Translate

sábado, 14 de diciembre de 2019

baufer cheetah - gaucho models 1/43





... estos espíritus atorrantes odian la muerte y sospechan que lo que se olvida, se muere.
Por eso no es raro encontrar en los atardeceres de la calle Artigas a los muchachos sombríos memorizando versos murgueros, recordando la formación de Boca en 1955 o repitiendo en voz baja la lista de asistencia del colegio secundario.
Están rescatando cosas de la muerte. A su manera, son salvadores.
Alejandro Dolina

RECUERDOS DEL FUTURO

Paso casi todo mi tiempo buscando inspiración para algún modelo nuevo.
En realidad busco inspiración e información, en este asunto van de la mano, la una no sirve sin la otra y viceversa.
Información técnica (medidas y planos) no hay, dado que muchos autos se construían a mano, a ojo, a martillazos.
Hay un puñado de fotos repetidas hasta el hartazgo, la mayoría en blanco y negro, grano grueso, fuera de foco y todas desde el mismo ángulo.
Por ejemplo, para definir el color de este modelo, hice alguna consulta puntual en un grupo especializado y sólo recibí comentarios de la virtud del auto, y más fotos que ya tenía (seguramente recuerdan mi post con la cartilla de colores).



La triste conclusión, y motivo de la cita de mi poeta favorito Alejandro Dolina, es que ya no hay gente que sepa, nadie que tenga data.
Los pocos que saben ya están viejos o muertos, apenas quedamos un puñado de paparulos con un montón de preguntas sin respuesta.
Por otra parte, nos arrasa una horda de nuevaoleros indolentes que no saben ni les interesa conocer nuestro glorioso pasado.
Por una simple cuestión de número, esta multitud mayoritaria refuerza nuestro status de pasado.



Yo me opongo a esta triste resignación y busco revivir mis modestos fenómenos, con recreaciones tan fieles como me lo permiten mi técnica primitiva, mi pulso inseguro y mi vista cansada.
La cantidad de fenómenos a desenterrar es finita pero muy grande.
Haría falta varias vidas para desenterrar tanta pasión, y por el contrario, mi tiempo se acaba, como mucho me quedan 15 años de modelista.
Hoy les comparto otro rescate de un olvido tan oscuro que ni yo sabía de su existencia.


Poco cuesta imaginar cuál será el fin de esta lucha entre olvido y memoria...
... De nada servirá su pasión por la memoria, pues toda memoria es perecedera. y -en definitiva- el tiempo es el mejor aliado de los Amigos del de Olvido.
Pero es obligación de todos nosotros hacer un poco de fuerza por los muchachos de Flores, para que su derrota sea más honrosa.
Recordemos, recordemos todo el tiempo. No olvidemos nada. Ni el color de nuestras corbatas perdidas, ni el olor a tiza y sudor del colegio, ni el calor del asfalto sobre los pies descalzos, ni el gusto a jazmín de los besos en la noche, ni el aroma de la untura blanca.
Si nos espera el olvido, tratemos de no merecerlo.
Alejandro Dolina




EL AUTITO QUE VOLVIÓ DE LA MUERTE

Haciendo un poco de historia, les cuento que para construir este auto, la gente de Baufer tomó un Chevun y le hizo una pasada en limpio.
Lo que en las fotos luce como un modelo magnífico, en realidad era un rejunte de pedazos viejos y otros simplemente improvisados.
El mismo Andrea Vianini se quejaba de que el auto era bastante difícil de manejar.
Según dicen, Vianini aguantaba este auto mientras esperaba otro auto que jamás llegó a manejar.
Todo iba más o menos bien hasta que en un fuori pista, el auto se deslizó de costado hasta impactar con una alcantarilla de campo, que es como decir un pedestal de un monumento ecuestre, todo de concreto.
El auto quedó casi tan destruido como la espina dorsal de Vianini, que se pasó los siguientes cuarenta y seis años sentado en una silla de ruedas (falleció en 2016, a los 74 años).



Sin conocer esta historia, yo quedé enamorado de la línea del auto, un verdadero fenómeno.
Lo único que no me gustaba era el color.
Llegué a hacer una compulsa entre los viejos de un grupo de SP para asegurarme si realmente el auto tenía este color tan poco varonil.
Y una vez confirmado el color poco varonil, salí a buscarlo por las pinturerías y a conformarme con lo que pudiera encontrar.
(hace un par de días, un comedido me comentó que el color poco varonil había sido elegido por la esposa de Vianini, la anécdota no lo justifica pero al menos lo explica)



Si bien hay muchas fotos de este auto, la investigación no fue fácil.
No hay ninguna foto aérea que muestre el capot como para saber qué es lo que tenía ahí arriba.
Mirando fotos, la gráfica también  es confusa y en algunos casos, contradictoria (calcos de la petrolera Esso conviviendo con logos de la petrolera YPF(!?).
Se ve que hubo muchos cambios, incluso de una carrera a otra.



Ante tantas dudas y falta de información (capot, color, gráfica), me lancé a la construcción del modelo decidido a cualquier cosa.
El resultado salió bastante apresurado, por no decir desprolijo, sobre todo en la colocación de los transparentes.



El parabrisas delantero fue difícil y quedó un poco opaco, pero los laterales fueron una calamidad tan explícita que arruinaban cualquier foto.



Quedé tan mortificado que estuve a punto de dejar el proyecto.
Tuve que sacar los transparentes laterales y replantearlo, para lo que también tuve que repintar el techo.



Lo demás es más de lo de siempre: Gaucho Ruedas, espejito interno (no tenía espejo externo), alerones delanteros y traseros.



De todos modos, sobre el final, el autito toma forma y uno olvida los problemas, perdona las desprolijidades y hasta agradece las improvisaciones.
Le metí mucho amor, en detalles que quedarán escondidos para siempre, como ser los cinturones de seguridad con hebilla o el espejito retrovisor interno.



También trabajé mucho la parte trasera, no en lo que hay, sino en lo que se pueda ver.
Por ejemplo los discos de freno internos.
Y aunque no me crean, luego de haber sacado las fotos, le agregué resortes de suspensión al eje trasero, mi primera suspensión.



No creo que Vianini se hubiera alegrado de ver esta reproducción, 
aunque yo me hubiera alegrado de ver a Vianini, 
dicen que corría más rápido que su auto.






That's All Folks!




Gaucho Man
el agradable




20 comentarios:

  1. Hermoso coche, un gran homenaje a Vianini. En los noventa, trabajando de periodista para una radio local, en una carrera en el autódromo de Paraná, recorriendo el circuito, en la entrada a la chicana, me lo encuentro al tano Andrea, en su silla de ruedas, mirando como el hijo (corría en Fórmula Renault) ingresaba a la la variante. Aproveché y le hice una nota de unos diez minutos. Se habló todo, en ese castaliano que no dejaba entender mucho, ja!
    Me dejaste pensando con eso de "...como mucho me quedan 15 años de modelista". La vista, el pulso, las ganas...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué momento, pobre Vianini.
      Conocí un cuadripléjico con una vida similar a la de Andrea, seguramente con menos glamour, una vida triste.
      Sólo espero que el entusiasmo se me acabe al mismo tiempo que los autitos para reproducir.

      Eliminar
  2. La pasíon es lo que cuenta Gaucho y es lo que nos mantiene vivos. La perfección se persigue así misma y por ende es imperfecta.
    Y del Gaucho Model las dos emanan..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Eddie, la perfección se ve cada vez más lejos y mi pasión se acaba junto con mi vista y mi pulso.
      Te juro que cada autito que empiezo, juro que es el último.

      Eliminar
  3. Qué historia la de Andrea! Su discapacidad física no fue tanto por la piña en si, sino al querer rescatarlo sin percatarse de desabrochar los cinturones.
    En cuanto al gauchomodel, considero que tanto contratiempo valió la pena.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Tío tuvo suerte similar por un accidente en moto: le reventaron la columna al moverlo. Fue hace como 60 años, en medio del campo, si no lo levantaban ese día, quizás todavía estaba ahí, uno no puede saber qué fue peor.‎
      El autito quedó lindo, a pesar de todo (bien hubiera sido otra cosa).

      Eliminar
  4. Esta muy bueno el Cheetah!! Se sabe el porque del nombre? En Usa hubo un fuera de serie con ese nombre y motor y chasis Chevrolet.
    Gran modelo Gaucho!!!
    Otro rescate emotivo!!

    Fer de Lima, Bs Ad

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Conozco al Cheetah yanki, es un bicho impresionante y también con motor de GM, aunque creo que el yanki es anterior al argento.
      Y no tengo manera de saber si ‎el nombre repetido es coincidencia o simplemente copia.
      Alguna vez pensé en hacer el Chhetah yanki, luego vi que existía en diecast, pero la verdad es que no lo compré nunca...‎

      Eliminar
    2. "Cheetah" ("Chita") es el nombre de una pantera americana, que yo sepa.

      Eliminar
    3. es correcto cheetah = chita (o guepardo, creo que es el mismo gato)

      La duda viene por un auto yanki que corría en los sesenta, con el mismo nombre, unos años antes que este auto rosado.
      Se copiaron el nombre? fue un guiño? un plagio? casualidad?

      https://www.google.com/search?q=chevrolet+cheetah&tbm=isch&ved=2ahUKEwiVyY38kMPmAhWxG7kGHeuVAt8Q2-cCegQIABAA&oq=chevrolet+cheetah&gs_l=img.1.0.0j0i30l3.10483.16181..18776...0.0..0.246.1690.0j9j2......0....1..gws-wiz-img.......35i39j0i67.HNDrZSbIaEk&ei=jCv8XZXTKbG35OUP66uK-A0&bih=558&biw=1038

      Eliminar
  5. Entrañable rescate, el tipo y el auto se le merecían.
    Sus formas a los europeos nos chocan bastante pero como suelo merodear por tu blog ya se me va acostumbrando el ojo.
    Mención aparte merecen tus reflexiones, en estos tiempos de la superinformacion, miles de datos y fotos volando por la nube cibernetica, nos sale la información por las orejas pero no siempre fue asi y tan solo hay que retroceder unas pocas décadas para darse cuenta.
    Un saludo y enhorabuena por otra gran recreación.!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cuesta entender por qué los ven tan distintos. Salvo por el motor adelante, que condiciona algunas proporciones, este modelo tiene cabina y cola de Porsche 917 y trompa de Ferrari 330.
      O es el motor delantero lo que "no pasa"?

      Las reflexiones en letra cursiva son tomadas del libro Crónicas del Angel Gris, de Alejandro Dolina, si alguna vez lo tienes a mano, te recomiendo no dejarlo pasar. Cualquier capítulo, al azar, sin importar lo anterior ni lo que le sigue, te dejará una agradable mezcla de reflexiones, emoción, lógica y hasta buen humor. Fue mi libro de cabecera durante muchos años.

      Eliminar
  6. A mí me pasa lo mismo, es que los vemos como un poco estrafalarios y como "pasados de rosca", algo como de película de ciencia ficción de los 60.

    Creo que alguna vez mencionaste lo de Vianini, al menos me sonaba mucho la historia. Tantos años en un carrito... Una pena, es para querer morirse.

    En fin, muchas gracias por mostrar tu creación, creo que era un modelo muy complicado para replicar y necesita un alto nivel de maestría!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi tanta ciencia ficción como un Porsche 917 cola larga!?!?!?
      Obviamente son impresiones muy personales y no intercambiables, no transferibles ni conversables.
      Pero me gusta escuchar opiniones distintas, gracias por la sinceridad!

      Y gracias por tus comentarios, los tomo de buena gana!

      Eliminar
    2. No quería llegar ahí, pero el diseño del Porsche está a años luz de esta cosa. Creo que es algo optimista la comparación!

      Es totalmente armónico. Este que muestras es como si se hubiese dado un golpe aparcando contra un piano de cola!

      No te tomes a mal lo que digo, yo hablo del diseño, no de la ejecución Máster!

      Eliminar
    3. Me hiciste reír con tanta sinceridad!
      Sin embargo, yo encuentro soluciones comunes a ambos modelos. Es verdad que el rosado está a años luz, pero era una cuestión de presupuesto y no de neurona. No quiero extenderme, entre otras cuestiones porque estas respuestas no tienen modo gráfico, aunque lo puedo dejar para un post futuro.
      Y aunque te lo demuestre (suponiendo que pueda hacerlo), siempre quedará el gusto que no atiende razones ni argumentos.
      Me quedo con tu sinceridad y el piano de cola!

      Eliminar
    4. Mira, la cosa es que el invento salió "rana" y el pobre hombre lo pagó muy caro... Por eso yo admiro mucho esos modelos que, además de ser bonitos, eran muy eficaces y ganaban.

      Te aseguro que si una cosa me gusta y te lo digo es verdad que me gusta, si no me gusta o no digo nada o lo adorno como pueda...

      Por cierto, Felices Fiestas!! Espero que todo os vaya de lujo en estos días, o al menos con mucha tranquilidad y sin peleas familiares en las cenas!

      Eliminar
    5. felicidades para ti también!
      no creo que este año publique post de seasons greetings, por lo que puedes darte por saludado!
      y muy feliz año para tí y tu gente!

      Eliminar
  7. Yo hubiera puesto esos cristales de estilo alas de gaviota en posición abierta, hubieran arrancado suspiros, hubiera sido un alarde de la técnica, una bravuconada de destreza, una bofetada de guante blanco a los demás modelistas y...

    Nadie se daba cuenta que no encajaban ni por puta en el marco...

    Nunca me llama a tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea es buena pero si hacía algo así, debía agrandar las ventanas.
      Piense que si levanto vidrio, también tengo que levantar algo de marco y el marco que se fue para arriba deja un agunjero abajo.
      Ya de por sí, tengo idea de que las ventanas laterales quedaron chiquitas, pero mejor no hablemos más.
      Ya quedan menos autitos para bajar la persiana.

      Eliminar