lunes, 30 de abril de 2012

rescate emotivo: neumann-neander fahrmaschine



Corrían los felices años 30 cuando el señor Ernst Neumann-Neander diseñó este vehículo híbrido a medio camino entre el automóvil y la motocicleta.
En tal sentido lo llamó máquina de manejar (Fahrmaschine).

Imagen

El motor es un JAP bicilíndrico de 1100 cc y 55 hp.
Piensen que un aparato tan chiquito, con tanta potencia debió andar rápido.
Además del novedoso concepto general, la Fahrsmaschine aportaba innovaciones como los relojes incorporados en el volante.

Imagen

La idea inicial había hacer un vehículo de bajo costo que fuera accesible a las masas pero lamentablemente este engendro no era barato para producir.

Imagen

Les comparto fotos del único bicho de estos que se conserva en estado original.
Estas instantáneas fueron tomadas en el "Motorevival im Stadtpark 2009" de Hamburgo.

Había varias otras versiones, con distintos motores y de cuatro o tres ruedas.
La versión triciclo tenía una compleja suspensión articulada, también adelantada a su época.
Miren estas fotos de un ejemplar de tres ruedas, atesorado en un museo.

Imagen

Imagen

En esta foto se adivina un concepto muy similar al de los triciclos Morgan.

Imagen

Espero que les hayan gustado estos simpáticos engendros.
A mi sí, mucho.

Gaucho Man
el insípido

viernes, 27 de abril de 2012

ford falcon futura 1973 - mileto 1/43

A esta altura hablar del Falcon como fenómeno argentino es reiterativo.
No creo que queden aspectos por mencionar de la epopeya de este auto por las pampas vernáculas.
La permanencia, el fanatismo popular, los años infames de falcons verdes, los taxis, el TC, etc.
De todos modos yo quiero hacer un comentario de mi cosecha.



En 1973 yo tenía diez años y empezaba a entender los autos, a gustar de ellos.
Este modelo fue uno de los primeros que juntaba los cromados yankis con las luces cuadradas que se venían imponendo por el lado europeo.
La trompa con cuatro faroles, cada uno con su marco cuadrado, con cromados hasta en la parte trasera.
El techo negro resaltaba todos los cromados de colizas, vierteaguas y parantes.
Para mi fue toda una novedad que quedó marcada a fuego en mis retinas.



Hay algo raro con este modelo de Falcon en particular.
Pese a la gran cantidad vendida, no es un auto que hoy se vea en la calle.
Ya sé que el Plan Canje dió cuenta de muchos autos viejos,
pero el caso es que se ven por la calle Falcons anteriores, viejos sesentosos,
pero pocos 1973/74.
Será que no se vendieron tantos?
Será que la chapa era muy ordinaria y los autos palmaron?



Para entender mejor la reproducción, nada mejor que compararla con un par de viejas publicidades, así de paso nos ponemos un poco melancólicos.



Sigamos con el modelo a escala.
Obviamente, sabemos que es un modelo artesanal,
y que seguramente da para un largo debate sobre relación precio/producto,
aspectos de terminación y un largo etcétera.



Yo estoy muy feliz.
Miremos una rueda:



El macro aplicado sobre la rueda desnuda cierta imperfección,
pero les aseguro que con el modelo en la mano ni se nota.



Como dice Tormentor "una aérea para despedirnos".



Espero que les haya gustado tanto como a mi,
o por lo menos, más que a Mauro.



That´s All Folks!



Gaucho Man
el avanzado






lunes, 23 de abril de 2012

mercedes benz 770 hitler - rio 1/43

Se trata de un viejo dinosaurio en todo el sentido de la palabra.
Viejo porque el modelo tiene más de 14 años (una eternidad en este mundo de maquetas y gente joven) y porque el modelo reproducido también es viejo.



Cuando lo vi por primera vez, estaba totalmente fuera de mi alcance.
Con mi pragmatistmo de modelista decidì hacer uno a mano.
Como no tenìa informaciòn y en esa època no tenìa acceso a internet (a decir verdad casi no existìa), mandè una carta a Mercedes Benz explicando mis intenciones de hacer una maqueta y pidiendo fotos y/o planos.
Me respondieron que tenìan todo el material disponible y que me lo mandaban si les hacìa una transferencia de 500 marcos o algo asì, ademàs de firmar un acuerdo de royalties que debìa pagarles por cada modelo que vendía.
No los mandè a la mierda porque no sabìa cómo se decía mierda en alemán.
Poco tiempo después pude acceder al modelo en cuestión.



El vehículo real, tiene mala fama por haber transportado a Hitler, pasajero infame, si los hubo.
Pero el autito no tiene la culpa de este pasado vergonzoso, por lo tanto, sigamos adelante.



El modelo es de la colecciòn Rio, italiana y lo compré en un negocio de Capital.
Quizá sea una mala interpretaciòn de la escala 1/43, pero la verdad es que el modelo es masivo, imponente.



Miren el frontal recargado, con la banderitas y luces auxiliares.
Los soportes del paragolpes y la doble rueda de auxilio.



Cada rueda viene en su "estuche".



Míren ese frontal con 5 luces, todas con marco de plástico cromado y plástico transparente haciendo de reflector.
Imagínense esta visión en el espejo retrovisor.



El interior no es muy detallado, sobre todo si lo comparamos con las maravillas actuales.
Se destacan los vidrios muy gruesos
(tengan presente que eran cristales blindados de espesor entre 5 y 7 centímetros).



Ya les dije que es largo, como un dinosaurio.



El auto tiene un par de sorpresas que hoy en día resultan muy novedosas, sobre todo en 1/43.
La primera es el capot detachable.
Se saca el capot y queda a la vista el block del motor de 8 cilindros en línea que también se ve desde abajo.



A un costado del motor se ve el caño de escape que sale del motor, pasa por un agujero del capot y luego corre por debajo del auto hasta atrás.
Tambièn se ve el eje del volante que va a la caja de dirección.



Acá viene la otra sorpresa.



El auto teníar suspensión independiente, el modelo también, y perfectamente operativa.
Miren las fotos del eje trasero y del delantero, cada uno con 2 resortes.



Los ejes están articulados de modo que una rueda puede subir y bajar comprimiendo su resorte mientras que la otra permanece fija (ya se que las fotos son un asco, pido disculpas).



En fin, espero que les haya gustado mi viejo dinosaurio.

Hoy en día el modelo sigue en el catálogo de Rio, aunque no tiene las banderitas nazis.

También hay otro fabricante que lo está preparando para lanzarlo este año,
es muy probable que lo vean muy pronto en un coleccionable a precio tentador.
Pero yo lo tuve primero,
y más caro.

Gaucho Man
el adyacente

viernes, 20 de abril de 2012

el especial de los viernes: torino parte 6 slot

No tengo pista de slot, no colecciono slot y no tenía por qué comprar un auto de slot.
Pero un Torino es un Torino.
Aunque sea de slot.

   

El color naranja es perfecto.
La silueta del Toro está bastante lograda.
Tuve que pintarle parte del zócalo de negro porque se veía un poco gordo.



La trompa está bastante esmerada, teniendo en cuenta que es un termoformado.



El interior es bastante pobre, prácticamente inexistente, por eso nunca me gustó el slot.



Pese al efecto adelgazante del zócalo negro, la cola quedó bastante pesada.
Y desde este triste ángulo, se ve que la cola es el peor aspecto del modelo.

   

Acá se ve la guía con escobillas, el motor y parte de la corona.
Todo virgen...
En las vacaciones estuve en un lugar con una pista en la que uno pagaba unos pesos y podía dar algunas vueltas.
Mi idea es ir otra vez pero llevando este auto.

Y dar unas vueltas en Torino.
Quise decir en mi propio Torino.
El sueño del pibe hecho realidad.

También tengo uno de la famosa Maraton de la Route.
Se trata de una auténtica reproducción del Nurburgring número 3.





Por un error del proveedor, el modelo vino sin motor (creyó que yo pedía modelo estático) y ahora me mandarán el motor y transmisión por correo, espero poder armarlo.

En cualquier caso, el tener dos modelos de origen y características similares, daba para un comparativo.
Como no tengo pista, y para el comparativo estático no es imprescindible el motor, vamos a las fotos ya mismo.



Como sabemos, el auto de slot tiene características que obedecen a su primaria condición de racer.



En estos modelos prima la función sobre el aspecto.



El peso por sobre la terminación.



Una de las cosas que nunca me convenció del todo en estos modelos, es el pobre detallado del interior.



Obviamente, en un modelo no estático, el motor ocupa lugar.



De todos modos, quiero señalar este Slot Rac que solucionó este aspecto con mucha elegancia.
El piloto tiene un busto con cabeza y brazos, pero también tiene una parte inferior, que le da cierta sensación de profundidad.
Y mucha elegancia en las plazas traseras.



Antes que disparen las opiniones, recuerden que un análisis completo incluiría una prueba en circuito.
Sólo así podremos estar seguros de cuál es el mejor.




That´s All Folks!



Gaucho Man
el inoperante


lunes, 16 de abril de 2012

bonus track: alfa romeo carabo - spark 1/43


Ultimamente estoy comprando tan pocos modelos que ya casi he perdido la gimnasia de postear.
Hoy le toca a este ejemplar, y les aseguro que no es fácil.
Es que es un modelo que ya conocen hasta el hartazgo.
Seguramente recuerdan al Especial de Alfa Carabo oportunamente posteado.



El Carabo es viejo conocido de todos.
Lo conocen de la miniatura de Matchbox, de Aguti, quizá alguno tuvo el de Corgi o el de Hot Wheels.
O unos pocos, de Solido.
Mejor hablemos del auto real.



Por lo que veo el modelo fue desarrollado por Marcello Gandini entre 1968 y 1970.
Hay un dossier muy interesante sobre el Señor Gandini en el blog de mi amigo Xavi, vayan que vale la pena.
El nombre Carabo deriva de un tipo de escarabajo, cuyas alas se pliegan como las puertas tijera del auto.
De ahí el color verde naranja luminiscente, que imita los colores del coleóptero.



Se construyó un sólo prototipo sobre el chasis del Alfa Romeo 33 Stradale.
Posee un motor V8 de 1.995 cc con 230 CV a 8800 rpm, con el que consiguió alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h, y con el que era capaz de acelerar de 0 a 100 en sólo 6,5 segundos.
La caja de cambios es manual con 6 velocidades.



A mi lo que más me gusta es su línea afilada, con la trompa en cuña y el parabrisas en el mismo plano que la trompa.
Estas formas afiladas, con muchos planos y una altura de apenas 99cm le dan al auto un aire futurista, aún hoy a 40 años de su creación.





Suframos el comparativo obligatorio con el modelo Solido.



El Solido se ve un poco más pequeño.


Si bien la pintura del francés se ve más laqueada, la de Spark se ve más reluciente.
Obviamente los años de tecnología y desarrollo marcan la diferencia.



Las ruedas de Spark también marcan diferencia.



And the winner is:

Imagen

Elegimos a este argento ejemplar by Aguti, foto de Toro 380W.
Fuerte ese aplauso!


Gaucho Man
el absorbente