sábado, 31 de agosto de 2013

la increíble historia del carrier envaselinado

Allá por 1982 me tocó hacer el servicio militar en el Regimiento de Infantería Mecanizada 24 sito en Rio Gallegos, muy al sur de nuestro país.
Como todos saben, no fue un buen año, sobre todo para los que tuvieron la dudosa suerte de ir a las islas, muchos de los cuales no pudieron regresar a sus casas.



Les quiero compartir una anécdota de los primeros días de ese triste abril.
Los argentinos ya habían tomado las islas y los ingleses mandaban la flota a todo vapor para reconquistar la posición. Mientras, nuestro regimiento esperaba instrucciones sin que nadie supiera exactamente qué estaba pasando.
Sin ninguna orden explícita, lo único que se podía hacer era estar preparado (o "alistado" como dicen los militares). Todos con equipo, armamento y munición distribuidos.

En mi sección teníamos un Carrier M113 que es algo así como una caja de zapatos de acero con orugas.
En esos días de indefinición, en que no había nada que hacer, nos mandaban mañana y tarde "a hacer orden interno en el Carrier", lo que significaba limpiar y ordenar.
Era inútil explicar a los superiores que después de varias manos de limpieza, el Carrier estaba más limpio que un auto en venta. Es que no les interesaba la limpieza del blindado; sólo nos querían sacar del medio para no vernos sin hacer nada.
Para nosotros era la posibilidad de "fatearnos" (escaparnos, escondernos en la jerga colimba) un rato. Entre las muchas cajas de municiones que atesoraba el Carrier, había una caja con calentador de campaña y todos los implementos necesarios para hacer mate, café y/o té, además de un juego de naipes y hasta una radio portátil. Hemos dormido gloriosas siestas en esas largas tardes de orden interno de vehículo.



La historia comienza una tarde con la orden repetida y cumplida hasta el cansancio "Limpiar el Carrier". Aclaremos que la orden debía interpretarse como "consigan elementos necesarios y limpien el Carrier".
Para la limpieza hacía falta un trapo o estopa con agua. El agua se conseguía fácilmente, pero la estopa o el trapo eran materiales estratégicos difíciles de conseguir en tiempos de guerra.
Pedir elementos de trabajo a nuestro suboficial era impensable, los soldados debíamos aportar soluciones, no problemas.
La solución era buscar en el campo o robar cualquier trapo, media o calzón viejo que pudiera servir al efecto.

El Carrier estaba pintado con pintura especial marrón-verde con acabado mate, para facilitar el camouflage. Cualquier brillo, por tenue que fuera, podía delatar la presencia del blindado a los ojos de un observador aéreo.
Acá les muestro una foto de la web, el nuestro era más marrón y verde.



Ese día nuestro compañero Manuel Villa había encontrado una lata llena de estopa "toda blanca, limpita". Muy contento por el hallazgo se puso a repasar uno de los laterales del Carrier.
Pero Oh sorpresa! el acabado mate de la pintura brillaba como si fuera un cero kilómetro recién salido de la agencia.
Analicé la estopa y me quedé petrificado: estaba impregnada en vaselina (la vaselina sólida se usa para limpiar y preservar el armamento).
Tratamos de limpiar la mancha de vaselina pero con nuestros trapos mugrosos y un poco de agua apenas conseguimos extenderla más.
Era muy evidente que la mancha del lateral brillaba demasiado, mucho más que el resto del vehículo. Y qué hacer?
Dado que no podíamos sacar el brillo, decidimos por lo menos evitar el contraste.
Primero limpiamos todo el lateral, pero el contraste entre el lateral y el resto del blindado era evidente.
El plan B fue limpiar todo el Carrier con la estopa envaselinada.

El blindado quedó hecho una pinturita, sobre todo estacionado al lado de los otros Carriers de la compañía.

     en la extrema derecha, con gorra, el gaucho que fui a los 19 años

Hoy la anécdota suena graciosa o quizás demasiado inocente.
Pero piensen que estábamos malogrando armamento, propiedad del ejercito, en tiempo de guerra.
No era una falta menor, y lo menos que nos podían dar era calabozo.

Afortunadamente, justo ese día el oficial de la sección decidió que no tenia ganas de pasar revista al orden interno de los blindados.
Así termina mi historia.
Tengo algunas otras pero seguro son mas largas y aburridas, por ahora no los molesto más.

Gaucho Man
el veterano


lunes, 26 de agosto de 2013

el especial de los viernes: gaucho motos - parte dos

Vamos a sufrir la segunda parte del especial de motos.

Recordemos que estamos a fines de los setentas, no había importación y yo estaba al pedo pero no tenía un peso encima.
Otra marca que en esos días me arrancaba el cerebro era Bimota.





Para los no iniciados, Bimota es (o al menos lo era) una marca italiana que armaba motos sobre la base de un motor determinado.





Entonces hubo Suzuki Bimota, Kawasaki Bimota y un largo etcétera.
Los cuadros de las Bimota de esos años se caracterizaban por abrazar el motor por los costados, no por arriba y abajo como las motos normales.



El resultado era una moto sumamente baja, como las de ahora.
Pero hace más de 30 años.



El siguiente paso fue imagunar cómo sería una moto con motor de tractor.



En las fotos no se nota pero cada escape sube por un múltiple para terminar en seis cilindros.


Otro factor condicionante era la falta de madera balsa.
La madera venía de Ecuador y en esos años no había importación.



Apenas tenía unos pedazos que trataba de estirar.
Aunque no tenía demasiadas herramientas ni las técnicas de trabajo que aprendí varios años después.


Estas motos con cuadro rojo quedaban muy lindas pero eran muy difíciles de hacer.
Como para volver a las fuentes, imaginé esta moto.
Piensen en un monocilíndrico de 350cc tipo Norton.
Algo sencillo y disfrutable.


Las ruedas son de la moto Honda de Matchbox.




Vean qué lindo el asientito trasero tan elevado y con respaldo.


Esta nunca fue terminada.
Pero miren qué lindo el motor.



Cuatro cilintdros en V, dos adelante y dos más atrás.
Cada bloque con su múltiple de escape.



El cuadro reducido a la mínima expresión casi como las motos de hoy.



Lástima esa fea carrocería de madera que jamás pude doblegar. 


Espero que les haya gustado este aspecto del nerd que fui alguna vez.

Gaucho Man
el ínclito





      ESPACIO PUBLICITARIO     


y no se olviden que


Gaucho Man trabaja a destajo en su próximo dossier!


Un Informe revelador con la más descarnada realidad que marcará un antes y un después en la historia de los blogs de die cast.

LAS MUJERES Y EL DIECAST

No se pierda esta fascinante investigación!
Un desgarrador informe, con fotos, estadísticas, fotos, testimonios, fotos!
No digan que no les avise!








jueves, 22 de agosto de 2013

fiat 600 - brumm 1/43

Para los que no saben, este blog responde a una iniciativa de Diecast Central.
Por más datos pueden darse una vueltita por Auto Galeria 1/18Auto Modellbaus y Lauburu43.
Algún día seremos como mil.


El título del mes es "un auto para espías".




Gaucho Man aprovecha esta oportunidad que le brinda Diecast Central para revelar el secreto más celosamente guardado en los últimos sesenta años.

Entrando en tema, uno lee "espía" y piensa en agentes secretos como James Bond, el personaje creado por Ian Fleming.
Pero lo que nadie sabe es quién fue la figura que inspiró a Fleming para crear al personaje 007.

Pensemos en la época: guerra fría, boom tecnológico, espionaje, contraespionaje y licencias para matar.
En este contexto era necesaria la intervención de un súper espía, equipado con armamento y tecnología de vanguardia, capaz de pasar desapercibido hasta dentro de un lavarropas (el famoso agente 13 no estaba del todo desacertado).
Ese fue el error de Fleming: un súper espía debe moverse en incógnito, no puede tener el glamour explícito que tenia 007.

Señores, hay que decirlo: el verdadero súper espía, el inspirador de Fleming, era argentino.

Sólo un argentino podía infiltrarse en cualquier lugar, pasando desapercibido, fingiendo personalidades, nacionalidades o profesiones que le eran extrañas, sólo un argentino sabría dosificar la exacta proporción de glamour y perfil bajo, codeándose con presidentes y dictadores o entremezclándose con estibadores del puerto, infiltrándose en el seno de la KGB o entre mafiosos de la shakuza, manteniendo la presencia y prestancia esenciales para este delicado y riesgoso metier, y reservando animo para seducir y fornicarse a las mujeres mas hermosas del mundo.

Y un súper espía sólo se desplazaría en un súper auto, equipado con sistemas de última generación.
Veamos el equipo del vehículo de nuestro espía:

  • Volante multifunción:


  • Asiento expulsable


  • Cañón multitubo con mira laser computarizada


  • Invisibilidad (acá una foto del coche invisible en su garage)
  •  Radar, gps, computadora,


  • Torpedo autodirigido


  • Paracaídas

 
  • Periscopio


  • Autonomía submarina (obvio! Sino para que queria el periscopio?)

Ahora imaginen todo este arsenal metido en un súper vehículo.


Lamentablemente, hay razones de estado que me impiden revelar más datos del super espía nacional.
De todos modos, ya conocen el auto, si lo ven por la calle, ya saben...


En cuanto al autito, obviamente es tan grande el secreto que no fue replicado por ningún fabricante, por lo que se tendrán que contentar con esta mala copia de Brumm.


Una cagada, por cierto.

 


That's All Folks !

Gaucho Man
el abominable





      ESPACIO PUBLICITARIO     


y no se olviden que


Gaucho Man trabaja a destajo en su próximo dossier!


Un Informe revelador con la más descarnada realidad que marcará un antes y un después en la historia de los blogs de die cast.

LAS MUJERES Y EL DIECAST

No se pierda esta fascinante investigación!
Un desgarrador informe, con fotos, estadísticas, fotos, testimonios, fotos!
No digan que no les avise!








viernes, 16 de agosto de 2013

vidas ejemplares: el señor gerry anderson

GERRY ANDERSON: OTRO PROCER PARA RECORDAR

En los años sesenta, el Señor Gerry Anderson, se dedicaba a producir series televisivas con marionetas.
Los de mi generación fuimos sucesivamente bombardeados con el Fireball XL5 de un primitivo Capitán Marte, el narigón Mike Mercury y un feo Supercar que era avión y submarino al mismo tiempo, los insípidos e irreales Thunderbirds (acá traducidos como Rescate Internacional) y finalmente, el Capitán Escarlata allá por 1967.


Esta última serie, injustamente opacada por la organización de rescatistas de la familia Tracy, mostró una madurez inesperada en el plano técnico que permitió unas marionetas mucho más humanas y expresivas que todas las anteriores.
Mike Mercury o cualquier Thunderbird Tracy eran grotescos monigotes en comparación con las finas facciones de los oficiales de Spectrum.

Los medios mecánicos también marcaron un nuevo standard. Los aviones "Angels" (y las chicas pilotas!), los SPV y otros de los que ni supe el nombre, eran mucho más creíbles que los inexplicables y desabridos Thuderbirds.
En mi infancia agoté mi cerebro tratando de reproducir estos vehículos futuristas, obviamente sin ningún resultado.

Pero más allá de la excelencia técnica, había algo más interesante aún: la teatralidad de los escenarios que permitía un clima más natural y por momentos casi siniestro.
Miren esta escenografía y piensen que es un diorama de un metro por un metro, o menos aún.


También rescato unas escenas de ciudad que en su momento, vistas en blanco y negro, me partieron el cerebro.


A los que no vieron este capítulo les comento que ese camión llevaba una poderosa bomba; primeramente venia escoltado por un par de patrulleros pero luego los marcianos toman el control del camión, revientan a los patrulleros y finalmente esconden al camión en una playa de estacionamiento subterránea para que explote y destruya la ciudad.



Por favor miren la perfección y esmero de esa ciudad, los escaparates, carteles y otros detalles, con tomas en penumbra nocturna o luz de dia.



Para los argentinos, miren la arquitectura y diganme si no parece la zona del microcentro porteño, calle Paseo Colón frente al Sheraton.



Miren también el aspecto del camión, futurista para esos años setentosos.
Este camión venia a gran velocidad y doblaba las esquinas como si fuese un auto de rally, revoleando el acoplado para todos lados.



Este capítulo me entusiasmó para construir una ciudad en miniatura.
Un diorama citadino imposible para un pibe de nueve o diez años, que tuvo mi cerebro ocupado durante un par de temporadas.



Gerry Anderson falleció el 26 de diciembre de 2012, y yo recién me enteré el otro día cuando preparaba este modesto dossier.
Es una lástima, me hubiera gustado derramar una lágrima a tiempo por este genio que me disparó tanta inspiración en mis años niños.



Para los que quieran enterarse cómo termina la historia del camión con bomba les dejo el video::


Y para los que quieran saber más, hay un completisimo informe en la wikipedia y también tienen este link.



Gaucho Man
el subjuntivo






      ESPACIO PUBLICITARIO     

ya falta menos...

Gaucho Man trabaja a destajo en su próximo dossier!


Un Informe revelador con la más descarnada realidad que marcará un antes y un después en la historia de los blogs de die cast.

LAS MUJERES Y EL DIECAST

No se pierda esta fascinante investigación!
Un desgarrador informe, con fotos, estadísticas, fotos, testimonios, fotos!
No digan que no les avise!