viernes, 8 de julio de 2016

rescate emotivo: citroen 2CV moto






Hacia fines de los setenta, la revista argentina Parabrisas testeaba una Harley Davidson de esas que vienen casi carrozadas, con valijas laterales, valija trasera, peanas, carenado y cuanto accesorio pueda uno imaginarse.
En esos años, una moto así era totalmente inusitada, y justamente contaban una anecdota, que probando la moto habían parado en una estación de servicio y cuando regresan, encuentran una señora mirando la moto con mucha curiosidad.
Entonces, el empleado playero, guiñando un ojo al periodista le dice "el señor se hizo una moto partiendo un Citroen al medio".
Era descabellado pero no imposible, la señora sólo atinó a decir "qué trabajo le habrá dado señor!".


Hace unos días el Facebook me compartió la historia de Emile Leray.
Por lo que se dice, allá por 1993, el Señor Leray tenía 43 años y tuvo la excelente idea de salir en su 2CV a recorrer el desierto de Marruecos.
Un accidente inesperado, un fuera de pista y el coche quedó inservible.
Leray tenía provisiones para unos 10 días aunque la distancia era incaminable.
Afortunadamente el hombre tenía su caja de herramientas y mucha habilidad -o desesperación- como para intentar algo original.



Primeramente desarmó el 2CV y lo transformó en un refugio para las tomrentas de arena.
Con herramientas básicas, sin soldadura ni perforadora, Leray tomó doce días en armar su moto, terminándola cuando le quedaba apenas medio litro de agua.



Las fotos de abajo muestran en detalle las modificaciones de Leray.
El brazo delantero de suspensión fue colocado "hacia adentro", comandando la dirección mediante una larga barra.



Afortunadamente para Leray, el Citroen tiene los frenos delanteros "in board", es decir pegaditos al motor y no allá lejos en la rueda.
Estos frenos tienen sendas campanas con un aleteado que le vino muy bien a Leray para transmitir la potencia por fricción directamente a la cubierta de la rueda.
La rueda trasera también tuvo su brazo de suspensión invertido hacia el centro del auto y hacia adentro.
El resultado se ve curioso y de estética dudosa, pero fue suficiente para apartar al francés de su destino desértico.



Tras un día de marcha fue rescatado por la policía de Marruecos que lo acercó al poblado más cercano.
Dicen que lo multaron porque la moto no estaba registrada como tal.

Cualquier parecido con la película "El Vuelo del Phoenix" es pura coincidencia.



That's All Folks!



Gaucho Man
el desértico



fuente
http://m.thevintagenews.com/2016/05/18/emile-leray-built-working-motorcycle-broken-car-citroen-2cv-escape-african-desert/





22 comentarios:

  1. Qué historia !!
    Y de la vida real..!
    Qué ingenio, qué coraje y qué ganas de vivir
    El mismo McGiver se quedaría corto.
    La multa fué lo de menos..
    jaá !!

    ResponderEliminar
  2. Te juro que me dejaste loco, vaya "pelotas" que le echó el francés! Su ingenio, maestría y conocimientos de mecánica lo salvaron, aparte que no perdió su ánimo (indudablemente confiaba en sí mismo).

    Gran historia, gracias por darla a conocer!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué tan cerca has estado de un 2CV, pero una de sus características es la desarmabilidad, sobre todo cuando eres un "manitas".
      esta particularidad le da credibilidad a la historia, sé de gente que usa (o usaba) al 2CV como mecano a tamaño natural.

      Eliminar
  3. Estéticamente , a mí la moto me parece un hallazgo . Tiene algo de esos bichos que se veían en las secuelas de Mad Max .
    Por cierto , hubiera preferido esta historia como guión cinematográfico .
    Admiro el "savoir faire" y la paciencia de monsieur Leray , que se tomó el trabajo de rebarbar los cortes en los caños y esperó que se oxidaran en el clima del desierto .
    Tengo una pregunta (quizás tres):
    La segunda foto ¿Es una selfie?
    En caso negativo :¿El fotógrafo se quedó de garpe en el refugio hasta que llegó la ayuda?
    En caso negativo :¿Dónde apoyó su culo durante el épico viaje?

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, hago un poco de abogado del diablo, quizás el tipo lo merezca.

      1) la foto la ha hecho con el temporizador de la cámara, no es un selfie. Tengo unas cuantas fotos hechas de la misma manera...

      2) Lo que insinúas del óxido... a mi modo de ver, esa oxidación ya estaba en el coche antes del cebollazo.

      3) Las posaderas las puso en una pieza naranja que hizo a partir de un trozo de salpicadero y cinta americana, lo explica (en francés) la imagen de la disección del cacharro.

      Abrazos!!

      Eliminar
    2. Ciertamente lo de la foto es plausible . Es más , la cámara fue ubicada (¿sobre una roca tal vez?) de tal modo que tuviera en el cuadro , allá atrás , a la moto , y monsieur Leray pudiera volver a posar con una sierra en la mano . Eso revela gran presencia de ánimo , y la intención de documentar la hazaña . Lo lamentable es que no haya perseverado , y aparte de alguna mención en la TV francesa en los '90 , recién ahora aparecen menciones en medios gráficos . Con tanto esmero que puso para documentar los sucesos , seria de esperar que hubiera dado detalles de la realización.
      Porque las fotos no me dejan más que dudas . .Obviamente , gran parte de ellas derivan de mi ignorancia de temas mecánicos . Por lo que busqué y pude ver , el motor está desplazado de su posición , y supongo (solo supongo) que este debería estar fijado con bulones de cierta entidad ¿Existen en los largueros del chasis , otros agujeros con la diposición adecuada para pasar esos bulones?
      Averigüe que el motor de un 2CV pesa 115 Kg . Por más que lo deslizara sobre los largueros del chasis ¿Pudo ubicarlo y fijarlo solo? ¿Y cómo hizo , sin aparejo o soportes , para fijar , solo , las ruedas en su nueva posición?
      Con respecto al óxido , las mismas fotos que detallan el asiento ,(no puedo hablar francés , pero me estoy acostumbrando a leerlo) aclaran que los travesaños delantero y trasero del chasis fueron retirados . Cuando dos piezas metálicas estuvieron bien abulonadas , al ser retiradas se ve metal limpio ; ni hablar si fueron aserradas .
      Vendría muy bien contar con buena información . De momento , no puedo afirmar que sea mentira .Tampoco que sea verdad .
      Finalmente , esa anécdota de la multa , tiene un saborcito a "joda" que le quita bastante credibilidad al asunto ...

      Eliminar
    3. Con la de tiempo que ha pasado, yo creo que el tema si hubiese sido falso ya se habría destapado, no?

      Pero bueno, cada uno es libre de buscarle los tres pies al gato.

      p.d. lo de la multa no me extraña, cualquier excusa es buena para sacarle guita al extranjero!

      Eliminar
    4. Yo iba a hacer un análisis pero veo que ya me ganaron de mano.
      Veamos:
      La selfie fue sacada por el fotógrafo que lo ayudó a correr el motor a pulmón y transpiró tanto que oxidó el caño de escape, pero después no quiso subir a la moto porque no le gustaba el asiento y no quería pagar multa por andar sin casco.
      También es posible que algunas fotos -selfie o de la moto- o detalles de la moto fueran posteriores a la hazaña, más de uno volvió alguna vez al "lugar del hecho".
      O quizás fuera todo una exageración de un productor de reality shows ávido de rating.

      Eliminar
  4. Lei esta historia hace tiempo, pero continua siendo flipante. Pura superviviencia y habilidades mecanicas.
    Lei tambien que muchos que se quedan tirados en el desierto queman la carroceria para ser localizados por las columnas de humo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el tema de la quemata es relativo, no sé qué tan visible sea el humo.
      imagino que no siempre el humo es color negro.
      y también depende de la distancia, ningún bombero va a viajar 400km para apagar un fuego que no pudo ver.

      Eliminar
  5. Para que luego se dig que un 2cv era poca cosa El ingenio agudiza cuando uno menos se lo espera y en las pruebas me remito, ya recuerdo de por si la Shifty 900 (O como un coche cambio de sexo), esta tomaba como base el SEAT/FIAT 127.


    Esta desde luego merece entrar en un libro donde nombren las motos mas extrañas del mundo y mas de por si al ser única


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en brasil se fabricaba la amazonas 1600 que no era otra cosa que una moto con motor de VW.
      en mi adolescencia afiebrada había imaginado una moto con motor de tractor.

      Eliminar
  6. Cuando leía me acordaba del "El vuelo del Fénix". Parece mentira, la realidad superó a la ficción. Y una muestra más del extraordinario invento que fue el 2CV. Muy buiena la historia, y al bicharraco no se le puede pedir mucha estética, al 2CV tampoco. Cumplió su función y con eso bastó.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. recuerdo muy bien esa película, aunque me gusta más la versión inicial, es la referencia inevitable.
      en las situaciones críticas, la estética queda en segundo plano.

      Eliminar
    2. Si si, me refiero a la original. La remake no está mal, pero aquélla fue para mi gusto mucho mejor.
      Saludos!

      Eliminar
  7. Linda historia che!
    Eso si, mientras la leía, no se por qué motivo vino a mi memoria un famoso tema de Ignacio Copani:
    https://www.youtube.com/watch?v=35xreKHpEy4
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Conozco la historia desde hace años. alguna vez lei un post frances donde hablaba de una historia un poco menos "Romantica" (basicamente, explicaba que nunca habia estado en riesgo su supervivencia, y que el armado de la moto se debio mas a un desafio personal que a una necesidad real). Lamentablemente no logro encontrar dicho post. de todas formas, en lineas generales confirmaba que la historia fue real, la moto se construyo y la utilizo. Como curiosidad, el programa "Cazadores de mitos" dedico un capitulo a esta moto (desarmaron un 2CV y construyeron una moto como la de Leroy https://www.youtube.com/watch?v=fHhCBmREtwY ). Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Pablo, ante todo bienvenido al blog y gracias por el aporte.
      Muy interesante el video, no tenía ese capítulo de Adam y Jame visto. Me sorprendió lo limpio que estaban el motor y el chasis del citro.
      Lástima que no se ve el final, pudieron armarlo?
      Con respecto al francés, mi teoría en base a lo leído es la siguiente:
      El francés tuvo su epopeya, con más o menos glamour. Luego guardó la historia durante 20 años y en algún momento fue descubierto por algún periodista que revivió la epopeya, quizás agregándole espectacularidad. El francés rescató su moto del olvido, quizás tuvo que hacer una nueva para mostrar o modificar mucho la que tenía juntando tierra por dos décadas.
      La desinformación de la internet hizo lo demás.
      Esto de algún modo también cierra con tu historia.
      De todos modos, como citronero viejo, me gusta creer que todo fue cierto.

      Eliminar
  9. La elementariedad a veces tiene sus ventajas, la franquicia para meter mano, un poco, para seguir en ruta, por gusto o en este caso sobrevivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me recuerda las palabras de henry ford "no se rompe lo que no está", una idea que casi va alineada a su pensamiento.

      Eliminar