martes, 1 de enero de 2019

liebre ii - enciclopedia tc 1/43 - parte 1



 
AHORA SI!

Año Nuevo, Post Nuevo!
Señores, acá está la auténtica Liebre II de Planeta Agostini.
Para empezar, hay que decir que el modelo es un icono, al menos fronteras adentro (no creo que suceda igual en otros países).
Quizás sea comparable al fenómeno del Trueno Naranja o el mismísimo Torino.
Modelos que en su momento entraron en la leyenda por la puerta grande, dejando al descubierto un nicho huérfano de reproducciones (quiero decir que el modelo real era famoso y habita muchos entusiastas buscando reproducciones pero no había ningún autito).

EN BUSCA DEL AUTITO PERDIDO

Fueron muchos los jugueteros que se aventuraron a reproducir las Liebres.
En esos tiempos contemporáneos al fenómeno, se usaba mayormente el plástico inflado, aunque también estuvo Duravit con sus reproducciones extra-large de goma recauchutada o alguna reproducción termoformada para slot en escala 1/32 como ésta:



Los argentinos nos resignamos a esta situación por más de treinta años, a tal punto que muchos coleccionistas serios de 1/43, compartían su vitrina de legítimos diecast con las humildes Liebres de plástico soplado.
Medalla de honor, aplauso, abrazo y beso para muchos que personalizaron sus modelos plásticos, en un acto de amor que los enaltece a ellos y a los propios autitos.

Esta situación duró hasta que algunos artesanos empezaron a presentar sus modelos.
Acá ya conocieron al modelo de Jodos en white metal, datado circa 2001. Un modelo en el cual prevalecía el entusiasmo sobre la excelencia.





Varios años después nos desayunamos con la versión de Ambrosio, una joya de resina que no tiene nada que envidiar a un diecast de primera línea, aunque dista mucho de ser un modelo masivo.





Hasta yo mismo me aventuré con la Liebre, aunque el mi versión resultó terriblemente perfectible, por no decir muy fulera.




INCREÍBLE PERO REAL

Y ahora, cinco décadas después del original, Planeta Agostini pone el modelo en nuestras manos.



Como me sucedió con el Trueno Naranja, incluso teniendo el modelo en la mano, tengo una sensación de miedosa incredulidad, temiendo que a las doce de la noche acabe el hechizo y el autito se transforme en una rústica reproducción de plástico soplado.
Como cuando estamos en un boliche y logramos seducir a una señorita que sabemos que está varios puntos por arriba nuestro y nos preguntamos qué es lo que nos vio, cuánto tiempo le tomará darse cuenta de que somos unos paparulos, cuánto tiempo falta para las doce de la noche.




ANATOMÍA COMPARADA

Hagamos un esfuerzo y dejemos a la señorita antes que ella nos deje a nosotros, y volvamos al autito.
Lamentablemente llegué cincuenta años tarde y me perdí ver estos bichos en vivo y en directo.
Esa distancia me deja sólo un recuerdo apoyado en las fotos de época, que generalmente son en blanco y negro, grano grueso y -para peor- todas tomadas del mismo ángulo y a distancia.



Reconstruir una Liebre es un trabajo más relacionado con la investigación arqueológica que con la ingeniería, no quisiera ver la cara del chino cuando le mostraron las fotos del modelo a reproducir.
El resultado es difícil de calificar.
Si buscan el detalle lo encuentran, las ruedas están perfectas, el mimo del interior del modelo supera cualquier expectativa.





Lo único que me hace ruido es la proporción general, que encuentro muy disociada de lo que yo tenía como una Liebre.
La veo flaca en la vista lateral, quizás el capot debió ser más alto.
El techo se ve demasiado plano, recuerden que este auto tenía el techo del Renault Dauphine.



Y en la vista superior, me sorprende la trompa afilada como si fuera una lancha, aunque mi recuerdo es de una trompa más redondeada.



Será la misma Liebre que yo recuerdo?


NO NOS UNE EL AMOR SINO EL COLECCIONISMO

En cualquier caso, creo que el coleccionista promedio va a estar muy feliz con esta Liebre, el argumento "mejor esto que nada" es muy poderoso.



Así las cosas, nos conformamos con el modelo fácil, vemos el modelo en el kiosko y lo manoteamos contentos como si se tratara del último Buby.
Como se dijo en el comparativo de la Perlita del Cabo Reyes, el coleccionismo da para todo, todos los modelos son válidos pero también es válido sentarse a esperar otra réplica que desempate la situación.
A ver si Spark se anima!



Y si quieren ver más liebres, les convido los links:

Liebre II 
modelo de Ambrosio y otros
Gaucho Model
modelo de Enciclopedia de TC, hay uno acá y otro acá
Liebre IIb de Ambrosio


Liebre III
modelo de Enciclopedia de TC





That´s All Folks!




Gaucho Man
el abducido





27 comentarios:

  1. Bueno, bienvenido el primer post del Gauchoblog en 2019! Me alegro de que que haya sido con motivo de una noticia tan buena para ustedes los aficionados argentinos.

    Visto en la distancia, me parece un modelo atractivo y con lineas futuristas, una réplica de kiosko bien hecha y al que los puristas ya le sacarán los defectos o virtudes.

    Lo bueno es que la réplica ha democratizado al original y ya no hay pagar fortunas por alguno hecho de forma artesanal o bien conformarse con cualquier quincalla.

    Tu no, estás por encima del resto, tú te lo haces para consumo propio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la bienvenida!
      el modelo es atractivo y hay que decir que lo "mejoraron" un poco, seguro que ninguna liebre se vio tan bonita.
      Para mi vale tener los tres o cuatro o cinco (ya ni recuerdo cuántos tengo), el original lo amerita.

      Eliminar
  2. Que bueno arrancar el año con un GauchoPost !!!
    Apenas lei el comentario en el comparativo de Perlitas me vine para aca! Este auto en particular es el que mas recuerdo, pero en una version roja (la Liebre Colorada le decia yo de chico, alguna vez le conte de mi "secreto"para correr mas rapido). Creo que la corria Malnatti. la vi en unas pruebas en el Autodromo Munincipal, a donde me llevo mi tio, y quede profundamente enamorado. La tenia en plastico soplado, por supuesto, pero tener este modelo era algo que hasta hace poco ni soñabamos. Feliz 2019 !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arrighi, qué gusto!
      Usted también enamorado de las Liebres?
      Estuve buscando la Liebre colorada de Malnatti y encontré muchas en blanco y negro pero una en color, hay que decir que se veía espectacular!
      Cómprese una de estas que son baratas y meta pincel. Esté dónde esté, Malnatti se va a poner contento.

      Eliminar
    2. No recuerdo una roja de Malnatti, si la de Gradassi:
      http://i.imgur.com/MczOiB7.jpg
      Un gran amigo cordobés (Gustavo Cantarutti), la tiene haces años en su vitrina.
      Abrazo!

      Eliminar
    3. Otra foto:
      http://i.imgur.com/KyPrXiM.jpg

      Eliminar
    4. Buenisimas fotos Juan!! Segun lei, es el mismo auto (Gradassi se lo vendio a Malnatti). Igual no recuerdo, era chico y no tengo una foto como la tuya!! Quizas cuando lo vi era de Gradassi. Mi tio ya esta muy grande como para recordar en que fecha fuimos. Si recuerdo bien que era "Colorada"!!! y me gusta pensar que era la de Malnatti, ya que es uno de los idolos de San Miguel, lugar donde vivo desde hace 25 años. (De hecho, hay una calle con su nombre a 4 cuadras de casa!

      Eliminar
    5. es más o menos el color de la única liebre roja que vi en color (las otras eran en blanco y negro).

      Eliminar
  3. Bueno otro batacazo de los coleccionables, muy bien!.
    Puede tener sus aciertos y sus errores, pero bueno, un auto con historia, eso es bueno, que las vitrinas cuenten algunas historias no?
    . me imagino la cara del chino! jaja con las fotos antiquísimas, pensando ¡que demonios es esto!.

    genial, decí que no colecciono autos de competición, sino me lo llevaría tambié, pero hay que encuadrar la colección sino se hace cambalache.

    Ya con esto se arrancó bastante bien el 2019.

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo preparado un nuevo post con comparaciones con el real, te aseguro que le estoy dando con un caño.
      El chino se va a querer matar.

      Eliminar
    2. Uuh ya lo veremos entonces, pobre chino hizo lo que pudo con el material bibliográfico que hay, aunque con la tecnología actual no hay excusas jaja.
      Bueno ud. es el experto, ya veremos ese comparativo!.

      saludos!

      Eliminar
  4. Buen comienzo de año mi querido Edu!
    Y qué regalo de navidad tuvimos! Ni soñado.
    En mi escala valorativa el Trueno, la liebre de Di Palma y éste ya garpan toda la colección, el resto es prescindible diría.
    A tu análisis morfológico agregaría que si bien las ruedas estan lindas de afuera son muy angostitas y del mismo rodado adelante que atrás.
    Ahí es donde se nota el que sabe (Ambrosio) del que no sabe (chinito con foto pixelada)
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, te juro que tu comentario me alegró el día.
      Te sugiero que extiendas la escala valorativa para el próximo modelo, que es otra Liebre, te aseguro que te vas a volver loco!
      No había notado las ruedas, pero estuve sacando unas fotos de las otras diferencias; cuando las veas, vas a tirar esta Liebre al inodoro.

      Eliminar
  5. Al chino le dieron el material y un sobre, cuando abrió la carta decía:

    En caso de que le vean errores al modelo, Usted responda "Depende en que carrera"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se viene un post revelador, las diferencias que no fueron "de esa carrera".
      El chino se va a comer el sobre con el material, con sus propios dientes!

      Eliminar
  6. Buen motivo para comenzar el año blogero, una reproduccion de auto icónico del automovilsimo argentino aunque masivo con un buen nivel de realización y fidelidad al modelo original.
    Vamos que esta vez "no te dieron gato por liebre"

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad me dieron liebre por gato!
      Es un lindo auto y la verdad es que se merecía una reproducción más esmerada, ya lo vas a ver.
      Stay tuned!

      Eliminar
  7. Bueno, es otra liebre más, a lo que iba es que el top 3 sigue siendo el mismo, ya con una me conformaba, aunque de la próxima me gustan mas las ruedas, las veo mas representativas del modelo, espero que no sean angostas como de bicicleta otra vez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que las ruedas también sean angostas, aunque prefiero perdonar ruedas angostas y no defectos de proporción de carrocería.
      Las ruedas angostas se pueden solucionar con un simple cambio,
      los defectos de carrocería ya exigen cirugía mayor que no estoy en condiciones de practicar.

      Eliminar
  8. Wczoraj dotarł do mnie mój egzemplarz i z tego co widzę to jest produkowany w Bangladeszu, a nie w Chinach :)
    W mojej kolekcji jako ciekawostka, której nie mam prawa pamiętać, a nawet słabo znam świetnie się sprawdzi mimo opisanych przez Ciebie błędów :)
    Pozdrowienia

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Cześć, szczęśliwego nowego roku!
      To prawda, co mówisz: pochodzi z Bangladeszu, a nie z Chin.
      Cieszę się, że podoba ci się ten model, reprezentuje piękny etap naszego sportu samochodowego.
      W każdym razie, zapewniam cię, że masz błędy, pokażę ci w przyszłym tygodniu!

      Eliminar
  9. Espectacular, una Liebre al alcance de todos.
    Y eso es lo mejor.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Lo compro o no lo compro Gaucho ???

    Jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La siguiente viene más interesante.
      Si tenés presupuesto acotado, recomiendo guardar la plata.
      Si te alcanza para dos autitos...
      Comprá!

      Eliminar
  11. Es cierto que tiene algunos defectillos, todavía no la ví en la mano, pero qué lindo es tener una Liebre! Además, estos autos eran muy variables, quizás de una carrera a otra presentaban algunas diferencias, y ni te digo de un año para el otro. Lo que sí es lamentable sonlas ruedas traseras, porque hasta los de juguete las traían mas grandes.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sisi, un talle más grande de ruedas no vendría mal...
      (se me había pasado tu comentario, mil disculpas!)

      Eliminar