martes, 28 de febrero de 2017

paseando por nurburgring






SALGO A CAMINAR POR LA CINTURA CÒSMICA DE NURBURGRING

Seguramente, con este modesto escrito me voy a ganar un montón de epítetos para mi madre, mi hermana y mi lora.
Por tal motivo, antes de empezar, quiero dejar bien aclarado que admiro a Fangio, amo al Torino y estoy orgulloso del éxito de la Misión.

Eso que los argentinos llámanos pomposamente “La Misión” no es otra cosa que la movida realizada para competir en la carrera de la Marathon de la Route, corrida en el circuito de Nurburgring en 1969.




LA HISTORIA OFICIAL

Resumiendo 84 horas de carrera podemos decir que salieron tres Torinos, dos de ellos se hicieron pelota durante la carrera y el tercero terminó recorriendo más vueltas y kilómetros que cualquier otro competidor, pero…



Pese a tan auspicioso final, el Torino fue penalizado por una serie de paradas , entre otras por un desperfecto técnico en el escape, si mal no recuerdo.
En efecto, el reglamento era un tanto curioso: por cada minuto de parada se descontaba una vuelta, un reglamento que todos aceptaban al inscribirse, incluso los argentinos.



La clasificación final fue taxativa:  Con la penalización, el Torino quedaba cuarto, es decir que no ganaba.


LA OTRA HISTORIA OFICIAL

Para algunos argentinos fue una experiencia, un signo de madurez industrial y deportiva.
Recuerdo que IKA distribuyó entre sus proveedores este cuadrito que resumía el sentimiento (en la fábrica de autopartes donde trabajaba había uno).



Como siempre ocurre, hay mucha gente que no se banca leer la soporífera crónica completa de la carrera ni mucho menos entender los tediosos considerandos finales de la clasificación,
y prefieren guiarse por la tradición oral.
Así es como cincuenta años bastaron para que nosotros los argentinos festejemos un triunfo impostado.
Nuestros orgullo por ese resultado apócrifo ya lleva casi medio siglo, quizás sea un buen tiempo como para pensar en voz alta.



Como auto, el Torino anduvo bien pero también es cierto que tenía mucho más motor que los otros autos.
El ADN primigenio del motor Tornado venìa del país del norte, apostando a la cilindrada màs que a la compresión. En Argentina se mejorò mucho, pero seguìa siendo un motor grande de potencia tranquila, capaz de crucerear a altas velocidades sin exigirse demasiado.
Por otra parte, los Lancia, Porsche, Mazda y BMW tenían que exprimir sus motores en la zona alta del tacómetro, para lograr las velocidades relativamente fàciles para el Torino.
Obviamente, nuestro Torino estaba en ventaja sobre los comprimidos motores europeos, al menos para una prueba de este estilo.



De no ser por la famosa penalización, nuestro Torino hubiera sido el ganador indiscutido.
Pero esa penalizaciòn fue reglamentaria,
y el reglamento era el mismo para todos, por que todos -incluso nosotros- hablan aceptado las condiciones para ganar.



No ganamos, fuimos cuartos.
Lo que no es poco, considerando que era un equipo sin experiencia previa, sobre un auto nuevo, en un circuito desconocido, con un reglamento caprichoso.
La industria argentina estuvo en la vidriera internacional màs importante, junto a los jugadores de primera lìnea, y no anduvo mal.



Pese a la inexperiencia, la distancia, el reglamento y todo lo otro,
el Torino saliò cuarto.
Pero no primero,
De todos modos no es poca cosa.



That's All Folks!


Gaucho Man
el enhiesto




domingo, 19 de febrero de 2017

halcon serie h - gaucho models 1/43






RESUMEN DE LO PUBLICADO

Se acababan los noventas y yo era un gaucho joven muy motivado con el Halcòn.
Tuve la suerte de estar un tiempo en contacto con Jodos, quien me inspiró para hacer un modelo hueco.

Es muy interesante el método que tenía Jodos para hacer estos modelos.
Primero hacía un modelo un poco màs  pequeño en plastilina.
Luego cubría ese modelo con masilla para artesanos tipo Parsecs, modelando todos los detalles de la carrocerìa.
Cuando el Parsecs estaba seco, retiraba la plastilina y voilà! aquí estaba la carrocería lista.
Mi intento fue muy primerizo.




HALCON SERIE H (HUECO)

Este modelo también se pasò quince años en  una caja hasta que el año pasado decidì terminarlo.
Si bien la carrocería se ve fantástica, tiene varios errores de simetría y concepción que no son solucionables a esta altura.
El primer paso fue la pintura y debo decir que me gustò tanto que me animò a seguir con el trabajo.
El segundo paso fue armar la base, que también pasò casi un año guardada.



Lamentablemente los problemas surgieron y se amontonaron en la última etapa.
Con mucha dificultad y ya sin paciencia, terminé el interior, que les comparto en exclusiva:



Las Gaucho Ruedas que ya conocen también vinieron perfectas para este modelo.
Aclaro que gracias a esta foto vi la desprolijidad en la llanta trasera y ya la solucionè.
Para este interior me preocupè por trabajar exclusivamente los detalles que se pudieran ver desde afuera.
Por ejemplo, el tanque de nafta trasero que consta sòlo de una bandeja, un tanque de combustible en dos dimensiones.



De todos modos, el modelo tiene hasta palanca de cambios, como pueden ver en estas fotos,
El volante también es 100% scratch.



La parte màs difícil es la colocación de transparentes.
Son piezas transparentes, de formas caprichosas, con curvas difìciles de encontrar "en estado natural".
Esta fase te enfrenta con todas las desprolijidades, asimetrìas, desproporciones y otros errores.
Finalmente le puse los vidrios como pude, el trabajo fue arduo.
No quedaron prolijos pero tampoco tuve más ganas de pelear con el autito.



Queda pendiente la gráfica y las trompetas de admisión que asoman sobre el capot -vean ultima foto-, que no tengo idea de cómo.



El modelo tiene defectos insalvables, que no voy a mencionar pero encontrables para cualquier ojo clínico.
Por eso las fotos de lejos, tomas benevolentes para perdonan errores que ni yo me voy a molestar en corregir.



Queda pendiente ese motor y la parte gràfica, pero van a tener que esperar unos años.




That's All Folks!




Gaucho Man
el instantàneo





viernes, 10 de febrero de 2017

halcon serie m - gaucho models 1/43






EL HALCON VUELA DE NUEVO

Mi romance con el Halcón empezó allá por 1998.



En ese momento yo venía entusiasmado con mis modelos macizos y creí ver una interesante veta en los TC y SP de esos años.
Así fue como empecé mi Halcón Macizo (o Serie M, según el Cabo).



En mi entusiasmo por multiplicar el resultado mi trabajo, experimentè con un molde gomoso que tratè de llenar con yeso.
Quizás no fuera el material màs indicado pero era el único que tenía a mano.
Acà abajo el ùnico modelo que logrè hacer, un clon modesto pero ùnico.



Tiempo después estuve en contacto con Jodos, quien me inspiró para hacer un modelo hueco.
Dejé de lado mi Halcón Macizo que se pasó como quince años en una caja.



El año pasado desenterré al Macizo, lo pinté y lo di por terminado.
El modelo es viejo conocido de este grupo pero quería compartirles el aspecto que tiene en este momento.




HALCON SERIE M (MACIZO)

La construcción es toda de madera balsa, el modelo es increìblemente liviano y cuando està armado pesan más las ruedas que la carrocería.
Recordemos que las ruedas son mis Gaucho Ruedas torneadas en aluminio que tantas satisfacciones me vienen dando.
La pintura es azul metalizado en aerosol, y reproduce magníficamente el color institucional de Ford.



Las franquicias de puertas y ventanas fueron delineadas con un alambre fino, la idea era facilitar la pintura.
El resultado tiene una lejana reminiscencia a los viejos Matchbox, que también tenían todos los detalles "en positivo".



Así como algunos de mis modelos han resultado imperdonables, este modelo resulta inocente.
En nombre de la inocencia se le puede perdonar todo,
desde la falta de las luces traseras y toma de combustible hasta la toma de aire que no se corresponde con este modelo.



Entiendan que yo quería tener este modelo, aunque no estuviera en la vereda de la perfección.
Del mismo modo asumía que podía haber coleccionistas que aceptaran mis modestas licencias.
Por eso este modelo, el primero de una serie M, encarna todo lo que yo pretendía del coleccionismo en esos años huérfanos de coleccionables.



To be continued.



Gaucho Man
el insufrible




domingo, 5 de febrero de 2017

colectivo porteño






Ya alguna vez les mostré un tranvía "for export" para turistas.
En esta oportunidad les quiero compartir otro modelo de naturaleza similar.
Se trata de una versión, también caricaturizada de un colectivo porteño.



Material irreconocible, quizás algún tipo de resina.
Mucha mano de obra, no quisiera estar en los zapatos del operario pintor decorador del modelo, aunque sì le envidio la prolijidad y el pulso.

El modelo se ve rechoncho y simplificado al extremo, aunque hay que decir que los verdaderos tenían exactamente esa configuración, es decir una sola puerta y un chasis muy corto que condicionaba una longitud exigua.




El detalle caricaturezco es el look rechoncho.



El modelo representa un colectivo de la línea 60.
Para los que no saben, les cuento que la línea 60 une Plaza Constitución con el Tigre, un recorrido de aproximadamente 30 km de ciudad y muchos semáforos que totabilizan casi 3 horas.



En alguna época era común ver la gente viajando colgada, sobre todo en horas pico, aunque la ley prohibió estas condiciones.



No obstante, viajar sigue siendo un suplicio.
Espero que les guste.



Si bien se adivinan algunos rasgos de Chevrolet, estamos a mucha distancia de un diecast.
De todos modos, el modelo destila simpatía por todos lados.
Y por eso no quería dejar de compartirlo.






That's All Folks!



Gaucho Man
el colectivero