jueves, 30 de julio de 2015

bonus track: viking, el auto fantasma





El principal motivo, sino el único, para llevar este blog tan aburrido como previsible, es la trascendencia.
Trascender más allá de mis vitrinas mezquinas, ocupar un espacio en los otros, y de ser posible, alguna vez servir de inspiración para algo que valga la pena.
Uno siempre busca ese efecto, aunque se contenta con menos y hasta se sorprende cuando descubre "una trascendencia" inesperada.

En tal sentido, tuve una grata sorpresa hace unos días, con un correo firmado por Américo S. que les resumo más abajo.
Pero primero los invito a recordar el sonado caso Viking, un auto fantasma del cual sólo se conoce un dibujo mal hecho que muestra una delantera obtusa y un magro perfil, en un conjunto netamente asimétrico. Si ya recordaron el Viking Gate, ahora pueden leer el correo que recibí:



"...leo con interés tu blog, por tu colección, tus eventuales rescates emotivos y, por qué no, por tus denodados esfuerzos en la construcción casera de modelos que no se consiguen en plaza.
Fue así que en una entrada antigua (la de la estafa del Viking) he notado cierto desafío por hacer un modelo en escala de ese coche que nunca existió y las dificultades por partir de un dibujo tan desproporcionado. Así que me prendió el bicho de la curiosidad e inventar tres vistas de ese auto guiándome por dicho dibujo y las tendencias de la época. Claramente se nota mi exceso de tiempo libre.
Así que usando como base un dibujo de 403 para el ancho y el entre ejes, fui haciendo un collage de autos (Siam Di Tella, Falcon, Ford Cortina, Rambler, entre otros) y más o menos le dí forma a algo medianamente decente."



Como pueden ver, el plano de Américo es una interesante composición que invita a una búsqueda e identificación de cada parte, les dejo el ejercicio.
Además aplaudo la trasera, totalmente novedosa y sorprendentemente coherente con el resto del diseño.
Un conjunto armónico que tranquilamente hubiera pasado por un auto de esos años.

No obstante, sin desmerecer el trabajo del amigo Américo, comparando el lateral con el dibujo "oficial" encontré algunas diferencias que traté de retocar con la ayuda del Paint Brush y de mi hijo que tiene mejor ojo que yo.

Acá el primer retoque para el parante trasero, ven que es más angosto en la base.



Luego hice el lateral más rectilíneo, minimizando la caída hacia abajo que tiene en el guardabarros trasero.
También le hice el capot más plano.
Aunque ahora parecía un Rover o un Triumph.
El Viking parecía estar cada vez más lejos.



Volví al dibujo oficial y vi que el problema era la cintura muy alta.
Bajé la cintura hasta ver un resultado casi irreal,
casi tan irreal como el Viking original.



En mi proceso no cambiélos dibujos de trompa ni de cola.
Por un lado me parecían muy adecuadas al Viking original.
Por otra parte, siempre me concentro en la vista lateral para trabajar.
Pero Américo fue más allá nuevamente y al leer este post, me mandó un nuevo plano con las vistas frontal y trasera "recortadas" para que de la altura que yo le bajé a la vista lateral.
Más arriba pueden observar el dibujo final.

Para despedirnos, y siguiendo un comentario del Cabo, Américo manda otro dibujo con las vistas del Viking y el 403 superpuestas, coincidiendo en escala pero no en altura.



En fin, tengo algunos meses de lista de espera y luego veré si empiezo.
Creo que un color azul oscuro le vendría bien.



Gaucho Man
el hereditario







jueves, 23 de julio de 2015

bburago - disección técnica dos






Siguiendo con la serie "Nuestros Queridos Bburagos", Gaucho Man revela intimidades insospechadas de los autitos italianos.

MI SECRETO ME CONDENA

Otra característica juguetosa es el sistema de armado.
Piensen que un juguete no puede tener piezas ingeribles, para lo cual, la construcción debe ser extremadamente sólida.
Esta necesidad deja afuera a la mayoría de los memorables productos de Lesney.
Para decirlo crudamente y de una vez: es casi imposible desarmar un Bburago por las buenas.





Hablando de los 1/43, generalmente constan de una carrocería metálica y una base plástica que en conjunto encierran una cantidad de piezas interiores, como todos los diecast que conocemos.
En un extremo de la carrocería hay un agujero oportuno que "engancha" la base, esto es un truco usado por muchos fabricantes.
Pero qué ponen para fijar el conjunto? tornillos? remaches? pegamento?
Nada de eso.



El secreto está en el sistema de fijación que tienen para asegurar la base a la carrocería.
Se trata de uno o dos clips plásticos que se insertan y traban a si mismos en forma muy ingeniosa.





Pero más ingenioso aún resulta la forma de disimular estos clips en placas porta matrículas, parrillas o paragolpes.







De este modo, el modelo queda cabalmente cerrado y con una agradable nota de color negro que suma al conjunto en forma de parrilla, paragolpes o spoiler, veamos algunos ejemplos:









Seguimos participando.



Gaucho Man
el intrínseco



jueves, 16 de julio de 2015

bburago - disección técnica uno






Queda claro que es diecast de bajo vuelo, con filosofía de juguete, aún en las escalas grandes.
Esta premisa juguetosa dio lugar a fenómenos colaterales que resultarían imperdonables en otros rubros más elitistas, por ejemplo las ruedas comunes para varios modelos.



DIGALO CON RUEDAS

En los viejos catálogos de 1/18, se van a encontrar las mismas ruedas en autos tan disimiles como un Gullwing, una Bugatti Atlantique, un Jaguar SS100 y un E-Type (por mencionar algunos).
Lo más probable es que compartieran también el mecanismo de dirección.



Recordemos que Bburago fue pionera en la escala 1/18 y en esos tiempos tempranos, estos modelos grandotes no eran objeto de colección en el sentido que hoy les damos.
Estos modelos eran más bien un adorno o una curiosidad para adultos aficionados, no coleccionistas.
Así el autito terminaba cubierto de tierra sobre un escritorio o en la repisa, entre un cuadro con una camiseta de fútbol autografiada y la figura 3D de Batman.
Quién se iba a fijar en las ruedas?



Obviamente este fenómeno de ruedas genéricas se repite en nuestra escala 1/43.
Eso nos pega de cerca a los coleccionistas.
Si en tiempos de Dinky las ruedas compartidas eran costumbre aceptada, después de los ochenta pasaron a ser un mal hábito.

La socialización de ruedas, trajo otro efecto colateral, veamos:
Si una rueda genérica que ya ha sido utilizada para Ferraris y Porsches, debe ser usada para un Clio. o un Escort,
cómo se dimensiona al pequeño utilitario para que le vayan esas mismas ruedas?
La respuesta es tan desagradable como la foto de abajo.



El resultado empeora si comparamos este Clio con un Corvette o un Porsche.
Porque no sólo quedan fuera de escala las ruedas, sino el autito completo.
Piensen que si el auto fuera realmente 1/43, quedaría como montado sobre cuatro rodillos injustificables.
Es decir que no sólo falsean la relación carrocería/rueda sino que mienten la escala propiamente dicha.
Y eso sí es imperdonable para los puristas de este exigente mundo coleccionista.



Cómo se creen que puede estar dimensionado este Land Rover que usa las mismas ruedas que la Ferrari de abajo?



Otro punto a criticar es que son ruedas feas.
Obviamente es cuestión de gustos.
El dibujo de cinco rayos es universal y casi agradable, pero lo verdaderamente horrible es la inexplicable llanta que sobre sale de la cubierta.
Eso mata cualquier modelo y ya no hay excusas.



Pero no se asusten, algo bueno le vamos a sacar a estos autitos.
Tienen que tener paciencia.



to be continued.



Gaucho Man
el adusto




viernes, 10 de julio de 2015

lamborghini countach - bburago 1/43





Uno de mis primeros 1/43, allá por 1993, fue un Lamborghini Countach colorado de Bburago.
Yo todavía no tenia idea de qué o cómo eran estos modelos, pero el precio reducido fue argumento suficiente para bajarle el martillo.
Recuerdo mi apuro para cerrar la operación, antes que el vendedor se diera cuenta de que estaba vendiendo un 1/43 casi al precio de un 1/64.



Quizás el modelo no tuviera tantos detalles como sería de esperar en un 1/43 pero la verdad es que ni me di cuenta.
Mi Countach anterior había sido un pull back de filiación desconocida, sin interior y vidrios oscuros. Definitivamente era un salto de calidad, aunque parezca difícil de creer.



Por otra parte, hoy en día, puesto al lado de un Countach de Minichamps, resiste la comparación, casi con dignidad.
Obviamente tiene menos detalles finos pero con aprueba el rubro cotas con discreta seguridad.



Sólo la altura desentona un poco, pero podemos culpar a las ruedas genéricas que calza el modelo.
Esos laterales parecen las murallas de un castillo.



Como detalle positivo podemos mencionar las tomas de aire con agujero, algo poco usual en el mundo del diecast.
También ostenta un pequeño toro rampante autoadhesivo en la delantera, un rasgo común de muchos Bburagos.



De las ruedas no vamos a hablar por ahora.



El capot trasero está hecho con la misma pieza plástica que resume el interior del auto.
Esta optimización de los componentes es otro rasgo común de Bburago.
Miren el coso negro ese que está entre las luces, ya volveremos sobre ese tema.



to be coninued



Gaucho Man
el indulgente




viernes, 3 de julio de 2015

sin internet era más difícil


Chevrolet Coupe de Luxe Cabrio 1951


SIN INTERNET ERA MAS DIFICIL

Hace unos días, el amigo Marinig soltó una pregunta disparadora "Cómo se hacía sin Internet? ".
Obviamente, un viejo lobo de mar como Marinig no esperaba respuestas porque el también navegó esos años huérfanos y sabe muy bien de lo que habla.
De todos modos, no se van a salvar de mi soporífera exposición.



Imaginen que quieren un modelo determinado, lo desean fervientemente.
Imaginen que no existe en el mercado, o que existe pero no tienen plata para comprarlo.
Imaginen que deciden hacerlo con sus propias manos.
Y acá empieza lo que iba a contarles.

Chevrolet Cuadrado de Peduzzi

Para construir algo desde cero hace falta información.
Medidas, como mínimo distancia entre ejes, largo y ancho.
Un plano o fotos que permitan entender las formas y hacer un buen dibujo.
O una foto milagrosa, tan bien sacada, que pueda usarse como plano (por ejemplo ésta de abajo).

Derossi 650

Ya vimos lo que hace falta, ahora repasemos mentalmente los medios disponibles en los años huérfanos:
Revistas con fotos, en su mayoría en blanco y negro.
Libros, aunque los libros sobre autos siempre fueron caros y/o difíciles de conseguir.
Si se trata de un modelo racing, crece la dificultad, ya que las fotos son en carrera, casi siempre desde el mismo ángulo.
La decoración es otro desafío, considerando que números y auspiciantes variaban de carrera en carrera.



(disculpen las fotos oscuras)



Con tanta malaria, el modelista debe improvisar formas, medidas y ángulos muertos.
La foto de abajo muestra un catalogo de Corgi y un trabajo que hice para descifrar las cotas ortogonales de un dibujo en perspectiva.
Miren las rayas por el piso para descifrar la distancia entre ejes.

Double Decker Bus

Cuando falla la foto hay que salir a hacer trabajo de campo.
Defino trabajo de campo a encontrarse un vehículo en la calle y tomarle medidas apurado y como se pueda.



Luego, en casa, se hacía un plano, cruzando los dedos para no haberme equivocado ni olvidado de ninguna medida.



Afortunadamente la fotografía electrónica da la posibilidad de gastar más de 50 fotos a un mismo vehículo gastando solamente un poco de tiempo.
Las fotos se complementan con más trabajo de campo.
Por ejemplo este Rambler Ambassador.



Con computadora es más fácil.
Antes había que tomar un plano y "multiplicarlo" hasta llegar al deseado 1/43, todo a mano y tardando mucho tiempo.
Ahora basta con imprimirlo en varios tamaños y luego medir para elegir el que voy a usar.


Tengo cientos de planos o estudios, aunque la mayoría de ellos jamás vio la luz, ni siquiera para estas fotografías.
Por alguna medida faltante, por la dificultad de formas o materiales, o simplemente porque Altaya sacó el mismo modelo mejor hecho y más barato.

Elegí estos ejemplos porque de alguna manera trascendieron el dibujo y algunos se terminaron más o menos felizmente.
Otros siguen a mitad de camino.



That's All Folks!



Gaucho Man
el insoportable