domingo, 11 de agosto de 2013

tempo hanseat - gaucho models 1/43

Cualquier análisis apresurado podría decidir que mi Tío Cholo empezó a morir a los 25 años.
Venía en moto -una AJS 350- por un camino perdido por la campiña sanjuanina y tuvo una caída fea.
Quedó tirado en medio de la nada y tuvo la suerte de que un comedido lo encontrara, que lo levantó en su carro y se lo llevó.
De no ser por este comedido, quizá mi tío seguiría tirado en ese camino.



Pero al ser movido con tan poca ciencia, su espinazo terminó de ceder.
Y así fue como mi tío de 25 años quedó condenado a silla de ruedas perpétua.


Por esas cuestiones de familia, mi tío vivió siempre en mi casa.
Párrafo aparte para mi vieja que cuando mi viejo le propuso matrimonio le dijo "sí, pero a mi hermano no lo dejo".
Y otro reconocimiento para mi viejo que aceptó al cuñado sin chistar.



Mi tío era relojero en la época que los relojes tenían cuerda, luego aprendió electrónica y finalmente se especializó en reparación de cualquier cosa que exigiera una mano hábil.
En efecto, mi tío tenía una gran habilidad manual y estuvo siempre a mi lado enseñándome y orientándome con los distintos materiales y herramientas.
O haciendo las cosas que yo no me animaba.
Verlo trabajar era toda una experiencia.
Su discapacidad no era problema para meterse dentro de un televisor o un lavarropas para soldar un contacto.



Tenía un carácter extraordinario, siempre de buen humor y muy generoso.
No es extraño que tuviera muchos amigos que peregrinaban por mi casa a cualquier hora del día, o se lo llevaban invitado a interminables asados o fiestas familiares.



En los últimos años, su cuerpo deteriorado lo limitaba mucho, su mala circulación hacía que sufriera frío aún en días primaverales.
Pese a tanta debilidad, nunca perdió su sentido del humor.



Ni siquiera cuando fui yo y le pregunté cómo se podía hacer un juego de bisagras para un extraño triciclo que estaba haciendo con madera.



Aún con el pulso cansado y la vista gastada, sus manos expertas agarraron las herramientas con seguridad pero muy suavemente, como si las acariciara.
Tijera, chapa, alambre, pinzas, otra pinza más fina, martillo, yunque.
Y así surgieron las bisagras que enaltecen este bicho feo.



Muy poco tiempo después de este trabajo, la salud empezó a escabullirse con pasos demasiado veloces para la silla de ruedas de mi tío.La vida se fue acelerando barranca abajo hasta que terminó de una forma que preferiría olvidar.



Cuando fuimos al cementerio, la columna de gente que lo acompañó en los últimos metros, tenía una cuadra y media de largo.Una cuadra y media llena de gente que quería despedirse de mi tío, muchos de ellos totalmente desconocidos que venían a saludarme y felicitarme por mi tío.



Hoy hace unos quince años de ese día, y todavía extraño a mi maravilloso tío.
A mi tío que venció su propia discapacidad y tuvo fuerzas para vivir y rodearse de grandes amigos que no lo olvidarán.
Mi tío el triunfador.



Cualquier duda, si queren ver un Hanseat realmente lindo, vayan al blog de Diego Cruiser.

That's All Folks!

Gaucho Man
el abrupto






y no se olviden que

      ESPACIO PUBLICITARIO     

Gaucho Man trabaja a destajo en su próximo dossier!


Un Informe revelador con la más descarnada realidad que marcará un antes y un después en la historia de los blogs de die cast.

LAS MUJERES Y EL DIECAST

No se pierda esta fascinante investigación!
Un desgarrador informe, con fotos, estadísticas, fotos, testimonios, fotos!
No digan que no les avise!














15 comentarios:

  1. La puta, que viejo estoy, me hiciste llorar (aunque Valeria es mucho más joven que yo y también lloró).
    Hermoso texto Edu, así como vos lo recordás a él, tu tío debe haber estado orgulloso de tener un sobrino como vos.
    Abrazos amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, no me digas que lloraron por este texto, si no es tan malo. Seguramente te estas poniendo viejo.

      Eliminar
    2. Viejo estoy, pero el texto es muy bueno amigo!
      Consulta, ¿ves la foto de mi icono en este comentario? En el primero que hice no la veo, pero en éste si, ¿vos la ves?
      Abrazos!

      Eliminar
    3. ahora si sale tu foto actual poniendote el casco.
      si el texto te parece bueno, esperá a ver el dossier especial de las mujeres y el die cast! te vas a sorprender.

      Eliminar
  2. Gran historia, me recordó en parte a mi abuelo, al que contemplaba horas y horas armando sus barcos en miniatura de madera. Hasta gente de la calle venía a saludarlo muchas veces, y todo el pueblo le estimaba.

    Dónde estará toda gente tan buena ahora?

    Un saludo y mis respetos para tu tío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Donde estará esa gente ahora? Es una excelente pregunta, hace años que no veo ninguno.
      Un abuelo navimodelista? Esos son abuelos carajo! Yo tuve dos abuelos demasiado viejos y lejanos como para haberlos conocido. Por suerte mis hijos están teniendo mejor suerte en ese aspecto.

      Eliminar
  3. Parece que Tempo hizo de las tres ruedas un símbolo, aunque si mal no recuerdo el Matador ya era de 4, lo que nunca tuvo la marca fué a su tío.

    Resulta provechoso, alentador, emotivo, tener el vivo recuerdo de un ser querido en laS vitrinas, apuesto que hoy se pregunta por que no le pidió un modelo por sus propias manos tan hábiles, para la posteridad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo cabo.
      Le aseguro que conservo muchos elementos que a diario dan vida al recuerdo, relojes (algún día voy a mostrarlos), herramientas, alguna antigüedad.
      Pero ningún autito, apenas este feo triciclo. Lamento desilusionarlo pero al tio no se le daba por los autitos. Considerando su origen e historia, los autitos le resultaban una curiosidad inexplicable y prescindible.

      Eliminar
  4. Hola Gaucho!!!!

    Creo que ahora ya sabemos de donde proviene su gen. Habría que investigar si no tiene por ahí perdido, otro tío literato.
    Las buenas personas siempre nos enseñan algo y nunca se olvidan, ese es el legado que todos deberíamos pensar en dejar.

    Felicitaciones por el tempo, pero mejores saludos por su tío.

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vasco! Le juro que no tengo ningún tío escritor, ese es mi mayor problema.
      Por otras razones, en estos dias estuve pensando en eso de los legados que uno va a dejar. Espero dejar buenos recuerdos y una colección que por lo menos pueda venderse en unos pesos para que mis hijos puedan hacer algún gasto a mi salud.

      Eliminar
  5. Un artículo muy emotivo, Gaucho. Coincido con las apreciaciones de los amigos. Muy buen trabajo el de tu tío, pero también hay mucho mérito tuyo en la maqueta, en una versión de furgón bajo y enterizo, que ya me gustaría ver realizada por alguna marca de renombre, no la hay aún.
    Respecto a estos artefactos, muchas veces hablamos acerca de su peligrosa inestabilidad, y es interesante el hecho de que aún acomodándolas en la vitrina, ante el menor roce con la mano quedan apoyadas en dos ruedas y con una trasera en el aire, como un perrito mendo un ártbol!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola diego, esa inestabilidad era la que te planteaba.
      de todos modos , seguro que el 1/1 era más estable que el diecast promedio, por tener el centro de gravedad más abajo.
      por otra parte, seguramente andaban tan despacio que no se caerían fácilmente.
      de todos modos creo haber visto fotos de alguno con la patita al aire y dos o tres monchos haciendo fuerza para enderezarlo.
      el bicho mío es bien petiso

      Eliminar
  6. Linda historia y siempre he dicho que todo es cuestion de voluntad solamente voluntad y para ser un modelo de madera esta muy bien lograda sobretodo si tiene accion muy lindo y revise el blog del amigo Diego y esta muy interesante para verlo mas detallado me hare seguidor de el . Te felicito por tener un profe mas que un familiar. Saludos amigo mio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola josé luis,
      mis modelos caseros tienen un 2% de inspiración y un 98% de transpiración.
      cuando los hice no tenía forma de conseguirlos, por cuestiones de mercado o de finanzas personales.
      hoy en día es muy fácil conseguir por unos pocos euros los modelos que me guitaron el sueño, y mucho más perfectos, mis humildes autitos maderosos no resisten comparación, y esta comparación con el tempo de Cruiser es la prueba de ello.

      Eliminar
  7. Hacia tiempo que no me emocionaba tanto una entrada.

    Nadie desaparece del todo mientras lo recordemos y este post sirve perfectamente de ejemplo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar