domingo, 19 de febrero de 2017

halcon serie h - gaucho models 1/43






RESUMEN DE LO PUBLICADO

Se acababan los noventas y yo era un gaucho joven muy motivado con el Halcòn.
Tuve la suerte de estar un tiempo en contacto con Jodos, quien me inspiró para hacer un modelo hueco.

Es muy interesante el método que tenía Jodos para hacer estos modelos.
Primero hacía un modelo un poco màs  pequeño en plastilina.
Luego cubría ese modelo con masilla para artesanos tipo Parsecs, modelando todos los detalles de la carrocerìa.
Cuando el Parsecs estaba seco, retiraba la plastilina y voilà! aquí estaba la carrocería lista.
Mi intento fue muy primerizo.




HALCON SERIE H (HUECO)

Este modelo también se pasò quince años en  una caja hasta que el año pasado decidì terminarlo.
Si bien la carrocería se ve fantástica, tiene varios errores de simetría y concepción que no son solucionables a esta altura.
El primer paso fue la pintura y debo decir que me gustò tanto que me animò a seguir con el trabajo.
El segundo paso fue armar la base, que también pasò casi un año guardada.



Lamentablemente los problemas surgieron y se amontonaron en la última etapa.
Con mucha dificultad y ya sin paciencia, terminé el interior, que les comparto en exclusiva:



Las Gaucho Ruedas que ya conocen también vinieron perfectas para este modelo.
Aclaro que gracias a esta foto vi la desprolijidad en la llanta trasera y ya la solucionè.
Para este interior me preocupè por trabajar exclusivamente los detalles que se pudieran ver desde afuera.
Por ejemplo, el tanque de nafta trasero que consta sòlo de una bandeja, un tanque de combustible en dos dimensiones.



De todos modos, el modelo tiene hasta palanca de cambios, como pueden ver en estas fotos,
El volante también es 100% scratch.



La parte màs difícil es la colocación de transparentes.
Son piezas transparentes, de formas caprichosas, con curvas difìciles de encontrar "en estado natural".
Esta fase te enfrenta con todas las desprolijidades, asimetrìas, desproporciones y otros errores.
Finalmente le puse los vidrios como pude, el trabajo fue arduo.
No quedaron prolijos pero tampoco tuve más ganas de pelear con el autito.



Queda pendiente la gráfica y las trompetas de admisión que asoman sobre el capot -vean ultima foto-, que no tengo idea de cómo.



El modelo tiene defectos insalvables, que no voy a mencionar pero encontrables para cualquier ojo clínico.
Por eso las fotos de lejos, tomas benevolentes para perdonan errores que ni yo me voy a molestar en corregir.



Queda pendiente ese motor y la parte gràfica, pero van a tener que esperar unos años.




That's All Folks!




Gaucho Man
el instantàneo