viernes, 15 de enero de 2016

pinifarina sigma - gran prix

CARTA AL QUE LEE
Preparé este post hace unos tres años y en un momento de malaria cordobesa, se lo cedí al Cabo Reyes para su blog.
Como ahora la malaria llegó a mis pampas, rescato el viejo post y lo mando nuevamente.
Total, no creo que nadie lo recuerde ya, ni siquiera el Cabo.



Parece ser que a fines de los sesentas, la cantidad de muertos en las carreras alcanzaba cifras alarmantes.
Y en 1968, la revista Automovil Revue lanzó una campaña para disminuir el peligro de la F1.
Pininfarina lo tomó como desafío personal, puso manos a la obra y creó el Sigma.



El auto ensayaba algunas técnicas de seguridad intuitivas, algunas en forma totalmente empírica.



Si bien no pasó de la fase de prototipo, el Sigma entró a la historia como el primer F1 que priorizaba la seguridad del piloto.
Les mando dos fotos, pero si quieren más vayan al blog el infierno verde que tiene una nota muy interesante sobre este prototipo.



En Argentina no podíamos estar al margen de semejante movida.
Así surge el Sigma argentino, en escala similar a 1/32.



Lamentablemente, mi juventud aparta el recuerdo de mi memoria.
Pero seguramente los más viejos lo recuerdan.
Desde arriba se lo ve bastante similar al original italiano.



La vista lateral lo muestra más rechoncho que el producto europeo.



Otra diferencia importante es el alerón, que fue tomado de otros modelos vernáculos.
Sé que hubo un F1 gordito, rechoncho, que usaba el alerón.
Ruedas y motor también fueron utilizadas en otros modelos.
Y seguro que el piloto también manejó otros autos.



El modelo consta de dos mitades (una superior y otra no) de plástico rígido pegadas entre si.
Entre carrocerías y accesorios, son 6 partes, sin contar ruedas y ejes.



Una cosa es segura:
este autito de plástico corrió más kilómetros en estas lejanas pampas que el original que jamás se usó para otra cosa que ocupar un lugar en un museo.
En efecto, cuentan los viejos que de pibes se organizaban épicas carreras en las veredas del barrio.



Cuántas toneladas de masilla habrán pasado por estos agujeros!



Disfruten los recuerdos que se acaban,
alzheimer viene cada vez más cerca.



That's All Folks!



Gaucho Man
el indeclinable




viernes, 8 de enero de 2016

titanic: la verdadera auténtica historia real






CRÓNICA DE UN HUNDIMIENTO ANUNCIADO

Lo que siempre me impresionó de la historia del Titanic es el corte "bíblico" que impregnaba al hundimiento.
El barco inundible lleno de soberbia humana que ni Dios podía mandar abajo y que despúes no resiste su primer viaje.
Creo que ni en la Biblia hay parábolas que sean tan redonditas en cuanto a su desarrollo en hipótesis, tesis y demostración.

LA HISTORIA OFICIAL

Todos vimos la película, con curiosidad la primera vez, con expectativas la segunda vez y definitivamente aburridos en las veces sucesivas.
No hay nada peor que mirar una película de la que uno conoce el final.
De todos modos rescato la escena del barco a 45 grados y se parte al medio, cayendo casi sobre el camarógrafo situado a nivel del mar.




NO TODO LO QUE RELUCE ES TITANIC

Volviendo al hundimiento, aparte de la versión for export, casi sin querer y a lo largo de muchos años he conocido otras versiones que sustentan el hundimiento conocido.
Resulta interesante que una misma historia pueda encajar en tantas teorías tan disímiles.

EL VIEJO TRUCO DEL FALSO HORIZONTE

La leí hace un par de días en internet, hablaban de un espejismo o ilusión óptica por los vapores condensados rebotando contra la cintura cósmica del sur,
que "subía" ópticamente el horizonte y tapaba la visión del témpano asesino.
Nunca imaginé algo así, pero no deja de ser curioso,
y por sobre todo,
original.

LA ULTIMA NOCHE QUE PASÉ CONTIGO

Allá por 1970, la revista Ciencia Viva que acompañaba algunas ediciones del periódico La Nación sacó una nota dedicada al hundimiento.
Esta gente decía que si el Titanic hubiera chocado al iceberg de frente, hubiera quedado reventado pero no se hundía.
Primeramente porque la proa estaba reforzada y preparada para un eventual choque.
Con un choque frontal, el estropicio debió llegar como mucho al segundo o tercer compartimiento estanco.
La proa iba a quedar irreconocible pero el barco iba a flotar lo suficiente para no entrar en las páginas más infames de la historia.

DIME DE QUÉ ESTÁS HECHO Y TE DIRÉ CÓMO ERES



Otra nota más reciente, creo que la leí en una revista Muy Interesante, hablaba de pedazo de metal del casco del naufragio.
Con esta probeta hicieron pruebas de resistencia de materiales y la conclusión final fue algo así:
"El acero del casco tenía algo contenido de azufre, lo que modificaba el comportamiento del material a bajas temperaturas, tornándolo quebradizo e inestable".
Resumiendo: si le ponían menos azufre, no se rompía tanto.

SIN NOVEDAD EN EL FRENTE

Otra teoría que anda dando vuelta por la web cambia el ángulo y le echa la culpa a los alemanes.
Esta teoría postula que en años previos a la primera guerra mundial, el Titanic transportaba dinero, oro o algún otro tesoro (obras de arte quizás) para financiar compras de armamento.
Los alemanes que eran alemanes pero no tontos, habrían mandado un torpedo asesino para frustrar la remesa.
Algunos aseguran que en las expediciones robóticas al naufragio han visto un agujero compatible con la huella de un posible torpedo.



LA CONSPIRACIÓN

De esto les quería hablar.
Un libro de reciente aparición que el barco gemelo del Titanic llamado Olimpic, tuvo un accidente poco tiempo antes de botar el Titanic, reventando todo un cardan de una hélice.
Abajo una foto del estropicio en dique seco.



Este accidente puso en aprietos a la White Star porque el seguro no iba a pagar un centavo y la reparación era muy costosa, sino impracticable.
Cuentan que arreglaron el Olimpic como para que funcione mínimamente, botaron el Titanic y cambiaron los nombres de los barcos.
La idea era hundir al Olimpic que ya estaba detonado y seguir trabajando al Titanic.
Es decir que si todo es cierto, esa noche se hundió el Olimpic con identificaciones de Titanic y el Titanic verdadero siguió funcionando durante 20 o 30 años bajo el nombre de Olímpic.
También aseguran que hay fotos submarinas del naufragio en las que se aprecia el casco con las letras de Titanic pegadas sobre las de Olimpic.
La foto de abajo muestra la proa con las letras " TIT IC ", Las letras que faltan "AN" se cayeron dejando al descubierto letras "MP" grabadas en el barco de la palabra OLYMPIC (fuente Taringa).



Cuentan que esa noche había todo un operativo para asegurarse el hundimiento y minimizar la lista de víctimas:
Acá quizás entró en juego el famoso torpedo.
Y el Carpathia, que estaba patrullando el lugar, esperando la señal de auxilio para acudir presto.
Pero aparentemente hubo un malentendido que demoró el socorro y el Olimpic se encontró que no había modo de salvar tanta gente con tan pocos botes.
Hay otros detalles en el libro que dan mucho crédito a esta nueva teoría, y que de alguna manera coinciden con toda la historia conocida.
Es decir que esta teoría de la conspiración puede ser bastante más cierta de lo que parece a primera vista.
En fin, les dejo la inquietud.





That's All Folks!



Gaucho Man
el marinero




viernes, 1 de enero de 2016

el detalle bus - buby 1/50





LA LEYENDA URBANA

Dicen que hacia fines de los noventa, Buby Mahler quiso revivir su negocio pero replanteando el método, para reducir costos.
Una de las cosas que hizo, fue tomar muchas fotos de uno de los colectivos que en ese momento se arrastraban por nuestras calles y los mandó a algún industrial chino.
Este industrial, con su ciencia oriental, interpretó la data de Mahler y produjo una serie de colectivos autóctonos fabricados en China, inédita en nuestro país.
Realidad o Mito urbano?




SER O NO SER, THAT IS THE QUESTION

La base no es precisamente pródiga en información.
Apenas incluye un tímido logo de Buby y la leyenda "Buenos Aires City Bus".
No indica país de origen de la miniatura.
De todos modos, por el simple hecho de ser Buby, vamos a considerarlos tan argentinos como el dulce de leche.



En cualquier caso queda claro que se trata de un bus piso bajo, y creo haber oído a alguien que sabía, que era carrocería "El Detalle" y motorización Scania.
En cuanto a la escala, asumimos que es 1/50 , aunque lamentablemente no tengo manera de verificarla.

Las proporciones son más o menos adecuadas.
La trompa se ve adornada con limpiaparabrisas a pantógrafo y espejos retrovisores y luces hechas con el mismo plástico transparente de las ventanas.



Las ventanas son generosas y muestran un interior básico pero esmerado.



Los asientos son esquemáticos pero compensan su simpleza con el acabado en dos colores, un modesto lujo que lo separa del juguete con mucho glamour..



Sorprende con un tramado de pasamanos y otros fierros internos.



Quizás un poco excedidos en diámetro, pero valen como muestra de buena voluntad.



y son muchos.



De afuera, la matricería también es simple pero basta para delinear un diseño poco exigente.



Las ruedas son discretas, adecuadas.



La decoración también es simple pero suficiente para relacionar al colectivo con su filiación institucional.
Aunque también se han comercializado modelos sin calcos (yo tengo uno y uno).
Muchos artesanos han hecho verdaderas obras de arte personalizando estos modelos blancos.



La visión trasera es convincente, con parrillas hechas insertos negros, y más insertos con las luces de colores.



Quizás por la escala tan poco disociada de la producción de Buby, tal vez por ser tan moderno, o por esa probable fabricación oriental, el hecho es que hay muchos coleccionistas que reniegan de estos buses.
Perdónalos Padre, no saben lo que hacen.






That's All Folks!



Gaucho Man
el irrestricto