sábado, 30 de marzo de 2013

rescate emotivo: vauxhall guildsman


La gauchoseñal se recortaba ominosa contra las saturninas nubes del cielo porteño.
Como saben, ni la lluvia ni el calor, ni siquiera las noticias sobre el nuevo papa detienen a nuestro héroe vernáculo.
Montó raudo sobre su brioso corcel y acudió presto al pedido de auxilio.
Preparado para lo peor, Gauchoman se enfrentó cara a cara con:

EL MISTERIO DEL AUTO ROSA

El autito de Matchbox era bastante raro, impropio sería la palabra ideal.
Lineas rectas, muchas superficies planas, perfil afilado sólo interrumpido por guardabarros de traza curiosa, vidrios verdosos y unos asientos muy detallados formaban un conjunto que desentonaba con el insultante color rosado furioso y un inoportuno sticker en el capot, más propio del Capitán América que de un auto inglés de marca Vauxhall.
Un diseño casi yanki con toques europeos.
Una verdadera singularidad para ese loco 1971.


Buscaron alguna vez al Guildsman?
Es una referencia inexplicablemente ausente en los anales del automovilismo.
Uno buscaba Vauxhall y sólo encontraba autos feos y olvidables, sin los guardabarros de traza curiosa.
Y la pregunta del millón: Existió o no el misterioso vehículo rosa real 1/1 verdadero?
El autito de Matchbox existió, de eso no quedaban dudas.
Lo que nuestro héroe gaucho no podia imaginar es la historia por detrás de ese autito.
Cuántas veredas habrán gastado esas ruedas asomadas a los guardabarros de traza curiosa!

LA VERDADERA HISTORIA

Hacia mediados de los sesenta, los diseños de Vauxhall, la filial inglesa de GM adolescían de una imagen demasiado burguesa.
Una de las estrategias para minimizar esa opinión tan generalizada fue hacer una serie de concursos de diseño entre 1965 y 1970.
El señor Phil Gannon, muy joven en esos años,  participó en tres de estos concursos.
En el primer año estuvo entre los primeros veinte ganadores.
El segundo año que participó quedó cuarto y el tercer año quedó tercero.
Este tercer diseño era el Guildsman, nuestro fenómeno de hoy.
Por otra parte, Matchbox venía buscando una renovación para sus modelos tan tradicionales.
Lesney se acercó a Vauxhall en busca de diseños y los de la automotriz les tiraron nada menos que los diseños ganadores de los concursos.
Y acá empieza lo que quería contarles.



El amigo Gannon trabajó en su proyecto Guildsman entre 1968 y 1969.
Aparte de los planos, dibujos y bocetos, construyó un prototipo tallado a partir de un bloque macizo de pino amarillo canadiense en escala 1/12..
También hizo moldes para formar las partes transparentes que horneó en la cocina de su casa ante la mirada horrorizada de su madre.
Vauxhall le había colaborado con ruedas pero Gannon conservó los neumáticos y mecanizó llantas de diseño propio.
Ah! y los guardabarros de traza curiosa.
Si bien Matchbox pintó el modelo de color rosa fluo (también hubo rojo y se habla de azul), el original de Gannon era color bronce metalizado con el arco targa del techo en negro.
La especificación proyectada incluía motor delantero, tracción a las cuatro ruedas, aire acondicionado, pantallas de visualización, y hasta iluminación frontal con infrarrojo!


Satisfecho con el deber cumplido nuestro héroe gaucho galopa hacia nuevos horizontes.
Qué nuevos desafíos y aventuras lo esperaran..?
No se pierda el próximo capítulo, a la misma Gauchohora y por el mismo Gauchocanal.


fuente:
www.breithaupts.com/totc597.htm


Gaucho Man
el mentiroso




22 comentarios:

  1. ¿se rindió el tal Gannon?.. su progresión era bastante buena de haber continuado concursando hubiera ganado e lconcuertso.
    En todo caso esa enorme cúpula trasera se revisitó en los 80, a si a bote pronte me viene a la cabeza ciertos Porsche 924,944, o el Renault Fuego.
    Gracias por compartir esa breve pero intrigante historia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. digamos que hablando de cúpulas, el amigo gannon fue precursor de todos los que mencionas.
      pero haciendo memoria, en 1966 se producía el jensen interceptor que también tenía ventana trasera estilo burbuja.

      Eliminar
  2. A mí me recuerda más al Lamborhini 350 GTV, aunque éste es más estilizado aún.

    Parece uno de esos coches de las series que ustedes veían, como la de Meteoro.

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cómo!?
      es que acaso tú no veías Meteoro?

      Eliminar
    2. No, pero sí veía Los Autos Locos!

      Eliminar
    3. ¡¿No veías Meteoro Antonio?!
      Con razón no te gustan tanto los autos de competición... a mí me atrapó tanto que quedé así (como soy ahora).

      Eliminar
    4. quizá en españa no daban meteoro.
      vaya uno a saber qué otra cosa daban en españa que Antonio disfrutó y nosotros ni nos enteramos.

      Eliminar
    5. ¡Gaby, Fofó y Miliki!
      Yo también los miraba...

      Eliminar
    6. juan, ya sabemos que estás viejo,
      pero si no colaborás, no podemos ayudarte a disimularlo!

      Eliminar
    7. Así de coches... a mí me dejó marcado una serie de imágen real que se llamaba "La segunda oportunidad". Si quieren ver autos de los 70 destrozados y aprender algo de seguridad vial, en Youtube los tienen todos. Y como solo dura cada capítulo unos 5 minutos, no se hacen pesados.

      Gaucho, te prohibo mirar el principio de cada capítulo, si no quieres que te dé un ataque al corazón no lo veas...

      Eliminar
    8. Ah "Los Payasos de la tele"... hace poco murió Miliki, ya no queda ninguno vivo... eran los ídolos de los niños españoles de los 70.

      Y no, no se emitió Meteoro nunca, pero sí Mazinguer Z, Marco (éste al final era medio argentino!) o Heidi... de coches, solo Autos Locos (siempre quise tener un perro como Patán!)

      Saludos!

      Eliminar
    9. qué pena lo de miliki!
      también me apenó mucho la muerte de fofó.
      yo también pasé mi primera infancia mirándolos todas las tardes.

      Eliminar
    10. Antonio, como que no viste Meteoro? Hay veces que las infancias tienen sinsabores....

      Eliminar
    11. para que Antonio recupere la infancia perdida, podemos mandarle unos cuántos links de youtube.
      va a mirar meteoro hasta reventar!

      Eliminar
  3. Mas bien parece del Capitan Escarlata o de OVNI. Tiene cierto aire además al Alfa Carabo. Qué buenas épocas para el diseño fueron aquellas. Muy buen informe, no sabía de este Vauxhall.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. son los autos que no se volverán a dibujar,
      nunca más.
      eso es lo malo de estos años contemporáneos que nos toca vivir.

      Eliminar
  4. Estilo Alfa Carabo o el más reciente Porsche 944. Raro, diferente, bello, me encanta la parte trasera.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi me sorprende una línea entre europea y yanki, casi diría japonesa,
      se parece el mitsubishi saporo.

      Eliminar
  5. Atendiendo a la morfología y perfíl característico, si el diseñador hubiera sido de éstas pampas le hubiera puesto "vauxhall alpargata" pero claro los guardabarros de traza curiosa eran el fruto de horas sin sueño, muy meditados, muy acordes.

    Lástima que Matchbox pintando tantos modelos de color bronce... no se le dió por pintar a éste en ese tono...

    Que el rosado quede en el vino, sin mas le saludo atentamente...

    Con permiso...

    Le pertenesco señor... (Como decía el filósofo Lunadei)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el auto de color rosa es un gran error,
      como también lo es la escala 1/64.
      un diseño así se merece una reproducción 1/43,
      lástima que tenga tantas líneas rectas.
      y peor, esos guardabarros de traza curiosa!

      Eliminar
  6. El diseño aun para estas épocas es sorprendente, aun luce futurista. Imagino el de color dorado, grandioso. Buen rescate Gaucho !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo que más me sorprende es que aparentemente nadie ha conocido al autito,
      en mi caso particular fue -junto al carabo- protagonista de todos mis juegos.

      Eliminar