jueves, 20 de febrero de 2014

redacción tema: diecast para niños y el futuro



Hace muchos años, teníamos un entorno social y una cultura que privilegiaba la institución familiar por sobre todas las cosas.
Desde la revista Billiken hasta la serie de televisión "Lassie" apoyaban la movida familiera de modo tal que la sabiduría popular supiera que no había nada mejor que una familia instituida y bien constituida.


En ese entorno, el héroe favorito de cualquier pibe era su propio padre. No había Hombre Araña ni deportista Messi capaz de quitar ranking al progenitor.
A la hora de comprar juguetes, las opciones también eran acotadas y los chicos terminaban eligiendo un autito "como el de papá". Dinky, Guilloy, Buby, Matchbox (por citar algunos ejemplos) se esforzaban por reproducir el automóvil familiar, tan emblemático como el escudo de la familia.
Siguiendo un criterio pictórico podemos llamar "modelos naturalistas" a estos autitos que recrean al auto real en todos sus detalles manteniendo una escala definida.

Con el tiempo (y como siempre), los yankis patearon el tablero y lo arruinaron todo.
Llegaron el Capitán América y Superman prestos para pelear y ganar la batalla por el liderazgo familiar.

Muchos de ellos llegaron en auto. James Bond, Starski y Hutch, los Dukes de Hazzard (entre otros), mostraron el efecto de unas pinceladas extra sobre una carrocería standard.


Pero eso fue apenas el principio. Todo tiempo posterior fue peor. Los escapes crecieron pornográficamente, los rodados aumentaron hasta límites indecibles, los colores migraron a tonalidades impensables, los asientos pasaron de cuatro a dos o a veces uno solo o ninguno, los diseños incluyeron todo tipo de apéndices aerodinámicos y hasta ametralladoras, y un deshumanizado etcétera que asustaría al mismísimo Mad Max.





Entre Batimoviles, Autos Fantásticos y camionetas de Brigada A atropellaron y se comieron crudo al padre de familia que venia del trabajo en su modesto Fiat o Renault.


Los únicos privilegiados fueron los que tenían la licencia para comercializar merchandising.
Y otros fueron más allá e inventaron una mitología de autitos que ni siquiera tenia paralelo en la televisión.


 

Así las cosas, es casi imposible encontrar autitos de juguete que reflejen diseños naturalistas. Afortunadamente existe un universo de coleccionismo adulto, con escalas establecidas y modelos definidos acotados por la realidad.
Las preguntas del millón:
+ Qué futuro le queda al coleccionismo naturalista cuando crezcan los pibes que hoy consumen las porquerías de Mattel?
+ Seguirá el coleccionismo naturalista la misma evolución que la escala pequeña?

Señores, queda abierto el debate.

Gaucho Man
el reticente

48 comentarios:

  1. Esto de las redacciones tema me parecen deberes para el colegio...
    No tienes algún modelo por ahí para comentar???

    saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, tengo varios autos que son inéditos o casi, pero están confinados en vitrinas inexpugnables, algunos desde hace casi diez años. Algún día voy a reorganizar esas vitrinas y hacer mil fotos para tener para el próximo año, lo prometo.
      También tengo otros modelos pero son demasiado "vistos", y francamente no me dan ganas de mostrar un modelo que ya pasó por el blog de Mauro Tunning, el de Cruiser, el tuyo y el del Cabo.
      Por otro lado, tenemos en nuestro país nuevas restricciones aduaneras que aunque no prohíben la importación, la hacen tan compleja y comprometida que prácticamente impiden las compras por ebay. Nos queda el mercadillo nacional pero es muy limitado y con precios extremos. No me veo comprando demasiados autitos en el resto del año.
      En cuanto a estos deberes escolares, aprovecho la malaria de autitos para sacar otros temas que espero motiven reflexiones, opiniones y hasta debates.
      Si es por autitos, hay una multitud de blogs que son mucho más completos e informados que los míos.
      Y por favor no hablemos de deberes, mejor pensemos en un recreo!

      Eliminar
    2. Ojalá los puedas ir sacando y admirarlos, las curiosidades que muestras a veces me encantan.

      En lo otro tambié te entiendo, no muestro algunos modelos por lo vistos que están. Andan en reserva...

      Y lo de las redacciones, ando muy quemado con tantos foros en los que estoy y por eso me gustan tanto los blogs, en el sentido de que nos solemos centrar en un modelo o un aspecto sobre algunos de ellos.

      Además estoy un poco perro para pensar y escribir, se nota que ya está llegando la primavera por acá...

      Eliminar
    3. hola antonio, te comento que tengo dos vitrinas, una llena de camiones y buses (más de veinte piezas de alto octanaje), y otra llena de cobras, ford gt y lotus esprit.
      lamentablemente las vitrinas son tan inexpugnables que sólo la idea de abrirlas da sueño. mi idea es desarmarlas algún día, hacer safari fotográfico y luego reformularlas, renovar la vista. pero es tarea para un día completo, a empezar desde la mañana.

      también tengo una impresionante colección de bburagos (aunque sabemos que los bburago son como el pedo, le gustan sólo al dueño).

      el tema de los modelos vistos es un problema, yo ya había vaticinado que hay más coleccionistas que autitos, lo cual se traduce en una crónica de repeticiones anunciada. Yo busco paliar la "repeticionabilidad" de un modelo buscando la diferenica en el texto, algo que descoloque y sorprenda al lector, pero eso lleva tiempo y requiere de una inspiración que no siempre llega oportuna.

      todo sea por el rating...

      Eliminar
    4. otra cosa: fíjate qué interesantes debates se arman a partir de estos temas.
      para mi esto vale más que mil comentarios del estilo "qué lindo autito!"

      Eliminar
  2. Nos va a resultar casi decepcionante a quienes lleguemos a conocer esta situación, el legado que les dejen a nuestros hijos (O pibes como les llaman vos),
    Ya casi de por si resulta algo compplicado encontrar buenas replicas de autos de años anteriores así como para que dentro de unos 10 años veamos estas raras piezas.

    Este es un tema que en parte preocupa, pero nosotros estamos forjado un buen cimiento de cultura del motor.

    Un saludo

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, acá les decimos "pibes" a los individuos que están más o menos entre los 6 y 18 años.
      obviamente el coleccionismo seguirá siendo "adulto" y los pequeños autitos servirán para marcar el camino, para entusiarmar o iniciar al coleccionista.
      Espero que nuestra cultura del motor pueda más que la otra contracultura.

      Eliminar
  3. Y luego de los Yankees, llegaron los Japoneses con sus videojuegos, y ahora creo que los crios juegan a las carreras virtualmente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso sonó a comentario de viejo.
      cómo juegan tus hijos?
      y tus nietos?

      Eliminar
    2. ¡Moriré sin descendencia! esa es mi contribucion para crear un mundo mejor. jejeje.

      Pero yo si juego , (no tanto como quisiera) a los videogames! ...y ya me gustaria tener un churumbel para echar unos piques al Forza.
      abrazos!!

      Eliminar
  4. Hola Gaucho!!!

    La especie siempre va a evolucionar, para bien o para mal, pero sería muy feo que todo siga igual. Seguramente la siguiente generación va a querer los modelos de hoy que nosotros esquivamos coleccionar.
    Nosotros queremos réplicas de Falcon o del R12, pero nuestros abuelos los odiaron...
    En definitiva no va a suceder nada nuevo. La siguiente generación va a querer las réplicas de su infancia.
    Lo que puede ocurrir, es que esos modelos que hoy son juguetes (hablo de esos que no reflejan nada real, como las dos últimas fotos) se fabriquen en escala 1/43 y aparezca una nueva veta para el coleccionista.

    Saludos reticentes!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso en una generacion que pueda venerar un renault sandero como la nuestra venera al falcon o al chevy y me dan ganas de vomitar. Y si ademas contaminan la escala 1/43 con esos engendros con ametralladoras va a ser definitivamente peor. Espero no estar para verlo.

      Eliminar
    2. Hola Gaucho!!!

      Se imagina que pasen las generaciones y sigan venerando a los mismos autos? Que aburrido.
      Nosotros amamos los autos de los 70 y 80, nuestros padres a los del 50 y 60 y nuestros abuelos a los de pre guerra. Es algo natural y necesario.
      Los autos evolucionan, la gente evoluciona los gustos evolucionan. La generación que nos sigue tiene el derecho de tener sus propios autos.
      Ojalá que viva mucho para ver todo el mundo en escala.

      Eliminar
    3. Vasco, usted es demasiado humanitario.
      yo me voy a morir un día y me llevo todos los autitos a la tumba.
      y los coleccionistas de generaciones venideras, que sufran, si quieren sandero, que coman zamak y caguen autitos.

      Eliminar
    4. Los venideros van a tener mejores autitos que nosotros que tuvimos a Buby y a los coleccionables.
      No sea tan egoísta.

      Eliminar
    5. Vasco, ni usted ni yo vamos a ver las generaciones venideras.
      que revienten uno por uno, todos.

      Eliminar
    6. No van a reventar. Que a nosotros no nos gusten los autos actuales, no quiere decir que el futuro del coleccionismo peligre. Ese pensamiento es muy limitado

      Eliminar
    7. dijo el futuro coleccionista de sanderos

      Eliminar
    8. Ey yo tengo Sanderos y otros Dacias, tan dignos como el que más!!

      Como yo reviente te voy a poner perdido de sangre y vísceras el blog, te aviso... ;)

      Eliminar
    9. a ver si podemos separar las aguas:
      Sin importar los motivos culturales, afectivos o personales, para ti el Sandero es un auto más.
      Para mi, el Sandero es un auto menos.
      Puedo concebir una colección de Torinos o Alfa Romeos pero se me ocurre que una colección de Sanderos sería demasiado triste.

      Eliminar
  5. Mientras los hagan en 1/43 y le pongan números, el abuelo Juanh a los 100 años los seguirá comprando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero ojo abuelo!
      acuérdese que a usted sólo le gustaban los reales, no los de fantasía.
      muchos de estos ni siquiera salieron en una película

      Eliminar
    2. Pero mire ud que de aquí a 50 años HotWheels va a hacer sus propias películas...

      Eliminar
  6. Yo creo que, yendo más lejos aún, el mundo material en algunos aspectos tiende a la extinción, y junto a él, el coleccionismo relacionado.
    Sino fíjese en la música, antes había un espacio en un mueble para poner los discos, luego se necesitó menos espacio para cobijar los CD, hoy directamente caben todos nuestros CD en un pendrive de 2cm cuadrados.
    Uno se sentaba a escuchar música y era un placer ver todos los CD juntitos, era una colección, un orgullo.
    Ahora se tiene una colección sí, pero virtual, no existe, no es tangible.
    Haga la extensión a las fotos, albumes familiares que no se pueden contemplar más en cualquier momento sin tener que prender el dispositivo y esperar a que "reinicie", siempre y cuando tenga batería...
    Y así podríamos estar todo el dia, con los libros, revistas, etc etc.
    Lo digital cambió el mundo.
    Y volviendo al tema, que me fui por las ramas, muchos de los juguetes hoy son reemplazados por abstracciones, llamese videojuegos.
    Y los autitos de alguna manera acompañan toda esa fantasía digital, también creó nuevas vetas coleccionables, sino fíjese don Gus de Mar del Plata con sus Cars...
    Los autos actuales ya no causan pasiones como cuando eramos niños, salvo los superautos y en contados casos, el resto pasa por el mundo sin pena ni gloria, su ejemplo del Sandero es la clara muestra, es un artefacto con ruedas que te lleva del punto A al B, no le pidas nada más, y mucho menos una réplica, a quien le entusiasma?
    Por otra parte los niños hoy nacen en hogares con auto (mayoritariamente, claro), antes un auto en este país era más caro que una casa, se acuerda? Eso tambien es otro factor, el auto pasó a ser un electrodoméstico más. Alguien se imagina coleccionando heladeras en 1:43? No, pues bien eso explica el fenómeno.
    Hotwheels supo entender esa tendencia con la suficiente antelación como para convertirse en lo que es hoy, muy a nuestro pesar.
    Y esos autitos raros, deformes, patéticos, serán tan efímeros como sus fuentes inspiradoras, en conclusión terminarán en algun tacho de basura cuando el niño crezca, y no creo que a nadie le interese coleccionarlos algún dia, al menos en forma masiva como el coleccionismo que conocemos actualmente, ni siquiera a los los HW lovers pues éstos coleccionan blisters de cartón vírgenes y numerados, no autitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto resumen Orange.

      Todo evoluciona. Nosotros extrañamos los CD, pero nuestros padres extrañan los Long Play. Y nuestros abuelos los discos de paste.... Y así podemos ir hasta el inicio de la música.
      La evolución es algo cotidiano y debemos aprender a vivir con ello.
      Seguramente el diecast va a evolucionar nos guste o no, pero debe hacerlo para acompañar a la sociedad. Sino lo hace, va a desaparecer el hobbie.

      Eliminar
    2. Wow! Qué devolución! Prácticamente todos los objetos coleccionables son información y la tecnología nos ayuda a concentrar grandes cantidades de información en volúmenes cada vez mas pequeños, hace un tiempo yo ponderaba las ventajas de una colección virtual. Aunque jamas imagine una colección de sanderos ni mucho menos de electrodomésticos. Pero no subestime a los coleccionistas de blisters, le aseguro que si hacemos un partido de fútbol, nos ganan por goleada. Son muchos!
      Otra cosa: muy buen recuerdo de los tiempos en que un auto era mas caro que una casa. Esos son los autos que hoy valoramos para una colección, veremos cuáles son los coleccionables de mañana.

      Eliminar
    3. No subestimo a los coleccionistas de HW, solamente los separo ya que como tales (y mal que les pese) no son coleccionistas de autitos sino de series numeradas de blisters sellados, no importa lo que contengan dentro, de hecho HW le pone ruedas a cualquier cosa, incluso a un inodoro, o, si lo quiere más gráfico aún, existen blisters negros que no se sabe lo que contienen, esto sin duda reafirma mi teoría.

      Eliminar
    4. El blister como objeto de deseo, suena demasiado fetichista.
      Esta claro que el coleccionismo da para todo.

      Eliminar
  7. La sustitución gradual de los valores tradicionales por los falsos valores a lo largo del tiempo, es lo que nos ha traído a esto Gaucho. Bien lo has ejemplificado. No nos queda mas que apreciar lo bueno que nos queda y esperar que algunos pocos retomen lo que dejemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya vendran las ordas de coleccionistas de sanderos. Por suerte quedamos nosotros, la rerserva moral del die cast.

      Eliminar
    2. A mí me gustan todos los automóviles siempre y cuando estèn representados con la mayor fidelidad posible. Es el gusto por la representación bien hecha. Sin duda me gusta mucho más mi Sandero de NOREV antes que mi BMW Csi de Ed. del Prado.

      Ahí queda eso...

      p.d. repasen mi Sandero!!

      Eliminar
    3. coincidimos pero no mucho.
      yo también aprecio una buena miniatura, idenpendientemente del modelo que represente,
      si está bien hecha yo la aplaudo.
      pero a la hora de comprar, sobre todo teniendo en cuenta nuestras economías y mercado, tengo que afinar el lápiz y elegir muy bien.
      y ahí elijo modelos cercanos a mis afectos, aunque no estén super detallados, que me llenen más el corazón que el ojo crítico.

      obviamente es mi postura y circunstancia.
      cada uno tiene derecho a sus propias posturas.

      Eliminar
  8. Como ser el vasco gusta de los modelos de preguerra, si bien es el Vasco es viejo... No lo es tanto.
    Los muscle cars americanos tienen seguidores de todas las edades y la rivalidad Ford y Chevrolet renueva sus filas de generación en generación...
    Siempre esta ese bucle que nos lleva de nuevo al pasado y en ese ir y venir resucitan modelos de antaño...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a eso apuntaba cuando criticaba al sandero.
      clásicos eran los de antes.
      es difícil interesarse por una colección que no incluya clásicos.

      Eliminar
    2. Creo que esa afirmación generaliza mucho, Gaucho.
      Para mí y para más coleccionistas que conozco una buena colección de camiones modernos gusta más que una de clásicos de entre guerras, por ejemplo

      No hay ningún mandamiento ni Biblia del coleccionista que lo diga.

      Como decía nuestro amado Groucho, "éstos son mis principios, si no les gusta tengo otros".

      Eliminar
    3. Er verdad, todo lo que yo expongo y opino obedece a mi opinion y circunstanciam
      Y a veces, ni siquiera eso.
      Muy buena la frase de Groucho!

      Eliminar
    4. Me refería a los clásicos pero no de manera excluyente, sigamos un ejemplo, un fiat 500 puede ser interesante para el que gusta de autos antiguos europeos, pero también para el fanático del nuevo 500 que ya lo compró en escala y busca el viejo para que lo acompañe. O de uno que sólo coleccione autos reestilizados de este tipo y su colección trate del nuevo modelo y su antecesor... Por ejemplo el 500, el new Beetle, el Mustang... Motivos hay muchos para suponer una desaparición. Respecto a lo nuevo, es momentáneo, en unos cuantos años el modelo es tan viejo como el vehículo que representa, gran porcentaje de todo lo que anda por ahí, mayoritario diría yo, mira hacia el pasado.

      Eliminar
    5. de algún modo todos los autitos son pasado, hasta el último lamborghini, en el momento que sale ya es más viejo que el siguiente que viene en fila para el año próximo.
      pero hablando de clásicos, clásicos eran los de antes.
      ese lamborghini recién horneado nunca va a tener tanto glamour como un sesentoso o anterior.

      Eliminar
    6. Ese Lambo recién horneado, también va a ser un clásico junto al Sandero. Nosotros no somos los dueños de la verdad.
      Que a nosotros no nos gusten algunos modelos no quiere decir que no sean clásicos o que no sean el futuro del diecast.
      A mi los Bubys no me interesan, pero se que hay mucha gente que se muere por tenerlos. En la variedad está el gusto.
      Todo evoluciona, y el diecas también. Si no lo hace desaparece.
      Si la música, mal que nos pese, seguiría solamente con discos de pasta, no habría tantos conjuntos, canciones o festivales como en la actualidad. Un MP3 tiene menor fidelidad, pero ha ayudado a que ese mundo se expanda a millones. Ojalá le suceda eso al diecast.

      Eliminar
    7. Vasco, tiene razón,
      pero nada más que eso.
      Y a mi no me alcanza.

      Eliminar
    8. Ante todo, no puedo dejar de caerme al suelo de la risa, con estos despelotes que armás de tanto en tanto, sos muy groso, sabelo!! aprovecho para coincidir con usté y con el Sr. Julián con respecto a los coleccionistas de blisters.... tengo uno o 2 de esos de plastico negro :( que tristeza jajajajaj, sigo leyendo el debate sentado y con pochoclo en mano!!

      Eliminar
    9. Pochoclo?
      Te ofrezco palito, bombon, helados!
      Pero por favor no me manche la butaca!

      Eliminar
    10. Y si tenes razon, yo mas de la epoca del cine con mani con chocolate o un Laponia de vainilla jajajaj un abrazo

      Eliminar
  9. Gaucho, nadie tiene razón ni deja de tenerla.

    Si se entiende eso todo es mucho más sencillo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio!
      Eso queda claro desde el minuto cero.
      Pero es mas lindo argumentar y debarir (digamos que a mi me gusta mas).
      Con un poco de suerte, alguno convence a otro de lo contrario. O viceversa!

      Eliminar