jueves, 15 de noviembre de 2018

formisano gentile - gauchomodels 1/43




ALLÁ LEJOS Y HACE TIEMPO


‎Fijemos las coordenadas temporales hacia fines de 1970: el SP y su medio venían muy motivados, llevándose el mundo por delante en una nube de entusiasmo, una carrera tecnológica, deportiva y comercial que con el tiempo jugaría en contra de la categoría.




Leyendo el blog del amigo Chelco nos enteramos que este auto tuvo una vida muy breve. En efecto, el auto, fue corrido por el señor Carlos Pairetti en tres oportunidades, una de ellas ganadora y luego fue pasó a otro corredor de apellido Fernandino.
Fernandino le recortó la cola, le sacó parabrisas y le cambió motor, además de algunos toques de nueva decoración.
Con la nueva configuración el auto corrió una cuarta y última oportunidad.
Y luego se pierde el rastro del auto.
Triste destino el dé los SP argentinos.




Un SP con proporciones que invitan a imaginar un super sport ciudadano. 
Ese parabrisas envolvente asegura adecuada protección al conductor y su acompañante y la zaga promete espacio para un hipotético maletero.




MANOS A LA OBRA

El auto me gustó desde el primer momento, creo que gran parte de su glamour está en la acertada gama se colores, muy original, al menos dentro de la cartilla de colores de la categoría.



Como siempre, el material es madera balsa y las ruedas son las gauchas que ya conocen.
Afortunadamente para Ustedes, esta vez no documenté el trabajo paso a paso, pero puedo asegurar que en marzo ya había empezado a trabajar, es decir que me tomé unos siete meses.



Gran parte de ese tiempo el trabajo estuvo suspendido buscando colores o las dichosas trompetitas de admisión.



A medida que avanzaba, había pasos que amenazaban con arruinar el trabajo anterior y varias veces el autito quedaba ahí esperando que yo cobrara coraje para apostar a mi buen hacer.
La pintura de la base es una especie de naranja muy claro y es la tercera mezcla que hice. Pinté y se acabó el color disponible.
Luego los bordes naranja, poniendo a prueba mi pulso y vista, con mucho miedo de manchar la base clara.
Después el filete negro, con miedo de arruinar el conjunto.
El resultado, analizado con el macro de las fotos, es un poco triste, pero es el pulso y la vista que tengo.



Y como nunca, conseguí un proveedor de calcomanías que me ayudó con mucho profesionalismo y buena onda.
El resultado está a la vista, si hay algo que salva el resultado son esos benditos calcos.
De todos modos, si llegaron hasta acá, es que seguramente no se dieron cuenta de que el auto no tiene asientos ni volante.



Último párrafo para pedir disculpas por las fotos oscuras.
Juro que hice la sesión al rayo partido del sol matinal pero resguardado tras un alero para no sobre exponer las tomas.
Igualmente salieron para el culo.








That's All Folks!





Gaucho Man
el anonadado






16 comentarios:

  1. Me tiene amargado a mí también el puñetero sol y las nubes, mismamente hoy he tenido que desechar un par de "sets" de fotos de dos modelos. Trabajo perdido!

    Lo que hiciste fue un trabajo de micos, es mucho pulso, sería como partir una nuez encima de un flan. Creo que puedes darte por satisfecho. Yo soy demasiado perro para estos trotes, tan solo pensarlo me da fatiga. Os admiro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un problema esas fucking rayitas.
      Admito el defecto, y en estos casos, te aseguro que lo valoro. Es la prueba de que está hecho a mano. Es una nota que lejos de arruinar el resultado, lo enaltece.
      Difícil de explicar el sentimiento.

      Eliminar
  2. Mire Don Gaucho...uno podría ser crítico y decir esto está mal,esto está horrible y esto safa,pero la realidad es q sabiendo q hace todo usted no me queda más q aplaudirlo!!

    Fernando....AUTONOMIA PARA LIMA

    ResponderEliminar
  3. Buen trabajo para eternisar a este efímero auto!

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata, de resguardarlo del olvido, reservar y cuidarle un lugar en la memoria.
      Algún día me lo van a reconocer.

      Eliminar
  4. Bonita recreación, una pena la pintura naranja y la negra del ribete inferior, por lo demás el conjunto es brillante, recreando a la perfeccion esa silueta tan bonita.
    Pero como dicen a veces se quiere más a los hijos menos perfectos.

    Aplauso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo de niño haber vistos trabajos como este, y te aseguro que me emocionaban.
      Me emocionaba ver los esfuerzos de la mano por representar letras o dibujos, a veces torpemente.
      Ahora sin darme cuenta estoy entrando en ese campo tan especial, siento una emoción difícil de explicar.

      Eliminar
  5. La miniatura está muy linda, solo encuentro el problema de la franja naranja con su borde en negro; pero no nos engañemos: solo se nota por el macro de la cámara, en la vitrina debe lucir espectacular.
    Te felicito por las ganas de recrear todo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. así es, al menos para nosotros los chicatos, en la mano se ve espectacular.
      algún día habría que quemar todas las cámaras fotográficas.

      Eliminar
  6. Excelente el modelo elegido para recrear. Tan sólo esos filetes bordeando el naranja que como dijiste, son imposibles de realizar a mano denotan su origen artesanal. Nunca pensaste en hacerlos tipo calcas y transferirlos también? En base a prueba y error, e imprimiendo sobre papel común podrías dar con el diseño justo para hacer los definitivos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pensé en pedir calco de rayita negra, pero las ruedas hubieran llevado mucho tiempo y esfuerzo de prueba y error, sobre todo considerando que yo no hago los calcos. No hubiera valido la pena.

      Eliminar
  7. Yo te felicito por el resultado, y ya desde el principio estaba reconociendo las Gaucho ruedas que por cierto le quedaron al puro centavo..
    O sea que bien precisas

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es correcto, son legítimas ruedas gauchas.
      Como ves, sigo sacando provecho de esas ruedas.
      Como dato, te comento que las hice hace cuatro años y en ese momento me costaron casi 500 dólares (ruedas como para 200 autitos). Fue mucha plata de golpe pero como ves, las estoy usando a conciencia!

      Eliminar
  8. Ma-ra-vi-llo-so !!! Yo creo que si no fuera por esas imposibles lineas negras, nadie podria decir que es artesanal, asi que bienvenido sea el "defectito". Me dejo sin palabras. una hermosura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! A esta altura, ya tengo asumido que esas fallas son mi marca personal, precisamente lo que distingue mi trabajo de un producto industrial, por lo tanto, bienvenidos sean mis errores!

      Eliminar