jueves, 24 de enero de 2019

gaucho trabajando


 


TODO EN SU MEDIDA Y ARMONIOSAMENTE

Hace unos años yo profetizaba que la vida del coleccionista tenía un antes y un después de la primera vitrina.
En la primera vitrina, el coleccionista juntaba todo lo que venía acumulando bajo el pretencioso título de "colección".
El resultado no mentía, era una calificación explícita del nivel de coherencia temática, escalar, o lo que fuere.
En ese momento, el coleccionista sabía que había piezas que debían quedar y otras que debían salir de la colección.
También profetizaba que este fenómeno podía repetirse varias veces al año.



Seguramente recuerdan un post anterior , allá por setiembre en el que mostraba mis avances tras las obras de pintura en mi casa.
Aunque no crean, el trabajo de restituir las cosas a su lugar, aún sigue sin terminar.



Precisamente, en estos días estuve armando vitrinas y nuevamente transcurrí por esa cuestión.



Como siempre (y como todos, según creo) el factor limitante es el espacio.
Las matemáticas no engañan, no es posible poner autitos donde no hay lugar.
En mi caso particular, mis colecciones de autos nacionales civiles y autos nacionales deportivos se vieron engrosadas por los coleccionables de kiosko, y en algún caso por mis manualidades.
Aproveché para sacar una orda de Lamborghinis, y los camiones y buses que esperarán tiempos más propicios.



El tema es que pese a la poda temática, igualmente tuve que seleccionar modelos que quedarían y modelos que deberán esperar.

La batalla más reñida fue de los TC.
Yo ya tenía un variado muestrario de TC, algunos artesanales, otros incunables de nuestra vieja industria juguetera. Todos modelos perfectibles pero con mucha carga emocional, con el sabor de las cosas que no volverán.
Ahora están los coleccionables, con un nivel de perfección capaz de humillar a cualquier juguete o modelo artesanal.



La decisión fue difícil pero opté por dejar los coleccionables afuera, al menos la gran mayoría.
En algunos casos mantuve varias representaciones del mismo modelo, más que nada para apreciar las diferencias (sobre todo en Truenos y Liebres).



También dejé espacios en blanco, esperando futuros modelos que vengan a completar las vitrinas.
Otra cosa, no sé si notaron el auspicio de Coca Cola para las nuevas vitrinas.


LAS COSAS EN SU LUGAR

Como verán, las vitrinas están en el living de mi casa. 
El espacio es muy limitado y los autitos comparten lugar con otros efectos familiares, desde álbumes de fotos hasta música o literaturas varias, pasando por adornos, cuadritos y/o esos cajones de mimbre que guardan cualquier cosa.
Podría mandar todo a otra habitación y meter tres o cuatro vitrinas más, pero la verdad es que no quiero transformar al living en un museo de miniaturas.
Sería causal de divorcio.

COMING SOON



No podía dejar este soporífero dossier sin compartirles los proyectos en camino.
El colorado (Baufer Cheetah) está detenido a la búsqueda de un parabrisas, y de un color adecuado.
El amarillo (Formisano Aranzana) está en gestión de calcos, créanme que le falta muy poco.




Los otros dos (Formisano Camello y Avante) están en proceso y tomarán algunos meses todavía.
Para despedirme, les mando una foto de mi banco de trabajo.







That´s All Folks!




Gaucho Man
el indeciso







26 comentarios:

  1. y que haces con los autitos descartados para las vitrinas? los dejas aparcados en cajas o te deshaces de ellos?.
    Me gustó volver a ver un teléfono de rueda de dial, aunque ahora no se si sabría usarlo, jeje.
    Me alegra saber que hay una nueva hornada de modelos esperando para ver la luz.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el momento los guardo, me hice de unas cajas apilables muy convenientes. Luego, con el tiempo decido si los conservo o osvendo, aunque soy tan mal vendedor que generalmente termino regalándolos.
      Los gauchomodels vienen en camino, el que está retrasado soy yo...

      Eliminar
    2. Ah! El teléfono negro es de la GauchoLínes, una hot line que tenía hace un tiempo.
      Es un lindo aparato, sobre todo por su robustez, aunque a veces tiene problemas con el wifi.

      Eliminar
  2. Gran problema: el maldito y tirano espacio. De mi parte, prefiero tenerlos amontonados en la vitrina a guardarlos en cajas en un ropero: no podría tenerlos en la oscuridad, fuera de mi vista. Pero llegado el momento...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy en duda, porque si los amontono en la vitrina, no se aprecian en su totalidad.
      Pensá que mis vitrinas no te permiten sacar y poner a cada rato, entonces están separados, de manera que se aprecien bien.

      Eliminar
    2. Si, te entiendo perfectamente; en tu vitrina es imposible sacar y poner coches a cada rato. Se me ocurre, si te sirve, que podrías colocar temas rotativos anuales, para lo cual deberías tomarte todas las vacaciones de fin de año para cambiarlos. Por ejemplo, este año todos los Gaucho Models y coches de marcas "premium". El próximo, los modelos de coleccionables que han salido en años anteriores. Luego, los coleccionables que aparecieron en esta "nueva ola" de los últimos años... Y vuelta a empezar. Así podrías tener, a su debido tiempo, todos exhibidos y, al estar espaciados, poder apreciarlos.
      El tema de lograr ordenar los coches en la vitrina, y que se puedan apreciar bien, es uno de los más complicados, ya que jamás encontrás el punto "exacto" (que, por cierto, no debe existir...).
      Abrazo!

      Eliminar
    3. El tema de mis vitrinas que no sólo son trabajosas sino peligrosas, no es fácil manipular esas peceras de un metro de largo para encajar en un estante que está a más de un metro cincuenta, sin golpear ni tirar ningún autito. Ya he tenido una experiencia muy nefasta.
      Cualquier criterio que use debe durar no menos de cinco años, no me gusta andar toqueteando nada.

      Eliminar
  3. Gracias por el "update", ahora sabemos la situación actual de la colección y tus próximos trabajos.

    También me agradó ver el lugar de tu trabajo, pero lo realmente curioso debe ser verte trabajar ahí!

    Y un aplauso para tí también por tu generosidad a la hora de desprenderte de algunos modelos, me consta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por bancarme y seguirme, imagino que las novedades de vitrina de otro coleccionista no deben ser muy entretenidas, pero esas vitrinas son el termómetro de mi entusiasmo, y por un absurdo tecnicisno hacía varios meses que estaban sin instalar, frenando mi entusiasmo y un montón de otras cuestiones hogareñas (maldito espacio).‎

      Eliminar
  4. Nada nuevo, maldito y tirano espacio!!! yo ya no se donde meter las cajas de lo que no esta en las vitrinas..... me encanto el espacio de trabajo (el viejo tablero de dibujo tecnico quizas?) eso es lo que yo necesitaria, un lugar donde poder dejar algo a medio hacer hasta el otro dia (o la otra semana, o el otro año...) pero sin tener que guardar todo hasta ese momento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El espacio es un problema, me guataría tener un espacio con barra, espacio para la colección, para mi Shelby Cobra, y una barra para tomar algo con mis amigos.
      En cuanto a la mesa, lamento desilusionarte, pero es una mesa de madera de 80x80, bien pedorra, ni siquiera está pintada. Como lugar de trabajo está bueno pero debo admitir que a veces queda chico y tomo prestado algún estante de la estantería para guardar alguna herramienta.

      Eliminar
  5. Que termines pronto Gaucho.
    Invariablemente todo coleccionista enfrenta tarde que temprano la crisis del espacio y le enfrentamos muchas veces ya al borde del colapso..

    Yo acabo de sobrevivir mi 3ra crisis de espacio pero no la he librado del todo. Comensè a invadir el resto de casa y tuve que abortar la lenta transformaciòn cuando descubrì que la Sra. que nos hace el aseo ya me estaba rayando mis autitos con su trapo "hùmedo". Estoy trabajando en mas soluciones aunque la mejor es la mas difìcil: Dejar de comprar..
    ¡Noooo..!!

    Vi tus fotos anteriores tambièn. Tu living es encantador, a mi me harìa sentir que no estoy solo, entre libros, autitos y cosas de la familia. Solo mas cuidado con las peseras.. ok?

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eddie, no comprar es la mejor solución, pero... ahí dejaríamos de ser coleccionistas? Lo que si te puedo dar la solución es a "la Sra. que nos hace el aseo ya me estaba rayando mis autitos con su trapo hùmedo".
      ¡No tengas Sra. que te hace el aseo!
      Jajaj, abrazo!

      Eliminar
    2. Creo que lo más importante es saber seleccionar, seleccionar lo que uno ya tiene,
      y también seleccionar lo que uno compra.
      Luego de una primera o segunda purga, uno ya sabe qué es lo que va a sobrar en el largo plazo.
      Es por eso que yo me cuido tanto con la compra: para evitar los sobrantes futuros.

      Eliminar
  6. Muy buena la reflexion, es un gran dilema y que nos convierte en unos instantes en jueces de nuestros recuerdos, con un veredicto bueno o malo, pero casi nunca justo, me pasa mucho cuando quiero ordenar las fotos y ponerlas en albunes, que iluso soy, porque a la cuarta foto entras en la dimension del recuerdo y te regocijas en mil y una vivencias del antes y el despues de esa foto, hasta que alguien te dice que la comida se va a enfriar con un grito y te devuelve al presente, con un monton de fotos por clasificar que nunca acabas de hacer nada mas que volverlas a guardar...
    Con las miniaturas para igual, queremos estar con ellas mas tiempo, en esta vida llena de prisas y de vez en cuando nos aislamos en darles un poquito de cariño y su lugar en nuestro campo de vision...
    Un abrazo y gracias por hacernos disfrutar con tus dilemas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno es uno y sus pertenencias, sobre todo si es coleccionista.
      qué difícil es seleccionar fotos, discos, libros, revistas, autitos!

      Eliminar
  7. El problema es que yo difìcilmente hago purgas.. Y solo se van los repetidos y soy del que les gusta tener todo junto..
    ..ootro problema. Mi mujer me dice que soy un $%&## chacharero.. ja, ja..
    pero aùn asì se escucha mejor que a c u m u la d o r c o m p u l s i v o . . .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. todos somos acumuladores, lo de "compulsivo" es un invento de la televisión.
      pero hay que moderarse, por el bien del hobby y por nuestro propio bien.
      a mi me cuesta mucho vender los sobrantes,
      entonces trato de limitar la compra de nuevos autitos.

      Eliminar
  8. No compartió el almohadón blanco con detalles en negro... Eso me pone de pésimo humor!

    Ya le comenté alguna vez lo envidiable que es por el hecho de llevar varios proyectos en simultáneo, con lugar de trabajo específico y todo eso... Bueno... ESO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabo, por favor no se me sulfure! No pude fotografiar el almohadón porque estaba el gato arriba durmiendo.
      El lugar es envidiable, créame que hasta yo me lo envidio a veces.

      Eliminar
  9. El interior de la Gaucho Werke GmbH! De verdad, es admirable la pasión que conlleva todo el automodelismo y la voluntad de realizar los modelos. Yo no me animo ni a armar autos de papel para no sufrir con la plasticola.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me siento cómodo con el papel, lo mío es la madera balsa, no es un material noble pero se adapta a mis modestas expectativas.
      En tal sentido, el taller (aunque sea una mesa o una caja de zapatos) es fundamental. Si uno tiene que trabajar en un espacio compartido como ser la mesa de luz o la tabla de planchar, corre con una presión que atenta contra el trabajo.
      Consígase una mesa y va a ver qué bonitos le salen los autos de papel!‎

      Eliminar
    2. En mi caso, a la lucha por la mesa de trabajo habría que sumarle la lucha por la impresora.
      Que gastás tinta en esas porquerías, que quiero imprimir y los cartuchos están vacios... En fin, marche una mesa y una impresora (o marcho yo, no descartemos)

      Eliminar
    3. en mi casa era parecido con mi hijo que también hace papermodel (tengo un post de un avionazo, para dentro de dos semanas),
      se consiguió un locutorio con impresora cerca de casa, pero cuando vimos lo que gastaba en locutorio, casi casi que le compramos una impresora para él.
      Ahora hay impresoras muy baratas, y los cartuchos no oficiales son una delicia!

      Eliminar
  10. Muy buenos los modelos que se vienen, aunque uno siempre espera que aparezca la colección "Nuestos Queridos SP"...
    El tema del espacio es un problema grande. Y como bien dijiste la relación entre superficie de vitrinas y la posibilidad de divorcio es directamente proporcional. Tengo un proyecto en mente de vitrinas móviles que sirven como expositores y a la vez como guardado en espacio reducido, pero es muy costoso para llevarlo a cabo, debería conseguir un soponsoreo de Coca Cola también para llevarlo a cabo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó lo de la posibilidad directamente proporcional, pasa en las mejores familias.
      Yo había pensado un mueble similar, por ejemplo una mesa o una cómoda, con muchos cajones, todos en cuadriculado y muy bajitos, y con tapa de vidrio o algo similar.
      Pero el costo siempre es alto, y tampoco tengo espacio para semejante mueble.

      Eliminar