Translate

sábado, 1 de agosto de 2020

hablando de la escala 1/72




(Foto de arriba: El Rompeculos, bombardero B24 tripulado por un piloto voluntario argentino, durante la guerra, en el sudeste asiático)


LA HISTORIA ANTES DE LA HISTORIA

En el mundo del Diecast siempre hablamos de escalas y generalmente conocemos sus orígenes y motivos.
Lo que no queda muy claro es el origen de las escalas usadas en modelismo plástico.
A partir de un texto muy interesante, salí a buscar el origen de la escala 1/72 tan usada para los aviones.
Imagino que el 72 fue elegido por esas cuestiones del sistema duodecimal que funciona tan bien en las islas de UK.



LOS PÁJAROS DEL CIELO

En un post de la ACME Cuyo, leí que la compañía Sky Birds de UK comercializaba kits de aviones para armar, combinando madera (que el modelista debía tallar), piezas metálicas y de acetato (las transparentes).


Esta gente eligió la escala 1/72 para sus modelos y de a poco fue imponiendo el standard, incluyendo accesorios que iban desde hangares hasta figuras.


En las fotos se ven modelos armados circa 1935, por favor observen los detalles "artesanales" del armado, cualquier parecido con los Gaucho Models no es casualidad.



LA RANA PARA ARMAR

Según la Wikipedia, la marca Frog fundada en 1931 fue una de las precursoras.
Frog no significa "rana", sino "Flies Right Off the Ground", referido a unos avioncitos que volaban con una goma (no queda claro si era hélice a goma o una onda con una goma).


En 1936 Frog puso en venta una variedad de maquetas de aviones en escala 1/72 bajo la marca Frog Penguin. Los llamaron "Penguin" porque no volaban, dado que eran maquetas estáticas. 
Realizadas con acetato de celulosa, había de modelos prefabricados y otros listos para montar (las fotos son genéricas de Frog, no necesariamente de kits históricos).



LA HISTORIA DE LA HISTORIA

Hasta aquí la Wikipedia. Lo interesante es que esta reseña se continúa con esta otra historia que levanté en Facebook con permiso del autor.
Saltando a la Segunda Guerra Mundial, estos avioncitos resultaron muy convenientes entre las fuerzas aliadas para instruir a pilotos, observadores y artilleros para el reconocimiento de aviones.


Todos nosotros sabemos distinguir los aviones cuando los vemos en una foto cercana o una maqueta en la mano.
Pero imaginen que cuando los aviones están en vuelo, en velocidad, a distancia, con sol de frente o nubes de por medio, los aviones son apenas manchas borrosas en el colimador, y las manchas borrosas son todas muy parecidas.
Ahí entraban en juego las estrategias para practicar el reconocimiento de aviones.
Hubo Impresos, láminas y folletos detallando las características y diferencias de los aviones amigos y enemigos.



LOS AVIONCITOS VAN A LA GUERRA

La otra estrategia estaba basada en el uso de avioncitos. 
En efecto, resultó que al ser observado un modelo en esa escala a través de un visor de tiro antiaéreo, con una graduación ideal, daba una sensación real y distancia suficiente para distinguir entre un avión aliado de un enemigo. 
Fue así que el gobierno estadounidense, ante la necesidad de contar con ese tipo de modelos para entrenar la vista de los pilotos, decidió ejecutar un ambicioso programa masivo que convocaba, a dos millones de escolares estadounidenses para pasar a formar parte del programa en el esfuerzo de la guerra: armar avioncitos.


Se ordenó a los escolares buscar madera, plástico, metal, pintura, cola, limas y pinceles, sugiriendo además el uso de los cortaplumas para tallar los fuselajes y alas de los pequeños modelos.
Se entregaron planos con la medida a escala 1/72, los colores de pintura que debían incluir cada modelo y en las escuelas y oficinas donde podían comprarse bonos de guerra, estaban disponibles los planos para realizar el o los modelos que uno quisiera.
Pocas semanas más tarde, la primera tanda de modelos emergía con una producción de 500.000 ejemplares entre aviones aliados y enemigos.
Poco tiempo después otros 300.000 modelos fueron finalizados con el esmero de otros miles de jóvenes.
El programa escala 1/72 tuvo tanto éxito que se realizaron masivas demostraciones en Los Ángeles, Chicago y New York a cargo de la Armada y la Fuerza Aérea del Ejército de los Estados Unidos, demostrando el potencial del país.


Estos modelos estaban lejos de lucir como los modelos actuales, pero sirvieron en las escuelas de vuelo, instruyendo a pilotos, artilleros y observadores.
No sé si esta millonada de avioncitos habrá terminado en las líneas de batalla, sobre todo luego de haber paseado por tantas ciudades de Estados Unidos.
De todos modos, intuyo que fue una jugada magistral para participar al pueblo del esfuerzo bélico, asignándoles un deber patriótico a los niños que seguramente involucrarían a todos los adultos de sus casas, transformando a cada hogar en una sucursal del campo de combate, distribuyendo el esfuerzo y contribuyendo a elevar la moral.
No es poco, tratándose de avioncitos de juguete.



That's All Folks!



Gaucho Man
el destituido



fuentes:
Fortis Leader + Claudio Meunier Reus https://www.facebook.com/liderfortis/
https://es.wikipedia.org/wiki/Frog_(modelismo)







16 comentarios:

  1. Me ha dejado de piedra descubrir las tareas de seguridad nacional que se mandaban a los niños. En fin, también sorprende este tipo de peticiones a la población en supuestas democracias.

    Buena entrada con un tema que también me apasiona, los aviones. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En temas de política, marketing, religión y hasta de fútbol, la mejor manera de adoctrinar a un hombre, es haciéndolo desde niño.
      A esa edad no hay resistencias, absorven cualquier información y queda grabada a fuego de por vida.
      Además, involucrando a los chicos, se involucraba toda la familia.
      Creo que fue una maniobra inteligente.

      Eliminar
  2. Me encanta la escala 1/72 en aviones.
    Si que lograron formar toda una fuerza aerea a escala..
    Y los grandes que lograron fabricar para la guerra no andaban tan lejos también..
    Por eso abrumaron a los países del eje con ello.

    Si sabía que se utilizaban muchos modelos a escala durante la gran guerra pero no en que cantidad. Uff..
    Me siento abrumado.. ja, jaá..

    Gracias por el post, muy interesante.
    Me estás animando a presentar alguno que otro avión de mi colección de aviones..

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos hemos pasado por esas maquetas, el que esté libre de pecado que arroje el primer avioncito!
      Quiero ver tus aviones!

      Eliminar
    2. Ruso, Alemán, Yankee o Japonés..
      Cual te gusta

      Eliminar
    3. Con el tiempo aprendí a sorprenderme con los nipones y a maravillarme con los alemanes.

      Eliminar
  3. Sorprendente post. Nunca pensé que se fijaría la reglamentación de un hobby a partir de una urgencia militar nacional. Para quien guste de esta temática (militar y aérea) tiene donde hincar el colmillo.
    Además, toda aquella situación, crearía auténtica afición, de la buena.
    En el diecast de automóviles sucede un poco lo mismo. Podemos reconocer siluetas y las formas de muchos modelos de antes en apenas un vistazo. Con el transcurrir de los decenios, y la estandarización de los diseños, ésto cada vez es más difícil.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad la escala 1/72 ya estaba pero esta movida contribuyó a globalizarla.
      Pasó de ser un juguete a ser un arma estratégica.
      Me quedo con tu reflexión sobre los autos modernos, cada vez más parecidos, a veces hay que buscar el logo para saber qué marca es.

      Eliminar
  4. Destituido? Espero todo vaya bien, tu eres ya imprescindible, al menos tu lectura.
    Increible el proyecto 1/72. Me recuerda a un informe que lei que en tiempos de guerra se alentaba voluntarios para acudir a las costas yankis para divisar submarinos y barcos soviets temiendo una invasion. Tambien tu articulo me da que pensar cuantos cazas habran caido bajo fuego amigo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que hubieran puesto voluntarios a espiar el horizonte, no está mal.
      En cuanto a los aviones, conocer si es amigo o enemigo es todo un desafío.
      Recuerdo que para el Día D, se ordenó que los aviones aliados (cazas, transportes, bombarderos, todos!) pintaran sus alas y fuselaje con rayas blancas y negras.
      Debido a la urgencia y la precariedad, muchos pilotos pintaban las franjas con lo que tenían y como podían.
      Es decir que no todos los aviones tenían las rayas de igual forma, aunque fueran el mismo avión con el mismo camouflage, había diferencias.
      Lo curioso es que los kits que se comercializan o los aviones que subsisten, tienen sus rayas blancas y negras al milímetro, con perfección laser.

      Eliminar
  5. Hermosa la escala 1/72; en los años noventa, soñaba con armar kits de Fórmula 1 en escala 1/20. Pero los Tamiya estaban muy caros, así que me inicié con los aviones en 1/72. Los recuerdo con cariño.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tuve mi tiempo de kits plásticos pero fue una fuente de frustraciones.
      Me mataba armándolos y siempre aparecía algún cretino que lo hacía mejor que yo.
      Y después de la frustración por el armado, venía la frustración a largo plazo cuando uno veía que el avioncito de iba ensuciando y rompiendo de a poco hasta quedar nada.

      Eliminar
  6. A mí me gustó la idea de que la tarea de defender el país se inculque en todos los ciudadanos que lo forman. Que cada uno haga lo que pueda, todos contribuyen. Otra cosa es militarizar a la población entera, estilo Corea del Norte, y también se podría hablar si fue o no conveniente eliminar el servicio militar obligatorio.

    Pero es más divertido hablar de maquetas! También yo le dí a los Tamiya, en mi caso tema terrestre y a 1:35. Me relajaba mucho, pero lo ponía todo perdido... Al final se me fueron desintegrando los modelos, con la de horas que le eché...

    En fin, curioso post, nunca se termina de aprender cosas nuevas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría dedicarme a los avioncitos pero cada vez que hice uno, sólo logré frustrarme, nunca logré que queden ni siquiera medianamente parecidas al modelo real. Y al no tener lugar, luego se iban desintegrando como bien dices.
      En caso de guerra, no me parece mal concientizar a la población, y ya sabemos que todo es válido en el amor y en la concientización, los niños también (aunque suene mal).

      Eliminar