lunes, 21 de enero de 2013

diecast central: la colección ideal

Para los que no saben, este blog responde a una iniciativa de Diecast Central.
Por más datos pueden darse una vueltita por Auto Modellbaus y Lauburu43.
Algún día seremos como mil.


Hace unos años lei un libro de economía pretendía explicar la elasticidad de demanda, trataré de resumirlo para ustedes:

"Si uno está sediento en medio del desierto y aparece un vendedor de agua,
por un vaso de agua, puede pedir un millón de dólares o pesos.
Uno acepta precio, pone la plata, se toma el vaso.
Si el vendedor ofrece otro vaso, como ya hemos saciado parte de nuestra sed,
por ese segundo vaso vamos a regatear y como mucho pagaremos medio millón.
Y si aparece un tercer vaso quedamos en cuarto de millón.
Y así sucesivamente.
Resumiendo: a medida que se tiene más de un bien, disminuye el valor tentativo de las partidas sucesivas"

Dicho en castellano: Mientras más se tiene, menos se necesita y menos se compra.
Lo que más me llamó la atención fue un último comentario:

"la excepción de la regla son los coleccionistas, que siempre quieren tener más, no importa cuánto tengan ya"

Esta frase me dejó marcado.
Y eso que en esa época yo no coleccionaba.


Señores, hablemos de colecciones.
Qué es lo que debe tener una colección?
cosas
hasta ahí vamos bien.
qué tipo de cosas?
de las que uno quiera coleccionar, eso no se discute.

Cuántas cosas?
Acá se pone fulero porque inciden factores externos como costos, espacio disponible, disponibilidad de las piezas, etc.
Volvamos al coleccionista.
Seguramente, el coleccionista va a querer tantas unidades como sea posible, y más aún.
O quizá no.
El coleccionista puede querer pocas piezas pero buenas (me incluyo en éste grupo).


También podemos imaginar el extremo de esta tendencia,
una colección de una sola pieza que sea realmente exepcional.
Un universo impar, todo para un sólo hombre.
Una pinacoteca que contenga sólo a la Gioconda.

Una colección de esta dimensión monoaural tendría la ventaja del poco espacio
(salvo que uno coleccione torres Eiffel).
Es que como todos sabemos bien, el espacio es factor condicionante.

Quizá por eso, en algún momento se impongan las colecciones virtuales.
No estoy divagando, cada vez falta menos para eso.
Imagínense poder tener toda la colección en un pendrive.
Para ver la colección bastaría con un proyector holográfico 3D.
También cualquiera de nosotros podrá hacer sus tunings, editando los archivos convenientemente.
Seguramente se inventará algo para evitar la piratería.


Todo sea por llevar la colección en un pendrive.
Para la cartera de la dama o el bolsillo del caballero,
para saborear en el camino, para llevar de regalo a casa.
Cualquiera, hasta los presos podrán tener su propia colección.
Y no necesariamente limitarnos a autitos.
Se podrán coleccionar desde estatuas hasta jarrones (problema lógico para el que quiera coleccionar pendrives).
Por otra parte estos modelos serán inmunes al polvo, humedad o luz solar,
indestructibles a perpetuidad,
salvo que algún idiota formatee el pendrive.

Por lo pronto ya he definido mi colección ideal:
+ pequeña en cantidad
+ pequeña en tamaño
+ indestructible

Ahora les toca opinar a ustedes.



Gaucho Man
el atinado





20 comentarios:

  1. No creo que haya colecciones virtuales nunca, ya que el coleccionismo es la antítesis de la virtualidad.

    Se busca poseer, palpar sentir el objeto en desmedro de una imagen del mismo, incluso para el que colecciona fotos busca laa foto física no la inagen en una pantalla de la misma...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dele unos años a la holografía
      y va a poder palpar, escuchar y oler.
      ya lo veo escribiendo en auto virtualbaus.

      Eliminar
  2. Le doy 4.2 millones de razones por el batimovil para que piense en el valor de lo original y no en un archivo pretencioso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabo, quizá haya algún plutócrata coleccionista de originales pero le aseguro que los tipos como Usted y yo vamos a terminar comprando (o pirateando) pendrives.
      a propósito, no me haría una copia de la estanciera?

      Eliminar
    2. Hoy es viernes y no puso nada...

      cachoendié será posible!

      Eliminar
  3. Amigos, lamento informarles que el futuro nos ha alcanzado. Las colecciones virtuales ya existen. Ustedes forman parte de mi colección virtual de amigos y sus colecciones, jí ji. Por cierto, muy valiosa para mi.
    A veces veo sus fotografías y aunque no les puedo tocar, muchas imágenes se quedan en mi mente como si les hubiese tenido en las manos.
    Ven? no es del todo mal. Somos como un disco duro que necesita ser alimentado y esa es la parte que no hemos tocado o tratado desde esa perspectiva.

    Gaucho, tu colección no solo es ideal. Es ÚNICA.
    Felicitaciones.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad lo que dices Eddie, el futuro ya comenzó y es ahora.
      Todos somos representaciones de nosotros mismos, contados en bites y todo eso.
      estoy pensando en vender fotos mías digitalizadas. me voy a llenar de plata!

      Eliminar
  4. No vayamos tan lejos, tras las tarjetas de los Hot Wheels ya viene un código, donde al escanearlo, agregas esa pieza a tu colección en línea, quizás esto que vemos ahora mismo sea solo la antesala de lo que njos prepara el futuro. Tambinén es cierto lo que dice Eddie, pues aunque no conozcamos físicamente sitios, personas, etc. En algún momento es inevitable recordar esa foto u imagen donde por primera vez nos enteramos de la exitencia de tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo, ante todo bienvenido al blog, ya voy a darme una vuelta por tu espacio.

      cada uno de nosotros tiene su colección real (aunque como dijo el Cabo los autitos a escala son representaciones virtuales de los de verdad).
      y quién no tiene en su teléfono o computadora fotos de la colección para compartir o mirar en los momentos de tranquilidad o soledad (por ejemplo en la sala de espera del dentista).

      Eliminar
  5. Gaucho, me resisto a la colección virtual; me gusta ordenar mis autitos en la vitrina, tocarlos, pasarles una franela (con un poquito de "Blem"), olerlos, mirarlos desde todos los ángulos.
    Pero quien sabe que nos espera a la vuelta de la esquina...
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Juan, aunque tu torino minarge sea bien real, es una representación virtual del triunfo de nurburgring.
      puedes pasarle blem a la representación.
      también puedes pasarle blem al pendrive.
      no habrá tanta diferencia.

      Eliminar
  6. Lo que da de si tu post, se habla de economía, de coleccionismo, de tecnología virtual.
    Estoy a favor del buen uso de la tecnología, siempre que aporte ventajas, pero para según que aplicaciones no acaban de convencerme por ejemplo los Ibooks, prefiero los libros, al igual que los vinilos a los CD, la pantalla de cine a los modernos Blueray, y por supuesto los coches antiguos a los modernos.
    En fin,... ¿que podemos hacer nosotros? supongo que adaptarnos o morir, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yes, adaptarse o morir
      o al menos quedarse afuera.
      es una cuestión cultural.
      yo tampoco banco los libros en pantalla
      pero ya le dije que sí al CD y al DVD.
      y a los teléfonos celulares, y a la internet, y al microondas, etc etc.
      es cuestión de tiempo.

      Eliminar
  7. No por favor colecciones virtuales no!, dejenme por favor disfrutar un poco y mantener ek equilibrio, entre coleccionista y el sindrome de digenes a escala 1/43...
    Ahora hablando en serio....,muchas veces me han sentido ser un bicho raro por gustarme los coches con pasion, y si son en miniatura, detesto esa mirada que a veces te dedican algunos cuando les comentas que coleccionas..., y el colmo es cuando te preguntan si juegas con ellos...
    Cuanta incultura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es difícil jugar con un holograma,
      de eso no te pueden acusar.
      ese es un punto a favor de la colección virtual.

      Eliminar
  8. A mí me gustaría darle la vuelta a tu argumento y convertirme yo en alguien a 1:43, para poder ver bien los modelos y entrar en ellos...
    Lo del pendrive como que no me convence mucho, tengo que tener el modelito en la caja, abrirla, destornillarlo y tomarlo en la mano.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, eso de volverse chiquitito lo he pensado yo también, muchas veces.
      aunque debo confesar que mis intenciones eran menos sanas, más bien respondiendo mi bajo instinto de voyeur.

      Eliminar
  9. Hola Gaucho!!!!! Keynes era un coleccionista de dinero, tendrìa que haber incluido a los avaros....

    Coleccionismo virtual? Por supuesto!!!! Acaso el que colecciona postales, no està coleccionando lugares de manera virtual? Nos guste o no, va a llegar, porque el "virtualismo" va a ser algo común de las próximas generaciones. Lo raro, va a ser tener cientos de autitos. Pero recuerden, que nunca nos daremos por vencidos....

    Una colecciòn de una sola pieza, es una colecciòn? de ser así, soy un coleccionista de infinitos objetos....

    Saludos Gaucho, la verdad es que esta vez saliò mejor que nunca el Diecast. Eddie, dio en la tecla con el tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como Usted dice Vasco amigo mío,
      todo es virtual, hasta el más concreto de los autitos de Altaya, es una representación virtual de un vehículo determinado.
      Y aunque digan lo que quieran, ya todos estamos bailando con esa musiquita de lo virtual, lo moderno.
      no tiene sentido discutir ni revelarse, es hora de unirse a ellos y empezar a acondicionar nuestras vitrinas para exponer nuestros pendrives.

      Eliminar