sábado, 13 de febrero de 2016

el especial de los viernes: dodge viper






Allá por los noventas, Chrysler era una marca del montón y nadie daba un centavo por ella.
La sorpresa fue cuando decidieron echar mano a la tradición y desarrollaron un concept que rescataba el espíritu roadster de Ford (¡?).
En tal sentido, contrataron a Carol Shelby como asesor técnico, quien tampoco tuvo reparos en objetar que los tradicionales Cobras habían tenido una tradicional motorización de Ford y no de Chrysler.
En cualquier caso, imagino que la participación de Shelby fue apenas testimonial y para algunas fotos que dieron publicidad a Dodge y a Carol.





La idea era construir un roadster en torno a un motor V10 que en otras versiones propulsaba camiones y camionetas.
Ese argumento también quedó sólo para la publicidad, porque en la práctica, el motor se rehizo por completo y el fierro bajo el capot de los deportivos no tiene nada que ver con el que portan los camiones..





El prototipo color rojo, ya tenía el aspecto básico de la versión RT/10, aunque no tenía el arco anti vuelco que luego fue característico de la versión cabrio.





En un tiempo que todos los constructores apostaban al motor central, todas las asistencias electrónicas disponibles, turbo y otras delicadezas, el Viper no tenia ni siquiera picaportes en las puertas.
La lista de accesorios incluía no aire acondicionado, no stereo, no nada.





Así las cosas, teníamos un prototipo con motor V10 delantero, el padrinazgo de Shelby y la intención tantas veces postergada de reemplazar al Cobra.
Todo esto terminó catapultando al Viper al top ten de deportivos.
Como también pasó con el Corvette y otros luego del roadster vino el coupe, llamado GTS.
El coupe era un producto más refinado en términos de confort (ahora con aire acondicionado), de rigidez de chasis, y por sobre todo, en aerodinámica porque parece que los primeros diseños tenían una alarmante tendencia a salir volando cuando circulaban a más de 250 por hora.

BBURAGO DE PUÑO Y LETRA

Los primeros modelos son de Bburago, seguramente los reconocieron fácilmente por las ruedas.
La ejecución es casi irreprochable, sobre todo si consideramos los límites de la juguetosidad.
El interior se puede mejorar con pinceladas, iguál que las luces traseras.
Por lo demás, ambos modelos lucen similar decoración, y podemos asegurar que las diferencias están a partir del limpiaparabrisas para atrás.
Quizás en la realidad haya más diferencias pero en los modelos no son tan notorias.




EL PLATO FUERTE



Por suerte, no todo es Bburago en la vida.
El Viper también fue replicado por Universal Hobbies, quizás antes que se dedicaran a los tractores.
Tuve la delicadeza de no comparar al modelo italiano con el de UH, me pareció que era injusto para con Bburago.



Es que el modelo de UH se ve más musculoso que el italiano.
Parecen dos autos diferentes.


Más allá del tema formas y proporciones, el UH gana en el apartado "racing".
En efecto, la verdadera estrella en el UH es su minuciosa preparación que no se limita a un juego de calcos deportivos.


El Viper de competición tiene tomas de aire para enfriar el habitáculo, los frenos traseros, una ventana trasera con canalizaciones, una antena casi invisible sobre el techo.
Los limpiaparabrisas también son macanudos.
Quizás las llantas no se ven tan espectaculares pero podemos disculparlas pensando que es un modelo de hace casi diez años.


También tiene insertos para las luces traseras y delanteras, la tapa del tanque de nafta y hasta un modesto detalle de los bajos que tanto le gustan a Antonio.



Otro aspecto interesante del UH son las branquias con agujero, se ve que hay algo por allá adentro.



El UH está dos colores: blanco y azul.
Como se imaginarán, el azul es exactamente igual al blanco pero cambia el color.




NO HAY DOS SIN CUATRO

Otra empresa que se aventuró con el Viper fue Altaya.
Muy similar en medidas y proporciones al UH, aunque menos sinuoso en tomas de aire o antenajes.



El Altaya tiene a favor y destaca por las luces delanteras amarillas, además de un par de faroles adicionales encastrados en la arista de la trompa.



Acá una vista del terceto.
Como dije antes, me abstengo de incluir a Bburago en estas comparaciones.



En este trío se aprecian las formas del Altaya bien en sintonía con los UH.






EL VIPER GAUCHO

Piensen en 1992, con un Gaucho joven que quería tener todos los autos del mundo.
Piensen en la carencia de esos años, que por políticas o economías, nacionales o personales, era imposible pensar en un coleccionable sólo para canibalizarle las ruedas.
Sin experiencia, sin materiales, con muy poca data pero muchas ganas de hacer cosas.



Así surgió este modelo imperdonable, tomado de una foto o quizás de dos.
Las ruedas tomadas de algún pull back chinazo y el parabrisas de algún otro estrellado (en esa época no me animaba a enfrentar transparentes vírgenes).



Los asientos también fueron cedidos, es decir que el verdadero trabajo estuvo en la carrocería y en las toscas pinceladas.
Espero sepan perdonar el pecado cometido.
Yo vengo perdonándome desde hace varios años.
Es que tampoco me queda otro remedio.



That's All Folks!



Gaucho Man
el incólumne









14 comentarios:

  1. Ja! La vez que le comenté qué hacía un "especial de los viernes" , un día jueves , me contestó condescendientemente , que aunque fuera un recién llegado , indeed , en Quilmes-upon-Thames existía una larga tradición que lo avalaba . Ahora que lo pone un sábado ¡Con qué me va a salir ! ¡Mire , mejor no me haga calentar , y pasemos a los modelos !
    Los Bburago ... ¿Sabe una cosa? A pesar de las ruedas , el cabrio realmente me gustó .
    Gran sorpresa con los UH : la gráfica con calcas , y además con tanto "carrier film" , quizás por eso me gustó más el azul 64 . Yo , que casi les tengo hecho un altarcito a los muchachos de la rue du Cap Vert , tengo que decir que el altayero 51 se lleva las palmas ; además de las luces de la trompa , por las ventanitas deslizantes de los costados , y sobre todo las llantas .
    Es inútil ; las únicas cosas sagradas , las únicas cosas en la que se puede confiar , son la fidelidad de un perro , y la imbancabilidad de los cuñados !

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las cosas que me gustaron de los UH es que están hechos con varias piezas, o al menos están tan bien hechos que dan esa impresión. Paragolpes trasero, capot delantero, zócalos se ven como si fueran piezas separadas.
      El altayero tiene la ventanita, las luces y quizás la decoración que lo hacen más potable.
      pero se fijó qué mal que ajustan esas luces en la trompa? parece que los hubiera hecho yo!
      se lo juro por mi cuñado.

      Eliminar
  2. Ve que me hizo calentar al pedo : me olvidé del Gaucho model. Provengan de donde provengan , las ruedas ya están más a tono que las de los Bburago . Y la dignidad de salir a buscar su Viper , es mucho mayor a la de rasgarse las vestiduras por no tenerlo .
    De todas maneras , me parece muy bien que no sea autoindulgente ; para perdonarlo estamos nosotros .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por comentarios como ese, es que lo quiero mucho.
      sépalo

      Eliminar
  3. No te castigues mucho, el molde de ese bicho yanki es tremendamente complicado, con todas esas curvas...

    Ando detrás de una versión de AutoArt y sale muy barato, pero no puedo explorar mucho el mundo de los coches norteamericanos, sería abrir otro frente y no está el horno para más bollos.

    Pero me gusta tanto el Viper, que hasta me agrada el de Burago!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo recordar que el autoart es una versión posterior de viper.
      no sé si tienen el mismo encanto que estas dos primeras versiones.
      si te gustan los bburagos te vendo uno, precio de amigos!

      Eliminar
  4. La verdad resulta incómodo pensar a Shellby fuera de sus Cobras, menos aún fuera de Ford, pero todos somos prostituibles por algún precio.
    Es el paso en falso más famoso este auto, ya que el deportivo americano vivía de los brillos del pasado y este intento de ponerse al día terminó en un cascarón moderno para lo mismo de siempre.
    Por otro lado los modelos son loables cada uno en lo suyo, Bburago muestra lo mucho que se puede hacer con poco, Altaya mostrando que se puede ser masivo y mejor, el UH mide más alto presumiendo suficiencia incluso para años venideros.
    El Gauchomodel es un encanto y da testimonio de la vida preinternet, información escasa, no sólo de lo que se quería reproducir, sino de que ya se estaban fabricando en algún lado y cuanta gente lo tenía o lo buscaba...
    Sabe que a veces extraño esos años donde uno resultaba un tanto más único en el universo y no diluido entre un mar de semejantes, por eso pongo la ficha al gauchomodel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es verdad que antes de la internet, todos eramos más únicos.
      ahora me veo repetido en mucha gente,
      y lo que es peor, no son iguales a mi,
      sino que
      me superan en todo lo que soy y todo lo que hago.

      Eliminar
  5. Cada vez menos, pero de vez en cuando los yankis hacen las cosas bien, aunque el motor era de origen lamborghini.
    Soy de bburago aunque en esta ocasion me decanto por el UH blanco, edicion Le Mans, supongo. Por supuesto sin obviar al interesante ViperGaucho, algunas partes mejor que otras pero con mucha dignidad para los medios con que contabas.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola xavi, ese UH blanco se pasó diez años en una caja y ni me acordaba que lo tenía.
      indudablemente fue el justificante disparador de este post.

      Eliminar
  6. Muy buenos los tres Viper! Ah, cómo? Es que hay más? Vio como soy yo Gaucho, sólo miro los de carrera...
    Los de UH son muy lindos, no se con cual quedarme; pero, por decoración, mi preferido es el de Altaya. Eso si, como también yo lo tengo, deshojaré la margarita para ver a cual UH apunto en un futuro: azul, blanco, azul, blanco, azul...
    Abrazo!
    PD: Si a ese Gaucho Model le ponía un número, quedaba pipí cucú!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. otro fan de los UH.
      yo me tiraría al blanco que es menos visto,
      aunque el azul tiene un nose qué...

      Eliminar
  7. El azul de UH para mí. El Vipergaucho, de qué está hecho?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. madera y plasticola y lija
      en esa época no existia otra cosa.
      te anoto con un UH azul

      Eliminar