viernes, 13 de marzo de 2015

rescate emotivo: tucker carioca




A principios de los cincuenta, Tucker inicia contacto con Alexis de Sakhnoffsky con la idea de materializar el segundo automóvil Tucker.
El nuevo auto sería un deportivo que privilegiara performances y el placer de manejar, con un diseño tan innovador como lo fuera el Torpedo.



La idea era producir el vehículo en Brasil para abastecer al mercado local y también exportar a Latin América.
El proyecto fue bautizado Carioca, que además de ser el gentilicio de los ciudadanos de Río de Janeiro, aparentemente es (o era) una versión del samba para bailar en salón.
Tucker contaba con los utillajes y herramientas que supo rescatar de su aventura anterior.
El nuevo auto aprovecharía todos los componentes ya desarrollados para el Torpedo, minimizando la inversión en nuevos herramentales.
De este modo, el nuevo vehículo debía venderse en forma de kit a USD 1,000 .



Tucker tenía la idea que los diseños tradicionales acumulaban entre 5 y 6 kg de barro en los guardabarros, lo que ocasionaba sobrepeso y corrosión. Su solución al problema era un coche con las ruedas separadas del cuerpo (o deberíamos decir “fuselaje”), cubiertos con guardabarros moticiclísticos fácilmente removibles para tareas de limpieza. Los guardabarros delanteros tenían luces incorporadas que girarían junto con la rueda al doblar.
Por otra parte, el diseño contaba también con una luz delantera única, detalle que se transformaba en el signo de Tucker.
El Carioca tendría motor trasero. Tucker estaba convencido de que el motor trasero era más silencioso, permitía un diseño más limpio en la trompa y era más seguro en caso de colisión frontal.
Por otra parte, el diseño de la cola del coche era sugerencia de Harry Miller, es decir que tenía neta inspiración deportiva.
El instrumental sería muy sencillo, con un velocímetro y cuatro testigos luminosos de combustible, presión de aceite, temperatura de motor y amperímetro.



Tucker sabía de muchos agencieros y concesionarios interesados en trabajar con las grandes automotrices y esperaba enrolar a estos comerciantes en una red de concesionarios para respaldar y dar servicio a su producto.
El mayor problema para producir el auto fue el costo de las matrices de chapa para la carrocería, pero Tucker se alió con proveedores alternativos que lograron minimizar el inconveniente.
Lamentablemente, la salud de Tucker se fue deteriorando a causa de un cáncer de pulmón que avanzaba más rápido que el proyecto Carioca.
Hoy en día pocos saben de Tucker y seguramente menos aún de su Carioca.

 

El tema es que aparentemente nadie conoce el verdadero aspecto que tenía (o hubiera tenido) el Carioca.
El boceto original, que se ve en primer término, se ve un poco desproporcionado y hasta "optimista", pero no olvidemos que era un boceto de un concept.
Sobre esa base, algún comedido hizo el segundo dibujo, seguramente asistido por una computadora que tampoco sabía demasiado de proporciones.
También rescaté de la web una maqueta hecha por otro comedido, que al menos se ve más acorde a la medida del hombre (foto más arriba).
Hace poco se desenterraron unos bocetos con una aparentemente legitimindad.
Estos bocetos se ven bien proporcionados, a la medida del hombre, y con aspecto de auto.



Lamentablemente no tenemos manera de confirmar si son o no son,
pero desde el aspecto racional, funcional y proporcional, yo les apuesto una ficha.
Ojalá no me equivoque, estoy apostando nada menos que el aspecto del último sueño de Tucker.

Hagan juego Señores!



Gaucho Man
el discernido



Fuentes:
http://www.kustomrama.com/index.php?title=Tucker_Carioca
http://www.gyronautx1.com/live-updates/the-lost-sketches-of-the-tucker-carioca-maybe-were-they-drawn-by-loewy-sakhnoffsky-or
http://www.fierrosclasicos.com/tucker-carioca-de-1955/
http://blog.hemmings.com/index.php/tag/tucker-carioca/

24 comentarios:

  1. Curioso proyecto, qué giro tan brusco de pasar a construir una berlina enorme a un ligero deportivo y tremendamente futurista. No desentonaría en la serie de los Jetson para nada!

    Lástima que a ese hombre no le dejasen desarrollar sus proyectos como él deseaba. Más suerte parece que está teniendo el presidente de Tesla, Elon Musk, y sus innovadores proyectos. Pero éste al menos tiene dinero en cantidad para hacer lo que quiera.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tesla tiene mucha plata.
      estuve husmeando su auto y si bien se ve un tanto improvisado, hay que admitir que es una complicada pieza de ingeniería industrial.
      tucker era demasiado romántico para este negocio.
      mala combinación.

      Eliminar
  2. Después de ver la película de Coppola (con todas las distancias a salvar , por tratarse de un producto de Hollywood), me quedo la impresión de que don Preston , más que soñar , quería "realizar" un sueño . No me asombraría que todos los bocetos y maquetas que nos presentaste fueran reales , y que estuvieran totalmente equivocados . . .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muy buena la última observación.
      el primer dibujo es una porquería, me recuerda a los dibujitos de meteoro: según el ángulo, varía la geometría del auto. desde acá se ve largo y flaco pero desde allá se ve corto y puntudo.
      los nuevos bocetos se ven más lógicos, pero todavía no estoy seguro de la viabilidad de ese proyecto.

      Eliminar
  3. Los dibujos suenan lógicos. Tucker es un tipo que vivió en la época equivocada. Con las tecnologías actuales y sus ideas, se imaginan los diseños?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Pablo, bienvenido al blog, aunque no me creas, nos conocemos del FB.
      los últimos dibujos se ven proporcionados y a la medida del hombre.
      pero los dos primeros son imperdonables.
      quizás hoy se hubiera podido hacer algo más efectivo, pero en esos tiempos no hubieran llegado a mucho.

      Eliminar
  4. Y???... y???... y el Gauchomódel?? Leía, leía, miraba fotos y esperaba ver el modelo artesanal.. y nada! Está bien que éste es un Rescate Emotivo, pero el Carioca es muy tentador para reproducir, no?
    Tucker intentó hacer en Brasil lo mismo que Kaiser en Argentina, con distinta suerte por cierto.
    Respecto a que el motor trasero es mas silencioso, cuánta razón!. Como el sonido se traslada por el aire de forma muy "lenta", cualquier auto viajando a velocidad crucero tiende a ir dejando atrás las ondas sonoras, o al menos a bajarle la frecuencia, lo sostenía Tucker como premisa de diseño es desde el punto de vista racional muy lógico.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es un modelo tentador para intentar (valga la cacofonía) pero tengo muchos modelos nacionales antes, algunos empezados y otros en proyecto.
      y por el contrario, los componentes fundamentales (tiempo, paciencia, vista, pulso) van disminuyendo día a día.
      con respecto al motor trasero y la insonorización, tengo mis dudas.
      la velocidad del sonido es muy grande (estimo cerca de mil metros por segundo) y la del auto apenas unas decenas por segundo.
      para que el auto se escape de su propio ruido debería andar a más de 300 kph.
      creo.

      Eliminar
    2. Si, obvio, para escapar por completo debería romper la barrera del sonido.

      Eliminar
    3. ni más ni menos, presisamente eso mismo.
      quizás haya una "sensación de insonorización" para el conductor que viaja adelante. pero seguramente no le preguntaron al que viaja atrás.

      Eliminar
  5. En la foto en que se ve una maqueta desde arriba pareciera ni mas ni menos que un modelo "Torpedo" al que se le han quitado los guardabarros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muy probablemente fuera así.
      lo que definitivamente me parece incorrecto son los dos primeros dibujos con las ruedas tan separadas.
      ni que fueran F1 de los sesenta...

      Eliminar
  6. Logico su intento de vender en Brasil y sudamerica ya que en los EEUU los grandes holdings le hicieron la vida imposble.
    Muy buena historia, este en concreto no lo conocia, si el proyecto "Talisman", obra de Alex Tremulis.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estuve mirando el talismán, pero hay poca información gráfica.
      tengo que leer más, quizás amerite un post.

      Eliminar
  7. Resulta un concepto divertido del automóvil, es interesante y atrevido para la época, pero no resulta un concepto divertido de la idea, el tipo sabía que nunca le iban a recibir ese auto en su país, menos ofrecido en kit... Mirar hacia el sur para ofrecer lo que otros rechazan es ya una tarea más que centenaria!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muy probablemente fuera así.
      el tipo tenía un sueño y la única forma de lograrlo era encontrando un mercado sediento y numeroso.
      y el mercado brasilero ofrecía ambas características.

      Eliminar
  8. Me encantó ese modelo a escala celeste y blanco, espero que sirva de fuente inspiradora para el futuro (cercano) "Gaucho Models". La nota muy buena, supongo que es la introducción al modelo en 1/43, ¿o me equivoco?
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola juan, no te entusiasmes.
      primero está el Viking, el Joseso, rastrojeros, alcre y una larga lista de nacionales, sin olvidar los racing.
      no creo que me alcance el resto de la vida.
      y después viene este tucker.

      Eliminar
  9. Hola Gaucho Man,desconocia por completo que hubiese un segundo proyecto del señor Tucker, ha sido para mi un alegria poder saber que despues del primer fracaso continuara con la idea de hacer de nuevo otro coche, aunque era un hombre que solo queria crear cosas nuevas y eso se paga caro en las sociedades conservadoras, donde todo lo nuevo e innovador asustaba..., admiro la libertad de diseños de los años opulentos de la america de los 50, donde las estridencias eran moda, no como ahora que es todo tan anodidno que todos los coches se parecen entre si.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo que tucker era un iniciardor compulsivo y si lo hubieran dejado (el establishment y su salud) nos hubiera inundado de autos y proyectos.
      hubiera sido lindo.

      Eliminar
  10. No hay mucho más que agregar, un artefacto rarísimo y con pocas chances de prosperar aún fuera de su pais.
    Ese tipo de innovaciones llevan su tiempo ser aceptadas, incluso hoy creo que tampoco lo sería pese a toda el agua que ya ha pasado bajo el puente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es verdad y es verdad.
      como diseño era una novedad pero se me ocurre que como auto real sería difícil de digerir, antes y ahora, acá y allá.

      Eliminar
  11. Fabuloso. De haberse realizado y haber tenido éxito, habría influido y adelantado la industria automotriz por lo menos en los diseños, al menos de 15 a 20 años. Muy futurista y adelantado para su época.
    Gran rescate Gaucho.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por fin uno que le gustó el fenómeno!
      si alguna vez hago un gaucho model de este tucker, te lo dedico!

      Eliminar