sábado, 7 de marzo de 2015

aec bus - gaucho models 1/43





A riesgo de soporizarlos una vez más, los voy a maltratar nuevamente con la historia de mis primeros pasos en esto de los autitos de colección.
Fijen las coordenadas temporales en 1988, yo era un Gaucho joven que descubría el mundo del diecast y quería tener todos los autitos del mundo.



Por otra parte, mi economía era tan reducida que apenas si alcanzaba para comer todos los días con mi flamante pareja de entonces.
Eran tiempos sin internet, con lo cual tampoco había mucha información.



Inexplicablemente cayó en mis manos una fotocopia de un folleto de Corgi, lleno de modelos ingleses.
Así fue como me enamoré de un colectivo más o menos parecido a nuestros Mercedes Benz pero que tenía cabina de un solo lado y puerta corrediza.
Todo eso con colores "muy ingleses".



Era marca AEC, de algún modo primo lejano de los Leyland que tuvimos en Buenos Aires, que siempre habían sido mi amor imposible.
Todo esto les daba un aura de deseo caliente, insano (bah, como yo).
Sin ninguna posibilidad de compra, tuve que improvisar y así salió mi primer colectivo, a escala 1/43.



Con más transpiración que inspiración interpreté las medidas del colectivo del folleto, inventando las cotas o aspectos que no se veían (aún guardo esa fotocopia con mis cálculos manuscritos).
Exprimiendo la neurona fui sorteando todas las dificultades que mi inexperiencia me ponia por delante. Desde la pintura del interior antes de cerrar el body para siempre (por el techo) hasta la forma de cortar veinte asientos iguales entre si, pasando por el pegado interior de vidrios o el desafio de hacer un juego de ruedas que al menos se pudieran identificar como tales.



Asi salió este bicho, más que una suma de partes es el resultado de una resta de todo lo que no tenia, el fruto de la carencia absoluta.
Un modesto testimonio de esos años en que mis ganas de hacer eran mayores que mis posiblidades.



Hoy en día es corriente canibalizar un modelo para extraerle las ruedas o algún otro elemento, pero en esos tiempos de malaria, la práctica no era posible.
Así fue como fui "inventando" las piezas que no podía (o no sabía) hacer con madera balsa.
Las ruedas fueron hechas con monedas, pero esta vez con un ancho de pisada más real.
Las llantas fueron simuladas con unos broches de mercería.



El cono de la luz fue hecho con la punta de un capuchón de birome (aún no conocía a Pablo Marinig y su blog).
La parrilla del radiador está hecha con un pedazo de una vieja válvula de televisor.
La puerta corrediza operable.

   

Todo de madera balsa, hueco con todos sus asientos, pintado por dentro y por fuera.



Como ven, tampoco sabía que existiera esa cosa maravillosa llamada "enduido".
Pero vieron qué lindo picaporte tiene!



Los guardabarros delanteros son recortados de un envase plástico con una circunferencia conveniente.
Esa puertita es la que aparece en la primera foto. No está pegada y quedó a la espera de una bisagra salvadora que no va a llegar nunca.



Me costó mucho entender las formas delanteras, la amalgama entre un body asimétrico y un capot geométrico, todo limitando abajo con guadabarros cilíndricos.
La alineación de las luces tampoco fué fácil.



Vaya uno a saber si existe un lugar llamado Binns Road o un parque en Brighton.



La terminación es muy tosca y el modelo tiene detalles imperdonables, sobre todo si comparamos con los Made in Corgi.
Pido disculpas si me extiendo mucho, pero quiero mucho a este bicho. Piensen que fulero y todo, este bus era lo mejor y lo único que se podía en esos tiempos difíciles.



continuará...



Gaucho Man
el asimétrico




14 comentarios:

  1. Como gaucho joven tuviste mucha fortuna al poder dedicarte a la maquetería. Otros caían en las redadas y eran enviado a los fortines de la frontera para combatir a la indiada!
    Me encantaron los recursos que usaste. De esos broches de mercería en los cajones de mi mamá hacía por decenas, pero a pesar de que jugué toda mi vida con los 1/64 jamás se me ocurrió decorar una rueda con esa llanta casi perfecta. Ya no quedan gauchos en estas pampas, y gauchos ingeniosos menos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por lo de ingenioso.
      pensá que eran tiempos de búsqueda y yo tenía otra apertura mental.
      podía pasar una semana o un mes buscando algo que sirviera en forma y tamaño.
      lo de los broches no fue ideal porque la llanta va para adentro y no hacia afuera,
      pero es lo más parecido visualmente que pude encontrar.

      Eliminar
  2. Me sumo a lo de Diego : cuando vi la primera foto , me impactaron las llantas (he visto Corgi viejos , y a las ruedas no le daban bola . . .) , ni me hubiera imaginado los broches ! No quiero imaginarme lo que costó resolver el encuentro entre el guardabarro izquierdo , el capó , y la pared de la cabina .
    Aprovecho a declarar que desconocía este modelo y/o las técnicas usadas en su construcción , porque cuando veas como estoy haciendo los faros de los UH , puede haber un conflicto de patentes !

    Iba a escribir que sería bueno que le dedicaras un tiempito para elaborarlo más ; pero me quedé mirando cómo la unión de las monedas hacían las veces del dibujo de las cubiertas , y me di cuenta que debe quedar como está . . .
    Claro , pobre bicho tendría que hacer demasiados kilómetros para unir las cabeceras , pero hay un Queen's Park en Brighton , y . . . fijáte lo que son los juegos del inconciente : en Binns Road , Liverpool , Frank Hornby levantó en 1914 la fábrica de donde salieron los trenes a escal con su nombre, los Meccano , y los Dinky Toys .
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, en este momento no tiene sentido tratar de mejorarlo. Sería demasiado trabajo para un resultado no garantizado. Si fuera un diecast común lo desarmaría e intentaría mejorar el acabajo de superficies (enduido, masilla y lija), pero no hay manera de desarmarlo. Además está hecho en balsa de un milímetro, el conjunto es tan delicado como liviano. Pesan más los trenes rodantes que todo el resto del colectivo!
      con respecto a lod e Binns Road, no hubo subconsiente ni inconsiente, fue a propósito, un guiño para conocedores.
      (soy un mentiroso yo!)

      Eliminar
  3. Gaucho, me quito el sombrero (bah, la boina...) ante tus trabajos; tu imaginación para superar los inconvenientes de la construcción no tiene límites.
    Esas ruedas, con su correspondiente (y perfecto) dibujo, más sus llantas, valen oro. Y son monedas más broches... me recuerda mucho a mis años de armar aviones, guardaba todo lo que me parecía que podía servir para algo.
    Gran trabajo Gaucho!
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el armado de aviones tiene mucho en común con este tipo de trabajos, ambos se nutren del mismo scratch.
      recuerdo días enteros buscando un envase transparente que pudiera hacer una buena cabina.
      pero son cosas que hacía de joven, espero no tener que volver a eso, esra muy cansador y los resultados eran simpáticos pero con mala terminación.

      Eliminar
  4. Veo que las piedras que el camino de tu vida presentaba no eran ningún obstáculo y nunca te bajaste de la bicicleta... bien hecho! Resolviste con ingenio las dificultades y no te achantaste, y el resultado fue muy bueno y esperanzador.

    Reconocí en el modelo a un Routemaster (el famoso doble piso de Londres) solo que menos alto y capaz, pero ahí está la asimetría del capó, tan reconocible. Pero desconozco si el modelo que te inspiró realmente existió.

    En todo caso yo me quito el sombrero, nunca fui bueno con la marquetería y admiro a los tipos que sabían manejarse bien con la segueta.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Antonio,
      la cabina "impar" no es exclusiva de los routemaster.
      empezó hace muchos años, mucho antes de este modelo incluso.
      independientemente que tuvieran uno o dos pisos.
      ya voy a presentar un eslabón perdido entre este AEC y el routemaster.

      Eliminar
  5. Siempre digo que es admirable tu iniciativa y paciencia para hacer modelos partiendo de la nada misma.
    Conocía este omnibus ya que lo mostraste alguna vez en aquellos gloriosos foros de antaño, y es el dia de hoy que no dejo de sorprenderme.
    Felicitaciones una vez más al chef.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente memoria!
      Es verdad que este bus es viejo conocido de todos los viejos.
      Sucede que hasta ahora apenas tenía fotos tomadas con mi vieja cámara de hace 15 años o más.
      Hace unos días le saqué mejores fotos y no quería dejar de compartirlas.

      Eliminar
  6. Creo que ya lei y comente este post, ¿uy será un Deja Vú?.
    En todo caso mis felicitaciones al artista.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nadie se baña dos veces en el mismo río,
      pero comentaste un post que salió por error.
      luego al momento de publicarlo "de veras" salía con error y fecha atrasada, es decir que nadie lo vería nunca.
      tuve que cortar y pegar, haciendo uno nuevo y eliminando al viejo,
      te pido mil diculpas por tu comentario, pero la ciencia hizo todo lo posible.

      Eliminar
  7. Hasta el momento sigo esperando el remanso que me permita probar que tanto podría hacer partiendo de la nada misma. Lo suyo es inspirador créame.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabo, créame, los remansos no existen,
      son los padres.

      métase a intentar que es gratis, total está tan lejos que no nos vamos a enterar.
      aquí lo espero aterrado.

      Eliminar