jueves, 12 de abril de 2012

el especial de los viernes: la colección del doctor

Precaución:
No apto para cardíacos.
Recomiendo a los lectores sensibles cerrar esta ventana y seguir con cualquier otra página de la web.

Hace aproximadamente unos doce años, por intermedio del Sr. Jodos, tomé contacto con un indivíduo al que voy a llamar "El Doctor".
Si bien entiendo que este hombre es muy popular y que ha aparecido en varios programas de televisión, por las dudas vamos a preservar su anonimato.
El Doctor, tenía en ese momento una colección muy reputada y tuvo a bien invitarme a conocerla.
El Doctor había dispuesto un departamento en Belgrano, si la memoria no me falla, exclusivamente para guardar su colección.

Recuerdo que el día de la visita, me acompaba el Sr. Jodos, quien al momento de tocar timbre en el edificio, con su tradicional elocuencia me dijo "Usted no tiene la más puta idea de lo que va a ver ahora".
Yo creía tener una idea, a partir de lo que él mismo me había contado pero juro que me quedaba corto, muy corto.
Pero vayamos por partes.

Piensen en un departamento de unos 3 ó 4 ambientes.
El Doctor había mandado a hacer varias vitrinas, anti polvillo, iluminadas, con candado y medidas específicas para adaptarse a la geometría del departamento.
No recuerdo el valor, pero digamos que cada vitrina había costado, digamos quinientos pesos (en época de uno a uno).
Y eran más de veinte.
Imagínen que lo que iba a guardar en las vitrinas valía mucho más que las vitrinas en sí.
Mando algunas fotos para que vayan entrando en calor.

Imagen   

Imagen    Imagen

Pero sigamos adelante.
El Doctor había comprado el departamento, había instalado las vitrinas mencionadas y en algunas vitrinas ya había colocado los modelos 1/18 y 1/25.

Imagen

Muchos de estos modelos eran armados y/o modificados por modelistas y artesanos especialmente para él. Sólamente estos modelos conformaban una colección mayúscula.

Imagen

Por otra parte, el Doctor tenía 2 ó 3 ayudantes, todos entusiastas que prestaban su colaboración manual para manejar este mini museo.

Imagen    Imagen

Como dije, el Doctor estaba abocado a la tarea de acondicionar los modelos en el departamento.
En esos días estaban en la fase de displayar los modelos 1/43.
Para lo cual había traído aproximadamente 90 autos 1/43 de una colección llamada Brooklin Models.
Yo tampoco la conocía, son modelos de white metal, con muchos detalles, muchas piezas, base e interior de metal (lo que los hace muy pesados).
Cada uno de esos modelos costaba 70 dólares, y según lo que mencionaba el Doctor, eran modelos de medio pelo.
Es decir que eran los más baratos que tenía.

Ese día nos reunimos en la cocina del departamento, único espacio sin vitrinas, para desempacar (en muchos casos había piezas sueltas que pegar, como ser antenas, espejitos, etc.), clasificar, inventariar y luego colocar en las vitrinas definitivas.
Sobre una mesada se colocaron los 90 modelos Brooklin, uno al lado del otro en 2 ò 3 filas (vean las fotos please).

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

En ese momento, la colección estaba en 9,000 (leyeron bien: nueve mil) modelos 1/43.
Es decir que los noventa modelos que había traído ese día eran una centésima parte de la colección.
Piensen bien: entre cuatro personas (el Doctor + sus ayudantes) tomaron todo el día para procesar 90 modelos, y todavía faltaba 99 días de noventa modelos!

Imagen    Imagen

Imagen

Imagen

Imagen    Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

O saquen cuentas.
Sin considerar las piezas únicas, firmadas (que tenía varias) cuyo valor es incalculable pero seguro que muy alto, enfoquemos en los 1/43.
Tomemos un valor arbitrariamente bajo, digamos que cada auto valía unos 300 pesos de hoy (recordemos que no había autos baratos, sino que todo era de marcas grosas y caras), multipliquemos por 9,000 y podrán tener una idea del valor de la colección.

Como si esto fuera poco, el Doctor también tenía una modesta colección de autos clásicos de verdad, alguno de ellos ganador de varios concursos.

Imagen    Imagen

Imagen    Imagen

Imagen    Imagen

Tengan presente que todo esto es cosa grosa, piezas caras, todo white metal o resina.
En esa época no había coleccionables.

Imagen

Imagen

Imagen

Seguramente ustedes estarán sacando la misma conclusión que yo.
O no.
Pero eso se los dejo para el fin de semana.
Que se diviertan.

Gaucho Man
el arraigado

15 comentarios:

  1. No hay más ? Quiero más !!!
    Buenísimo !!

    Saludos !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que no volví a ver a este sujeto en los últimos doce años,
      pero por lo que he sabido, te aseguro que su colección no ha dejado de crecer.
      y siempre con modelos caros, piezas únicas, a veces hechas a pedido.

      Eliminar
  2. Sana envidia me carcome por dentro !!!!!
    JAJA !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mentira!
      la envidia nunca es sana,
      ni siquiera la tuya

      Eliminar
  3. Ya había escuchado hablar de este "Doctor", es como una "leyenda urbana" del ambiente. Qué intriga lo de las vitrinas antipolvo.. porque me imagino lo que debe ser limpiar esa colección...
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no es leyenda, te aseguro que es de carne y hueso.
      lo de las vitrinas anti polvo, supongo que sería gracias a estratégidos burletes de goma.

      Eliminar
  4. En un foro español en donde participo hay algunos que tienen unos 4.000 modelos a 1:18, yo no llego a los 300 y a 1:43 mi colección es de las más pequeñas en ese foro... de 9.000 no he visto ninguna pero menos mal que no son a 1:18 todos, por que si no necesitaría una nave industrial!
    No sé si ese hombre deisfrutará de su colección tan enorme, si tienes mucha "guita" (o "plata" como ustedes dicen) el reto solo consiste en elegir y pagar. LLega el modelo, le echas un vistazo y rápidamentes pasas a otro. Yo creo que no disfrutaría eso, se haría rutina. Me gusta elegir bien, buscar fotos del candidato, sopesar la compra, hacerla, esperar impaciente al cartero y admirar (o sentirme decepcionado) el modelo. Disfruto cada uno que me llega y valoro mucho mi colección por el esfuerzo que me ha costado conseguirla, en tiempo y trabajo.

    Pero si este hombre es felíz así, olé!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, en realidad creo que 9000 modelos no es mucho sino creo que es poco. yo tengo 45000 80D

      hablando en serio, cada uno tiene la colección que quiere, y que puede, y la disfruta a su modo.

      te aseguro que yo podría tener varios modelo más, pero me limito a comprar uno por mes.
      es mi forma de disfrutar -como tú- la elección, la compra, la espera, la recepción, las fotos y la subida a internet.

      Eliminar
  5. Gaucho, el Doctor debe tener una de las colecciones más importantes del mundo. Hace poco le compré a un coleccionista que tiene unos 4.000 piezas y me dijo que la del Doctor ya está por los 20.000 autos!!!!! Que diariamente recibe unos 10 bultos con autos y que en la cocina ya se le están acumulando dichos paquetes y no llega a abrirlos que ya llegan los nuevos...
    Será un acaparador más que un coleccionista?
    Y que decir de sus autos reales, como el Cord blanco!!!!!
    Como dice Tunning cuenta con toda mi envidia, buena o mala, no me importa.

    Saludos Arraigado Gaucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vasco,
      por lo que sé, el doctor sigue en camino y coleccionando.
      doce años después, es muy probable que ande por los 20,000 modelos.
      lo de los bultos diarios no hace más que acrecentar mi envidia.
      de los reales mejor no hablamos porque nos vamos a llorar todo juntos.

      Eliminar
  6. Impresionante coleccion, tengo la suerte de conocer a compañeros ya algo mayorcitos..., que desde pequeños ya coleccionaban miniaturas, cuando en España se pasaba hambre, casi como ahora..., y tienen colecciones envidiables que pocos tenemos la suerte de ver...Dinkys etc..., y otro compañero tiene todas las piezas de Modeltrans, impresionantes de verlas todas juntas, eso si son colecciones, y no lo que tenemos el resto de los mortales..., migajas de pan...jajajaja, un saludo con mucho humor y admiracion por los coleccinistas de antaño que tanto nos hacen disfrutar ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis, me gustaría conocer la colección de los modeltrans completos.
      en cuanto a la medida que debe tener una colección, va de acuerdo al coleccionista y sus gustos y posibilidades.
      como dijimos más arriba, cada uno disfruta de un modo distinto, y todos son válidos.
      los pueblos tienen las colecciones que se merecen.

      Eliminar
  7. Se de el, pero mi imaginacion se quedo corta!!!!!
    Gracias por acercarnos su coleccion !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Cesar, ante todo bienvenido al blog.
      evidentemente el hombre es una leyenda urbana, como dijeron más arriba.
      de todos modos, mi "reportaje" es una foto de hace doce años, los comentarios del vasco con más que elocuentes: 20,000 modelos hoy en día.
      incluso leyendo este post nos quedamos cortos.

      Eliminar
  8. Por un lado, me encantaría visitar ese bunker lleno de autitos; por otro, me encantaría también recibir todos los días una caja aunque sea con un solo autito (que lejos estoy con mis 3, 4 o a lo sumo 5 autitos mensuales); pero, como comentan algunos en este post, tengo mis dudas sobre si en realidad puede este hombre disfrutar de sus miniaturas. Creo que con esas cantidades es imposible hacer ese hermoso proceso de búsqueda en internet, consulta, selección, compra, búsqueda de fotos del real, conocer su historia, soñarlo, imaginar el momento de tenerlo en nuestras manos, disfrutar al recibirlo, mirarlo, tocarlo, mimarlo, ordenarlo en la vitrina,limpiarlo, etc, etc.
    Pero bueno, cada uno disfruta al hobbie a su manera, y es muy interesante la suya.
    Y envidiable...
    Abrazos!
    PD: Si me gano la lotería, les comentaré que se siente al recibir semanalmente (¿o diariamente?) una caja con 100 autitos nuevos...

    ResponderEliminar