viernes, 28 de marzo de 2014

lamborghini jalpa - minichamps 1/43



En los principios de los setentas Ferrari presentaba su 308GT4, que era toda una Ferrari, pero con cuatro asientos.
Para no ser menos, Lamborghini presentó el Urraco P250, también de cuatro plazas (ven foto acá abajo).
Hay que admitir que ambos diseños están muy bien logrados, sobre todo teniendo en cuenta su contenida eslora.



El Urraco se fabricó hasta 1979, pero en el interin, Lamborghini estuvo experimentando con un biplaza targa sobre la misma base.
Primero fue un modelo llamado Silhouette que era casi un concept, y luego el Jalpa, que era una evolución de este mismo concepto.
Ahora veamos al Jalpa, verán que la silueta es muy similar, sobre todo en los paneles de puerta que no mienten..



Mi opinión es que Lamborghini hizo autos maravillosos como el Miura y el Countach pero en lgún  momento perdió el rumbo y empezó a llenar sus autos de artificios aerodinámicos de dudoso gusto, y lo que es peor, de dudosa calidad.
Por ejemplo el Countach 25 Anniversary era una caricatura del Countach original, parecía una vedette sexagenaria mostrando sus cirugías estéticas con orgullo irreverente.



Con el Jalpa sucede algo similar: un diseño puro, equilibrado, en estado natural, arruinado con mil apéndices plásticos que en algún momento le dan un toque más racing, pero mirando de cerca, parece el trabajo de un tuneador barato y trasnochado.



Resumiendo:
Lo lindo del Jalpa es la parte original que dibujó Bertone con muy buen gusto e intención.
Con tantas líneas rectas y planos, el coche parece una nave espacial de Star Wars, sobre todo si lo hacen en color claro.
Lo malo del Jalpa son todos los aditamentos plásticos que lo hacen parecer improvisado y berreta.



Lamentablemente el modelo de Minichamps reproduce esta situación a la perfección.















El interior es cosa seria, el color claro le agrega visibilidad que permite apreciar la profusión de detalles, sobre todo en el tablero y paneles de puertas,



Lo demás se ve en las fotos: una pintura finísima que resalta cada pliegue, cada plano y muchos insertos negros, de acuerdo a lo que se estilaba en esos años setentosos.



That's all Folks!

Gaucho Man
el polifacético


viernes, 21 de marzo de 2014

bentley continental s1 - oxford 1/43


El tipo puso las cartas sobre el terciopelo verde y dijo, mirando a Perkins con sonrisa de escualo, "Poker de reyes" y agregó desafiante "perdió, con qué va a pagar?". 
Sin pestañear, Perkins metió la mano en el bolsillo de su saco negro, tomó un llavero con una B de plata y lo puso sobre la mesa.
Afuera estaba fresco y era tarde en la noche, lo esperaba una larga caminata.




La linea es ágil como si fuera uno de los primeros Aston Martin DB pero extrapolado a su máxima expresión.



El auto termina con una cola convencional, al menos para lo que se estilaba en esos años, pero los guardabarros van más allá y prolongan la zaga con mucho glamour (o debería decir dinamismo).



Por delante el diseño hace ostentación de estilo.
Uno mira esa parrilla rectilínea y es como enfrentar un partenón, pero cromado.
Las luces son extremadamente serias, pero son fieles al estilo inglés.


Notar que tiene farloes adicionales, unos tímidos buscahuellas que hoy pasan desapercibidos,
pero en esos años eran toda una declaración de intenciones deportivas.


También tiene unas tímidas luces de giro que el fabricante Oxford se preocupó por moldear pero no por pintar.
Una lástima, hubiera sido una nota de color para balancear tanto gris y cromado.

Hermoso el prolongado capot, sugiere mucha potencia o al menos un motor largo.
A destacar los limpiaparabrisas cromados.
También se ve el espejo retrovisor interno.


Esta foto muestra los picaportes de las puertas laterales  la manija del baúl y los paragolpes traseros, toas piezas insertas y con mucho cromado.
Es lindo ver cromados reales en vez de toques de pintura color aluminio.


- Mylord, otra vez se quedó el Bentley.
La taza de te humeaba sobre la mesa de nogal.
- Otra vez? Qué extraño, tan bien que anduvo la última vez que salimos
- Recuerde Mylord que no es la primera vez que falla, ya había tenido problemas de electricidad,- respondió Perkins imperturbable.
-Y qué hizo Usted?
El hombre tomo la taza y bebió un sorbo corto primero y luego se la terminó de un saque.
-Lo dejé en el camino, ni siquiera me molesté en sacarle las llaves, si de todos modos no arrancaba. Inerte como una roca.
El noble ingles no salia de su sorpresa.
-No hubiera sido conveniente llevarlo al mecánico?
Perkins respondió terminante.
-De ninguna manera. Sólo imagine Milord que el auto fallara cuando Usted fuera como pasajero. No quiero imaginarlo!
-Es verdad Perkins, hizo bien en dejarlo tirado. Sirvame una taza más de te, por favor.




Gaucho Man
el ínclito



sábado, 15 de marzo de 2014

bmw 327 - detail cars 1/43



Pese al arquetipo del cocoliche latino europeo, después de trabajar más de diez años con italianos, aprendí a respetarlos y admirarlos.
Es que son cosa seria y hacen las cosas con mucho estilo.
Y cuando de mecánica se trata, cultivan una gran pasión por el producto.


La excelencia del técnico italiano está demostrada por nombres como Lampredi, Colombo, Ducati. Bizzarrini, Maserati, o Benelli.
Hablando de diseño resuentan Bertone, Pininfarina, Vignale o Giugiaro.


La genialidad que se aprecia en estos dos rubros, también se percibe en el rubro de los autitos a escala, sobre todo en los modelos más viejitos, creados en años que no había tanto diseño asistido por computadora.
Rio, Brumm, Model Best, Dugu son pruebas palpables de este buen hacer peninsular que mezcla arte e ingeniería.


Hoy les quiero hablar de Detail Cars, otra marca italiana de pura cepa.
Una marca que no escatima partes aperturables.
Pensemos que las aperturas de un modelo son una complicación que no sólo implica una mayor complejidad de matriceria.
También significa mayor recurso de armado, embalaje y calidad.
Y también comprar la complicidad del coleccionista para que ignore las franquicias de las aperturas.
No es poca cosa.


Otro aspecto señalable es que no se limitaban a producir modelos italianos.
Entre otros recuerdo Mercedes Benz, Porsches, Corvettes, VW, Jaguars y BMWs.
Es curioso porque las marcas italianas generalmente se dedican en forma exclusiva a replicar modelos locales, lo cual es lógico dado que tienen una de las más ricas tradiciones automovilísticas del mundo.


El fenómeno de hoy es precisamente un BMW de los viejos tiempos.
Estimo que el modelo tiene al menos veiinte años, toda una ancianidad en estos tiempos tan acelerados que nos toca vivir.


Este ejemplar no tiene aperturabilidades pero no las necesita.
La combinacion de colores le da mucha sobriedad.
Las lineas barrocas, plenas de curvas y planos convexos, son un derroche de glamour.


Hay que decir que pese a la ancianidad, el modelo destila vigencia en cada uno de sus detalles.
"Esmero" es la palabra que resuena luego de pasear la vista por los cromados o la cantidad de insertos que tiene el modelo.
A señalar el espejo interior, ubicado sobre el torpedo.


That's All Folks!



Gaucho Man
el obtuso






***   PROXIMAMENTE    ***

NO SE PIERDAN!!!

EL REGRESO DE PERKINS (TM)
















jueves, 13 de marzo de 2014

rescate emotivo: estacion 8

Descubrí este fenómeno ruso mientras hacía mis habitales prácticas de alpedismo en el Google Earth (tm).


Lamentablemente, hay poca información (se ve que ni siquiera los rusos sabían que existía semejante cosa) y la poca que hay, está escrita en caracteres cirílicos.

Махачкалинский Форт Бояр (8 фотографий), photo:2

Lo poco que pude aprender fue gracias a las traducciones by Google Translator (tm).



Adentrándonos en el tema, en la internet se la conoce como "Taller 8" y se la define como una estación de pruebas en el mar.



Estaba ubicada en el Mar Caspio, a unos 2700 metros de la costa.

Махачкалинский Форт Бояр (8 фотографий), photo:5

Fue construida entre junio de 1934 y 1936 y puesta en servicio en 1939, funcionando hasta 1960.
 
 Махачкалинский Форт Бояр (8 фотографий), photo:6

Aparamentemente se utilizó para hacer pruebas con armamento acuático, supongo que hablaban de torpedos.

Las instalaciones cubrían más de 5100 metros cuadrados, incluían comedores, un hotel, una biblioteca y hasta canchas de baloncesto o voleibol.
La torre de observación tiene una altura de 42 metrosy por lo que entendí, había un ascensor para el acceso a la parte superior.

 

Es una lástima que semejante edificio, construído con muchos recursos y tecnología, ahora esté oxidado y abandonado.

Махачкалинский Форт Бояр (8 фотографий), photo:4

Nos vamos? hay que remar 2700 metros...

Махачкалинский Форт Бояр (8 фотографий), photo:8

That's All Folks!




Gaucho Man
el ruso




fuentes:
http://shcolin.ru/personalnaya-informaciya/8-cex-g-kaspijska-istoriya-ispytatelnoj-stancii-v-more.html
http://arslaz.livejournal.com/2644.html

viernes, 7 de marzo de 2014

rescate emotivo: dellepiane coupe


La Maserati Monofaro fue un modelo de carrera fabricado originariamente en Italia allá por los años cuarentas.


Tiempo después, en 1980, el Señor Michael Dellepiane decide construir cinco réplicas de Monofaro, y aparentemente no le fue mal.


Dos años después, el hermano Ito Dellepiane hace otra réplica más elaborada, con suspensión independiente, frenos a disco en las cuatro ruedas y cambios en la dirección.


La Monofaro réplica continuó produciéndose en forma artesanal abasteciendo a coleccionistas y gentlemen drivers.


En 2010, Ito  diseña una coupé inspirada en una variante de la Monofaro que Maserati construyó  para Gigi Villoresi, que corrió en la Mille Miglia en 1947.

 

Nicolás, el hijo de Ito que también tenia experiencia en construcción artesanal de autos clásicos, montó un taller en Punta del Este, para construir esta coupé que Ito había diseñado.


Y acá empieza lo que quería contarles.

Gaucho Man
El pajuerano

sábado, 1 de marzo de 2014

porsche 356 - gaucho models 1/43

El cómico español Gila tenia un chascarrillo más o menos así: 

una pareja por la calle, paseando su hijito.
Se encuentran con una mujer que les comenta "qué bebe feo!" 
y el padre responde "eso no es nada; y los que tiramos!".

No estoy diciendo que haya que tirar a los bebes feos, estoy diciendo que quizás debí tirar a este autito.
Pero ya sabemos que para un padre no hay hijo feo.



Y volviendo al autito, antes de exaltar sus deformidades, los invito a conocer la historia por detrás del fenómeno, quizás le perdonen la vida como yo vengo haciendo desde hace tiempo.



Ubiquense en los primeros 1990s, un Gaucho Man que no llegaba a las tres décadas, con muchas ganas de coleccionar autitos, pero sin un peso.
En efecto, por cuestiones de economía nacional o personal, los autitos eran inaccesibles, al menos para el joven Gaucho.
La única alternativa era tratar de hacerlos él mismo aunque en ese momento no tenia ni idea de cómo era un automóvil o cómo reproducirlo y -lo peor de todo- tampoco había información disponible.
Piensen que para recrear un coche a escala se necesitan fotos y medidas.
Y sin internet, revistas con fotos feas en blanco y negro, o libros que resultaban tan inalcanzables como los mismos autitos.



Para empeorar las cosas, el joven Gaucho estaba entusiasmado con el Porsche 356 que le resultaba terriblemente esquivo.
Piénsenlo en ustedes mismos, hace veinte años: cuántos de ustedes sabían que existiera el 356 ?
Inexplicablemente, nuestro Gaucho consiguió alguna data, y tras mucha transpiración y cero inspiración salió el primer intento serio de hacer un modelo existente a escala 1/43.

 

Otros factores que condicionaron el precario aspecto de mi primogénito fueron mi desconocimiento de las técnicas necesarias para fabricar un modelo y la total falta de herramientas.
Trabajaba la madera balsa con un cuchillito y lijaba con lo que hubiera a mano.
Ni sabia que existieran cosas tan sofisticadas y modernas como el enduido o el fondo para madera.

Sepan disculpar las falencias del joven Gaucho Man que fui en esos años tempranos.

 

Y por favor no se rían de mi humilde cuasimodo.
Es lo mejor que pude hacer en esos años de escasez.
Pese a su tosco aspecto, les aseguro que brillaba en mi incipiente colección de Bburagos.

 

Las ruedas están tomadas de un pull-back chino, tampoco que no fue fácil conseguir ruedas "normales" como para este modelo.

Desde algunos ángulos se ve más parecido al auto del ratón Mickey que a un Porsche.
Y si uno lo mira fijo, hasta descubre cierta simpatía en sus facciones maderosas.
Es por eso que jamás tuve la valentía para reventarlo de un martillazo.
No se puede matar a alguien que te mira a los ojos.

That's All Folks!


Gaucho Man
el insurgente