Translate

jueves, 19 de enero de 2023

ejercicio literario: dos viejos amigos (parte 2)



Gasset escuchó golpes en la puerta y se apuró abrir, fue agradable encontrar la conocida figura de Ortega luchando contra un paraguas que se negaba a cerrarse.
- Ortega! Amigo mío, pase por favor, tire ese paraguas a la basura, ya sabe que no hay nada más incómodo que un paraguas en día de lluvia.
Ortega colgó el paraguas del picaporte y entró en la vieja casa, estilando agua por los cuatro costados. Traía un paquetito de papel de diario bajo el brazo.
- Qué lo trae por aquí en este día tan lluvioso? -preguntó Gasset extendiendo una toalla arrugada a su amigo-.
Ortega tomó la toalla y se secó las manos y la cara. Sus zapatos hacían ruido de agua a cada paso.
- Lo encontré! -extendiendo el paquetito a las manos de Gasset- Mire lo que le traigo.
Gasset abrió el paquete con cuidado de no romper el papel mojado.
- Mortadela patera! mi favorita! -dijo mientras olía el fiambre con verdadero deleite.
Ortega, un tanto confuso, le retrucó.
- Más abajo...
Gasset corrió la mortadela y encontró abajo de todo, un autito Pilen detonado. Lustró el autito contra su pantalón y se acercó a la luz para examinarlo.



- Impresionante modelo de Pilen, creí que nunca vería uno en persona! -hizo el intento de saltar de alegría pero las rodillas no respondieron y todo quedó en un mueca desafortunada-. Conocí algunos en revistas españolas, tenían muchos super autos, y replicados con muchas aperturas.
- No conocía a Pilen y me gustó la historia, el enmarañado de marcas que usó y que dejó para otras marcas. Imposible rastrear el camino de las matrices -comentó Ortega mientras sacudía la cabeza para drenar el agua de lluvia de una oreja-.
- Una cama redonda como la que tuvimos entre Jet, Buby, Galgo y Muky -dijo Gasset mientras dejaba el autito en la mesa y empezaba a estudiar las fetas de mortadela-.
- Y qué me dice de las aperturas?
- Es traumático -dictaminó Gasset mientras manoteaba la primera feta y la introducía en su boca con muy poca elegancia, sin preocuparse por seguir hablando con la boca llena-. Son un mérito extra del modelo y del fabricante, pero no me gustan. Cualquier pieza móvil del modelo, fomenta el juego, y estos bichos son para coleccionar y no para jugar. Recuerdo unos Brumm que ni siquiera giraban ruedas!
Ortega revolvió el escritorio de su amigo y encontró un pedazo de pan de textura gomosa.
- Todavía se puede comer -dijo para si mismo, y agregó- Brumm es lo más!!!!
Abrió el pan con sus manos y se dispuso a armar un sánguche. Gasset revolvió sobre la mesa, corrió trapos sucios, papeles de diario y alguna prenda olvidada, hasta encontrar un frasco de pickles que extendió a su amigo mientras le contaba.



- Conocí a Brumm a través de catálogos que les pedí por carta -agarró otra feta de mortadela, la hizo un rollito y siguió hablando mientras gesticulaba con el fiambre como si fuera una batuta-. Una belleza, era como escuchar Las Cuatro Estaciones de Vivaldi en versión diecast, ahí estaba todo lo que uno podía llegar a desear.
Ortega respondió con la boca llena.
- Ve? Usted siempre un paso adelante. Jamás se me hubiese ocurrido hacer eso. Yo tengo varios Brumm. Y tienen errores como Bburago, vaya uno a saber por qué. Sacan autos con el nombre equivocado, o el número de carrera no corresponde, o le pifian la decoración. Lo deben hacer a propósito, como el que escribe las placas rojas de Crónica...
- Se dice que muchos modelos están fuera de escala -respondió Gasset-, pero yo les perdono cualquier cosa, es como enojarse con un Lledo porque no tiene transparentes. Me atrevería a decir que muchos modelos fueron reproducidos por primera vez por Brumm. Después vinieron Spark, Ixo y todos los demás, pero los primeros fueron de Brumm!
Finalmente se comió el rollito de mortadela mientras Ortega masticaba el suyo.
- Es coleccionismo. Yo no entiendo a los que se quejan de algunas marcas. En todo caso uno puede decir "no me gustan o no son mi temática". Pero se ponen cerrados y dicen "Es malísimo" -tomó un trago del pico de una botella que estaba en el piso, contra la pared-. Eso es no entender un pasatiempo.
Pasó la botella a Gasset, que también dio un trago y luego habló pensativo.
- En este momento, el clímax del coleccionismo pasa por el autito más perfecto . A Dinky lo mató Solido. A Solido lo mató Cararama. A Cararama lo mató Salvat. A Salvat la mató Neo. A Neo lo mató Goldvarg. Esta batalla por la perfección va dejando atrás modelos y fabricantes, y todos construyen su coleccionismo alrededor de estos bichos. Por ejemplo el que colecciona Salvat. Sabe que hay modelos más perfectos pero no los quiere pagar. Y sabe que hay modelos menos perfectos y los ignora o desprecia -Ortega encendió una pipa que encontró tirada en el piso, dio un par de bocanadas-. Por suerte siempre hay grupos que coleccionan Bburago, Solido o Hot Wheels, hay un poco de cada cosa.
Gasset volvió a agarrar el Pilen, lo sopló para quitarle el polvo, lo volvió a frotar contra su ropa y
con una lupa le miró los datos filiatorios en la parte de abajo, y siguió hablando.- Ojo: aunque nadie sea tan explícitamente guarango como para decir que tal o cual marca son pedorras, el que colecciona una marca, tácitamente está ignorando a todas las otras.
Ortega fumaba pensativo.
- A veces uno se fideliza con una marca por una nostalgia que no tiene que ver con la calidad del autito. Nostalgia, por que de chiquito tenía tal marca, o del italiano que sigue con Brumm. Pero ese tipo no es coleccionista de Diecast. Es coleccionista de una marca.
Dio otro trago de la botella y se quedó mirando la lluvia por la ventana empañada.
Gasset habló y su voz sonó casi melancólica:
- Estaba buena la mortadela...







That's All Folks!




Gaucho Man
el centrípeto





18 comentarios:

  1. Pilen y JOAL... los niños españoles de mi edad sabíamos que nos habíamos portado excepcionalmente bien si te llevaban a la juguetería y te decían que escogieses alguno de estos modelos, que no eran tan baratos como otros que había a 1:43.

    Si te portabas medio bien, algún 1:64 de Guisval.

    Llegué a guardar hasta hace relativamente poco algunos de estos modelos, pero nunca tuve este Modulo de Pininfarina. Hoy cotizan muy alto (como el resto de esos modelos), siempre que traigan la urnita y estén enteros con sus piezas y la pintura.

    Por otro lado es cierto lo que dices, Pilen tuvo una trama detrás que daría para un telefilm al menos. Incluyendo fabricación con moldes extranjeros (creo que hicieron cosas de Tekno).

    Lástima que todo eso se lo llevó el viento, ahora tenemos solo las cenizas.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Nosotros también tenemos nuestra nostalgia por Buby. Imperfectos, desajustados, fuera de escala, chuecos o con decoraciones irreales, acompañaron nuestra infancia y forjaron nuestro amor por el diecast.
      Quizás por la época, tal vez por ser niños, no se hablaba de coleccionismo, el autito era para jugar y punto.
      Me animo a decir que la carrera por rizar el rizo de la perfección vino en los noventa. Antes de eso, los autitos flotaban en una zona franca entre el juguete, el adorno y el "regalo adulto", mientras un puñado de nerds que veía la posibilidad de coleccionar.
      Conservo apenas un par de autitos de mi infancia, más como recuerdo que como piezas de colección.

      En cuanto al árbol genealógico de las distintas matrices, el origen de cada autito o su trayectoria a través de distintas marcas, me atrevo a decir que el diecast es una cama redonda donde todos se han acostado con todas, acá fue igual y ya hemos visto que en Alemania, Italia e Inglaterra también (me atrevería a sospechar de Francia, pero no tengo ningún ejemplo como evidencia).

      Borrar
    2. Sí, en los 90 si hablamos sobre todo del 1:43 y exceptuamos algunos artesanos fuera de las grandes series (Olivé y gente por el estilo).

      Borrar
    3. correcto, hablo de la producción industrial,
      artesanos varios abstenerse!

      Borrar
  2. Bonito el Stratos Zero, que luego Lancia pervirtió en su Stratos, pero estos coches en cuña o diseño de papel plegado son mis favoritos, muy futuristas, piensa que la mayoría de italianos con los que se cruzaba esta nave espacial rodante eran Fiats 127, incluso debían convivir con 600.
    Buen provecho a el par de viejos coleccionistas tragones de mortadela!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Cierto que tú eras parte interesada en estos super deportivos! En lo personal, prefiero el Alfa Carabo, aunque debo admitir que este Lancia era más radical, si ello fuera posible.
      En cuanto a la mortadela patera, no te tientes, no creo que exista porque la inventé sólo para lograr el bocado más vomitivo posible.

      Borrar
  3. Querido Gasset!

    No hay fiambre más rico que una buena mortadela italiana con granos de pimienta. La próxima vez al Sandwich le ponemos una muzzarella de bufala con mucho pesto...

    EL coleccionista de diecast es cada vez más difícil encontrarlo. Los hay de fabricantes, de marcas, de países, de fórmula uno, de género fluido...
    Pero ya no se ven colecciones variopintas como hace 20 o 30 años. Antes uno se encontraba en una vitrina al Fálcon de Buby, al lado de una Ferrari 375 de Brumm o un MG de Matchbox.
    Hoy son todas colecciones ordenadas de un mismo modelo o fabricante. Todas alineadas en un orden casi militar.
    No digo que es mejor o peor, digo que es distinto.

    Todo cambia, para ser lo mismo.

    Saludos!

    PD: La próxima le llevo un mistela Crotta

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Amigo Ortega,
      Yo he tenido colecciones variopintas, mis inicios fueron en ese estilo pero la verdad es que ver todo amontonado y mezclado en la misma vitrina me mareaba un poco, no iba con mi estructuralismo. Sí me sirvió para definir qué era lo que me gustaba. Con el tiempo me fui especializando y depurando (aún conservo mucha cosa variada).
      Por otra parte, reniego de una colección que sea igual a otra, y a otra, y así sucesivamente, eso es incompatible con mi ego.
      Lo espero con los pancitos preparados para hacer sánguchito de esa mortadela.

      Borrar
    2. Exacto!
      Antes no había mucho para elegir, entonces uno tenía lo que podía. De ahí las colecciones tan raras.
      Hoy tenemos la posibilidad de hacer una selección de lo que compramos y las colecciones son más ordenadas. Por eso a veces vemos colecciones repetidas, ya que muchos eligen la misma temática: Fórmula Uno, autos que estuvieron en Argentina, una marca, un fabricante.

      Las colecciones se copian muchas veces y se cierran a otras temáticas.

      ¿Mejor, peor? Nada de eso, solo son distintas. Luego está el gusto de cada uno.
      Algunos prefieren jamón ibérico, otros mortadela...

      Borrar
    3. A fines de los noventa, yo tenía una revista Miniauto en la que se reporteaba a un coleccionista, que coleccionaba taxis. El tipo, vivía en Europa y compraba autitos típicos de cada país y los pintaba de acuerdo a las libreas típicas de los taxis de cada ciudad.
      Se los hacía él!!!!!
      Años después sale la colección de taxis en Argentina y siempre recuerdo un chango que con aire de modesta suficiencia me contó "colecciono taxis".
      Este no investigaba, no buscaba, no pintaba. Sólo se allegaba hasta el kiosko de la esquina y compraba el taxi de esa semana!
      Este fenómeno de coleccionista kioskero llegó a la máxima expresión con el advenimiento de Salvat.
      Con los Inolvidables, tuvimos cientos de coleccionistas con sus cientos de colecciones, todas iguales.
      Sabemos que cada uno colecciona lo que quiere o lo que puede, pero me molesta cuando todos quieren y pueden lo mismo; como que ninguno se molesta en espiar qué está pasando más allá del kiosko de la esquina.
      Lo quiero ver cuando Salvat saque el coleccionable Jamones Inolvidables.

      Borrar
    4. El coleccionismo cambió con las nuevas generaciones.
      Antes se investigaba y se tardaba meses en llegar a una pieza (o más). Ahora, si el Salvat en lugar de salir el viernes, llega el sábado, se ponen todos a putear....
      No se hasta que punto, disfrutan del hobbie.

      Borrar
    5. Es un signo de los tiempos, y no es privativo del diecast.
      La generación del 2000 quiere todo servido, todo instantáneo.
      Eso incluye a los coleccionistas.
      Le digo más: Si (suponiendo que la economía no fuera factor limitante) Salvat sacara una colección en un sólo fascículo, es decir una sóla revista y cien autitos, tendríamos toda una camada de coleccionistas instantáneos, y en los diccionarios cambiarían la definición:
      antes: coleccionista: el que colecciona
      ahora: coleccionista: el que tiene una colección
      Espero no llegar a verlo.
      Por otro lado, conocí un tipo que compró una colección de 5000 HW.
      No tenía idea de lo que era el diecast ni el coleccionismo,
      pero de un día para el otro, se doctoró en coleccionismo de diecast.
      Eso es coleccionismo? Eso era una colección? El tipo era coleccionista?
      Le dejo la inquietud.

      Borrar
    6. No es coleccionismo. Eso está claro. Le dejo la siguiente definición:

      "Coleccionismo
      El coleccionismo es una afición que consiste en la agrupación y organización de objetos de una determinada categoría. Como el coleccionismo depende de los gustos de cada una de las personas, algunos se centran en un aspecto particular de un área más amplia, mientras que otros buscan una mayor amplitud. Algunas colecciones se pueden completar, al menos en el sentido de tener una muestra de cada uno de los artículos de la colección. Los coleccionistas que intentan completar las colecciones como se acaba de explicar a veces se conocen como "completistas". Tras completar una colección, pueden abandonar el coleccionismo, expandir la colección para incluir artículos relacionados o comenzar otra colección que a lo mejor no tiene nada que ver con la completada."

      Y, psicológicamente hablando:
      "A un coleccionista, normalmente, lo que más le gusta es el proceso de búsqueda: encontrar la pieza o el objeto fuera de lo común o difícil de obtener, con las historias que tienen detrás. Pero al lado de esta motivación por la búsqueda, hay otras características psicológicas que los coleccionistas acostumbran a tener: ser extremadamente ordenado, basar la elección en criterios personales y, además, mostrar lo que se tiene. Puede ser que no se den todas estas características a la vez, pero me parece que sí que se dan todas ellas en proporciones tal vez distintas a lo largo de la vida."

      Entonces, el que compra 5000 HW o la colección completa de Salvat NO (NO con mayúscula), no es coleccionista.

      Borrar
    7. Usted me discrimina al tipo de los 5000 HW, yo creo que cumple todos los requisitos, la única peculiaridad es que compró 5000 piezas de una sola vez.
      Puedo asegurar que después de la primera compra de 5000, se comportó como un auténtico coleccionista, organizando, clasificando, contabilizando y buscando.

      Borrar
  4. Le aconsejo visitar:

    https://gelonchviladegut.com/blog/que-significa-coleccionar/

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Interesante, aunque no dice nada de comprar 5000 autitos de un sólo saque.
      Entiendo que esa compra de 5000 piezas, o el Salvat cien autitos no implican búsqueda y cacería, pero eso debería venir después.
      Porque, si es por la búsqueda y cacería, queda afuera el 98% de los coleccionistas de Salvat.

      Borrar
    2. No buscó nada ese comprador.
      ¿Y donde lo expuso?
      ¿Y sigue buscando?
      ¿O compra al por mayor?

      Como verá, el comprador de 5000 piezas queda fuera del coleccionismo...

      Borrar
    3. No sé qué tanto buscó para la primera compra de 5000 piezas.
      Luego de ese primer paso, el tipo inventarió lo que tenía en una libreta negra, bajó listados de la web, frecuentó mercadillos, encuentros, y hasta organizó alguno en su casa, y el tipo con la libreta en la mano, verificaba lo que tenía y lo que faltaba.
      Falleció hace un tiempo, creo que fue Covid.

      Borrar