viernes, 16 de noviembre de 2012

el especial de los viernes: land rover 109

Gaucho Man se complace en presentar su habitual espacio reservado para los niños.
Hoy presentamos el clásico "Los Tres Chanchitos"




Había una vez tres cerditos, su vida podría ser tranquila y feliz, de no ser por el lobo feroz, que se los quería culear a toda costa.

Imagen

- Construiremos una casa, así podremos meternos dentro cuando venga el lobo y estaremos a salvo. - dijo el mayor de ellos.
A los otros dos les pareció una buena idea, y se pusieran manos a la obra, cada uno construyendo su casita.

Imagen

- La mía será de paja - dijo el más pequeño-, la paja es blanda y se puede sujetar con facilidad. Terminaré muy pronto y podré ir a jugar.

Imagen

El hermano mediano decidió que su casa sería de madera:
- Puedo encontrar un montón de madera por los alrededores -explicó a sus hermanos-. Construiré mi casa en un santiamén con todos estos troncos y me iré también a jugar.
El mayor decidió construir su casa con ladrillos.
- Aunque me cueste mucho esfuerzo, será muy fuerte y resistente, y dentro estaré a salvo del lobo.

Imagen

Cuando las tres casitas estuvieron terminadas, los cerditos cantaban y bailaban en la puerta, felices por haber acabado con el problema:
- ¡El Lobo Feroz no nos va a culiar!
- ¡En casa no puede entrar el Lobo Feroz!

Imagen

De detrás de un árbol grande surgió el lobo, rugiendo de hambre y gritando:
- Cerditos, ¡os voy a culiar!
Cada uno se escondió en su casa, pensando que estaban a salvo, pero el Lobo Feroz se encaminó a la casita de paja del hermano pequeño y en la puerta aulló:

Imagen

- ¡Soplaré y soplaré y la casita derribaré! Y sopló con todas sus fuerzas: sopló y sopló y la casita de paja se vino abajo.

Imagen

El cerdito pequeño corrió lo más rápido que pudo y entró en la casa de madera del hermano mediano.

Imagen

- ¡El Lobo Feroz no nos va a culiar!
- ¡En casa no puede entrar el Lobo Feroz, no nos puede culiar! -cantaban desde dentro los cerditos.

Imagen

De nuevo el Lobo, más enfurecido que antes al sentirse engañado, se colocó delante de la puerta y comenzó a soplar y soplar gruñendo:

Imagen

- ¡Soplaré y soplaré y la casita derribaré! La madera crujió, y las paredes cayeron y los dos cerditos corrieron a refugiarse en la casa de ladrillo del mayor.

Imagen

-¡El Lobo Feroz no nos va a culiar! -Cantaban los cerditos.
El lobo estaba realmente enfadado y hambriento, y ahora deseaba culearse a los Tres Cerditos más que nunca, y frente a la puerta bramó:

Imagen

- ¡Soplaré y soplaré y la puerta derribaré! Y se puso a soplar tan fuerte como el viento de invierno.

Imagen

Sopló y sopló, pero la casita de ladrillos era muy resistente y no conseguía su propósito.
Decidió trepar por la pared y entrar por la chimenea.
Se deslizó hacia abajo... Y cayó en el caldero donde el cerdito mayor lo esperaba con la bragueta abierta.
Finalmente, asustado y con el c_lo roto salió huyendo hacia el lago.

Imagen

Los cerditos no le volvieron a ver.
El mayor de ellos cagó a pedos a los otros dos por haber sido tan perezosos y poner en peligro sus propios culos.

FIN

Featuring


Heller

Imagen

Solido

Imagen

Cararama

Imagen


No se lastimaron porcinos para la realización de este post.

Gaucho Man
el porcino








* * * * ANUNCIO ESPECIAL * * * *
* * SOLO PARA LECTORES DEL BLOG * *
* EN BREVE SE PUBLICARA EL GAUCHO METODO *
* * * * TOTALMENTE GRATIS * * * *

* * * * NO SE LO PIERDAN * * * *

GAUCHO METODO

                GAUCHO METODO

                                GAUCHO METODO

                                                GAUCHO METODO


12 comentarios:

  1. Gana la de Cararama, pero mas que las 4x4 me gusto la fotito del cerdito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que en el fondo vos también sos un chanchito!
      la verdad es que se te nota de lejos

      Eliminar
  2. Muy ocurrente esta versión "hot" del clásico cuentito. Habrá sido ésta la versión original y como con tantas otras cosas vivimos engañados toda la vida?
    Yo me culearía digo me elegiría al Cararama.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ojo si te vas aculear al carama,
      tiene gancho para remolque,
      te puede doler

      Eliminar
  3. Me gustan los tres, digo, los cuatro, el cerdito es muy lindo también.
    Ahora, debes hacer una corrección a tu relato; exactamente acá:
    "El mayor de ellos cagó a pedos a los otros dos por haber sido tan perezosos y poner en peligro sus propias vidas."
    Debe decir:
    "El mayor de ellos cagó a pedos a los otros dos por haber sido tan perezosos y poner en peligro sus propios culos."
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Moraleja del cuento = Aprovechate del trabajo y del esfuerzo de los demas=, jeje.

    Los Rover son de los poquiiiisimos Of-Roads que me molan. Es que no soy de campo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo de la moraleja es una triste verdad.
      el secreto del triunfo es saber subirse a tiempo al carro de los vencedores

      yo tampoco soy de campo, pero este land rover me puede.
      aunque ni teniendo uno me metería en el campo.

      Eliminar
  5. A ud solo se le puede ocurrir presentar un auto, con una versión porno de un cuento infantil.
    Pero bueno, la culpa no es del chancho....
    Mi voto es para el de cararama, pero me lo da limpito, sin culear.

    Saludos, Gaucho Obsceno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vasco, cómo que lo quiere limpito?
      por favor no se me haga la chancha renga ahora!

      Eliminar