D_NQ_NP_828626-MLA29088985898_012019-F.jpg

      https://fotos.arcar.org/vehiculos/99018-torino-liebre-iii.jpg

      https://http2.mlstatic.com/kit-original-liebre-iii-3-pronello-torino-1968-tc-290-kmh-D_NQ_NP_760625-MLA28078835883_092018-F.jpg

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Es así Gaucho. Los autos de competición cambian permanentemente de carrera en carrera y más en esa época de experimentación constante.El blog de los SP argentinos es muy bueno y también el estupendo trabajo del amigo del blog Viejas Automundo, fuente de información invalorable en éstos casos.

    ResponderEliminar