sábado, 24 de agosto de 2019

gaucho trabajando





Y MAÑANA SERÁN AUTITOS


Cada tanto reúno la tropa para pasar revista, analizar en qué está cada uno y qué tanto interés me despierta cada uno.

De este modo voy eligiendo cuál es el próximo en la lista.



Esta vez fui un poco más lejos: tomando proyectos congelados en una caja de esas que se abre cada diez años o más.
Las fotos son oscuras porque todo esto ocurre en horario nocturno y apenas alumbrado por mi luz de trabajo.



De todos modos, pasamos lista.

Jeep IKA chasis largo.
Este es uno de nuestros viejos engendros, y puedo asegurar que tiene casi veinte años guardado en una caja.
La trompa es metálica y tomada de un Jeep de Bburago, el resto es todo madera balsa.
Habría que hacer una base y un interior, si hasta creo que le tengo ruedas reservadas.




Zunder
Este es más conocido.
Venía demorado por un accidente de taller que le reventó una esquina atrás y ahora debo retocarle el perfil de los guardabarros.




Vicking
Esta es (casi) una novedad en este blog.
Para el que tenga dudas sobre la genealogía de este auto, les dejo el link del auto y del estudio para poder hacerlo.




Torino
Este es un patito feo que empecé y nunca me animé a terminar.
Sobre la marcha me disgustó el resultado que perfilaba y pasó a la caja.
Ahora lo saqué a la luz para tratar de mejorarlo, veremos!




Berta
Este es un trabajo en cartón que hizo mi hijo cuando tenía once o doce años.
Luego se le pasó el entusiasmo y cuatro o cinco años después decidí terminarlo.
De momento ya le emprolijé la apertura del motor, la trompa y le hice la salida de aire del capot y una toma de aire NACA en un costado.
Veremos.




Gentile Chevrolet
Este es un inédito que no existe en 1/43.
Yo había dicho que no haría autos con techo pero me lancé a hacer este modelo, esperemos que no salga mal.




Gentile Chevrolet spider
Y si sale mal con techo, también estoy haciendo el mismo modelo sin techo.
En realidad, si bien es el mismo modelo, se ve muy distinto.




SETENTA BALCONES Y NINGUNA FLOR


Son siete modelos!
Ni siquiera yo mismo podría decir cuánto trabajo hay atrás de cada carrocería.

Cada uno tiene su historia, el objetivo que tenía en su momento, el trabajo con sus métodos particulares, algunos que ya no uso (por ejemplo el Berta de mi hijo en cartón, un material que ya no uso), y el motivo por el cual quedó en la lista de espera.

Pero hay que terminarlos, por mi aunque ahora venga la parte que menos me atrae del trabajo (interiores, pintura, transparentes y detalles de terminación).

Justamente el propósito de este post es juntar todo y tomar el compromiso delante de ustedes y obligarme a terminar al menos uno.
Será Justicia!



That's All Folks!



Gaucho Man
el absorto






jueves, 15 de agosto de 2019

liebre iii aranzana - gaucho models





EL HOMBRE DEL AUTO AMARILLO

Hace unos días hablábamos del Señor Evaristo Aranzana
Si miran en el blog de Chelco van a ver que el hombre inició su carrera (nunca mejor empleada la expresión) con un Torino.
Luego del Torino, compró una Liebre III , después un Formisano con motor Tornado  (recuerden el auto amarillo que vimos hace unos días) y finalmente un Vounta (que no hice ni creo que haga).



Cuenta la leyenda que esa Liebre III que compró Aranzana estaba preparada para TC y para correr en SP hubo que hacer algunas modificaciones.




EL AUTO AMARILLO

Me sentí especialmente motivado cuando vi una foto de la Liebre amarilla que me hizo entender los cambios hechos para que un auto de TC corriera en SP.



Al menos en lo que se ve en la foto, el auto tenía suspensión más baja y ruedas más anchas.
Las ruedas más anchas y bajas quedaban fuera de la carrocería, lo cual estaba prohibido por reglamento.
Para subsanar el problema, esancharon los guardabarros de la Liebre con unas modestas pestañas de chapa.



Para completar la conversión, le agregaron un alerón trasero.
Había un recorte en el guardabarro delantero atrás de la rueda pero no me animé a cortar el metal para no complicarme haciendo algo "adentro" para que se viera desde afuera (un pedazo de motor, algo de chasis o lo que fuera).




EL AUTITO AMARILLO

Luego de hacer el Formisano, me sobraron algunos calcos y mucha pintura amarilla.
Tenía la foto motivadora y una Liebre extra que debí salir a buscar.



El proceso fue sencillo. Desarmado, esanchado de guardabarros, pintura, calcos y armado.
Los esanchados fueron hechos con papel debidamente endurecido con varias manos de pegamento.



Para los calcos, usé algunos que ya tenía y otros de un juego de calcos especiales para pintar Liebres Aranzanas.



Lo más cuestionable es el alerón trasero que quedó bastante fulero.
Por un lado, la pintura aluminio no es lo que era antes.
Por otro lado, el material resultó demasiado blando y quedó ligeramente doblada, si miran las fotos quizás lo puedan ver.



Lo demás fue ubicar las Gaucho Ruedas, esenciales para cualquier SP.
Tuve algún problema de pintura que sólo vi cuando procesaba las fotos pero a esta altura ya no me preocupa.



Pese a todo, quedé especialmente contento con el auto, realmente se ve cojonudo y más aguerrido que el original.






That's All Folks!




Gaucho Man
el abyecto






miércoles, 7 de agosto de 2019

alfa romeo tz - model best 1/43





CONTACTO EN LONDRES


- Le conseguí el Alfa, venga a verme- dijo la voz en el teléfono.
- Dónde lo encuentro? -pregunté desconcertado.
- Lobby del Park Plaza Hotel, después de la cena.



Perkins se desparramaba sobre un sillón, y me miraba con una mezcla de desprecio y desconfianza,. Me quedó claro que no le simpatizaban los argentinos.
Para ablandar la situación le busqué un tema común que abriera el diálogo.
- Lo manejó usted? -mi voz salió temblorosa.
Me miró como si considerara indigno de hablar con él.
Otra vez un silencio interminable mientras me atravesaba con la mirada, enfocando un punto más allá de mi cara, por detrás de mi nuca.
- Por supuesto. Era incómodo para meterse adentro pero una vez sentado, calzaba como un guante. En la pista andaba, -tomó su vaso de whisky con la mano y lo miró atentamente un instante; luego dio un breve sorbo y se quedó saboreando, después terminó la frase- andaba rápido.
Yo me quedé mirándolo en silencio.
- Nervioso como todos los Alfa, para correr había que llevarlo alto de vueltas, -agregó mientras se ponía de pie indicándome que la reunión había terminado.



Caminando hacia la puerta, Perkins puso una bolsita de papel en mis manos, casi con disimulo.
- Después me paga, usted sabe - me dijo clavándome la mirada- y recuerde que yo no estuve aquí, yo no lo conozco ni le di nada.




De regreso en mi hotel, a puertas cerradas, abrí el paquetito que me entregara y saqué el autito rojo.
Perkins tenía razón, es muy pequeño. En la web encontré una foto donde se ve el espacio que ocupa un hombre en el cockpit y la puse en comparación con una Liebre, más o menos contemporánea y más o menos en la misma escala, la comparación es elocuente.



Siendo tan chiquito, no es de extrañar que anduviera fuerte.


A SOLAS CON EL AUTITO



Es tan chiquito que puede pasar por 1/64.
Sin embargo, se ve completito, vamos por adelante.



El frente está presidido por las dos luces principales, con sendas tulipas de porte macizo, que crean un desagradable efecto óptico.
Más abajo se ve la parrilla con bordes superiores cromados y en el centro el biscione, todo en vistosos cromados,
y por si quedaran dudas, el cuadro se completa con dos luces adicionales que en este modelo vienen cubiertas de negro.




Más atrás siguen los dos retrovisores cromados y los limpiaparabrisas negros.
La palanca de cambios y el freno de mano también son cromados,
El resto del cockpit está en color negro y no se ve demasiado.
No se aprecian en la foto, pero a los costados también hay unos ganchos para el capot en plástico negro.

Las ruedas se ven muy adecuadas y bien logradas.



Por la luneta trasera asoma una rueda de auxilio exactamente igual a las otras cuatro que equipa el modelo.




La cola trunca está pintada de negro.
El negro resalta las luces traseras pero no demasiado.



No soy de fijarme en los bajos, pero en este caso les pondero el escape tan voluntarioso como cromado. Por mi se hubieran ahorrado el gasto, creo que no hacía falta.



Se ve que es un diseño verdaderamente icónico y que varios fabricantes salieron corriendo a replicarlo.
Buscando en los blogs de Antonio, Diego y Juan encontré que el autito también está replicado por MetroIxo e Ixo de carrera, respectivamente.

Comparando los modelos, se ven ligeramente distintos en rasgos generales y también en pequeños detalles como la toma de aire sobre el capot o las tulipas transparentes.
En defensa de los fabricantes de autitos debemos admitir que estos modelos se construían manualmente en pequeñas series, por lo cual no es de sorprenderse que hubiera diferencias entre uno y otro ejemplar.



Es un lindo modelo, infaltable en cualquier colección de Alfas.

Perkins tenía razón.


That's All Folks!



Gaucho Man
el renuente