viernes, 18 de julio de 2014

triumph stag - dinky 1/43



"Mártir: Héroe con mala pata"

Brillante definición del inmortal Quino que aplica tristemente para nuestro fenómeno de hoy.
El concepto Stag tenía todas las cartas necesarias para ser un éxito desde el día cero, aunque también tenia el ADN del fracaso en cada uno de sus componentes, lo que resulta en una historia más insulsa que patética.
En tal sentido los invito a aburrirse con esta soporífera cronología.



Primeramente hay que situarse en la turbulenta Inglaterra de los años sesenta. Mientras las radios se atragantaban con las canciones de los Beatles, la industria automotriz inglesa se reinventaba a si misma en un proceso burocrático, injustificado y hasta inmerecido.
Triumph venía zafando por las buenas ventas de sus deportivos, mayormente fuera del país, aunque no tardó en ser comprada por Leyland, la cual luego se fusionó con BMC.



El Stag venía gestándose desde 1964, sufriendo problemas institucionales y altibajos que estuvieron varias veces a punto de cancelar proyecto.
Primeramente pensado como deportivo para seguir la tradición de la marca, luego devino en Gran Turismo, un nicho mas adecuado para un derivado de una berlina familiar.
También hubo idas y vueltas con el motor a utilizar: pudiendo elegir un motor ya desarrollado y probado por Rover, prefirieron desarrollar un V8 usando dos bloques de 4 cilindros en un sospechoso injerto que ayudaría muy poco a nuestro fenómeno,



Orientado al mercado yanki, hubo que avenirse a las leyes de seguridad automotor, agregando una curiosa y desagradable estructura de pesada presencia que oficiaba de jaula antivuelto y daba rigidez adicional al conjunto.
Así fue que el grácil y armónico diseño de Michelotti se vio coronado con un elemento bizarro e inexplicable. El resultado era un injerto de dudoso gusto, sobre todo para un auto que pretendía competir de igual a igual con los magníficos descapotables de Mercedes Benz.



Es triste porque tenía todos los elementos para ser un golazo.
Y salió feo.



Pero es algo más que feo.
Como feo con ganas.



Convencido de ser feo.
Orgulloso de su fealdad.


Llevándo su fea estampa como un estandarte.
A toda marcha, como un Titanic apuntando al hielo.

Hablando de hielo, se presentó en junio de 1970 sin saber con seguridad a qué a un nicho o público apuntaban, aunque siempre apuntando al mercado yanki.
Inicialmente se vendió bien pero luego resultó que el motor tenía problemas de refrigeración, y para empeorar la situación, los mecánicos yankis no estaban preparados para tratar los sofisticados motores ingleses.
El Stag se rodeó de una aureola nefasta y las ventas en el país del Tio Sam cayeron bruscamente, a tal punto que al fin de serie se contabilizó apenas el 25 por ciento de la producción comercializada fuera de la Unión Jack.

El modelo es un viejo casting de Dinky, reeditado por Matchbox hace unos años. No es feo si consideramos su edad.



Hay uno de Vanguards más lindo, lo pueden ver en el blog de Cruiser.
Si quieren ver un mejor reportaje sobre este auto, visiten el blog de Antonio no se van a arrepentir.

Gaucho Man
El sucedáneo



20 comentarios:

  1. En este caso me gusta más el original que la miniatura, lo que suele ocurrirme es al contrario. Creo que sabes que lo tengo también y aunque tiene cosas bastante mejorables como mínimo lo cierto es que la miniatura tiene algo que me atrae y me cae hasta simpática (lo cual tiene su mérito ya que no soy nada fan de los Matchbox/Dinky a 1:43).

    Gracias por tus halagos, pero no lo hice mejor que tú si no diferente. Explicaste realmente bien las desventuras de este Stag!

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La miniatura tiene el estilo de los viejos matcbox king size: un molde voluntarioso y mucho metal, que requiere cierto grado de complicidad, al menos a los ojos de hoy. Es como una pelicula de fantasmas: uno. Sabe que los fantasmas no existen pero va al cine, se sienta y se asusta como si todo fuera de verdad.
      Hay una version de Vanguards con el hard top puesto, que tiene todo lo lindo que le falta a este. Te la recomiendo, aunque no es facil de encontrar.

      Eliminar
    2. Añade la versión de la colección de Bond, muy buena y baratita. Creo que me gustaría tenerla también.

      Eliminar
  2. Y uno se imagina que hubiera sido de este desventurado auto si no le hubieran puesto semejante pajarera encima, se nota un descapotable grácil y elegante maltratado con esa estructura. El mercado yanqui por muchos años exigió paragolpes "extra" a los importados desvirtuando sus líneas originales, así recuerdo un Peugeot 504 con paragolpes postizos horrendos, mientras los locales con parachoques que no son ni la mitad de eso, cuidando su industria, claro.

    El modelo es fotogénico, con la primera foto me tuvo realmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Lo de la pajarera es triste. Podrian haber hecho un coupe, se ahorraban las dificultades de la capota, estanqueidad y rigidez, y les quedaba una silueta capaz de plantar a cualquier coetáneo.
      Pero ya sabemos que el mercado es poderoso y acostumbra a pisotear las grandes ideas.

      Eliminar
    2. Pero mirándolo de nuevo, si no le hubieran hecho el marco superior a las puertas habría sido más interesante.

      Eliminar
  3. Las lineas del auto esta geniales, pero queda muy extraño con ese curioso agregado, una lastima porque tiene una onda deportiva buenisima.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que decía el Cabo, los yankis siempre terminan arruinando todo.
      Por ejemplo, aun no encontré nadie que me explique por que prohiben que haya una cubierta transparente sobre los faros, cuantos mercedes, jaguars y ferraris quedaron arruinados por esa regulación.

      Eliminar
  4. Y con la gran habilidad que te caracteriza, no le podrias extraer esa pajarera,?
    creo que seria una buena reinterpretación, salvando de paso el honor de Michelotti.
    Bonitos de verdad esas opticas, soy apasionado delos 4 faros redondos, y los pilotos traseros parecen retrofuturista.
    Como siempre un placer descubirir autos que desconocia a traves de tu blog.

    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no se me había ocurrido, seria un buen homenaje al maestro Michelotti.
      Y excelente material para un post con el antes y el después,

      Eliminar
  5. Tan feo que hasta parece un papamovil... por suerte, sin el funesto arriba! Igual me atrae, a pesar de su estructura.
    Me gustó la definición de mártir; como solíamos decir en cierto ámbito, hay que tratar de ser héroe, pero nunca mártir...
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que esa jaula le da un toque racing, que puede quedarle bien a un porsche pero nunca a un gran turismo, es como tunear una limousina y pretender que quede bien. Y ese fue presisamente el problema.
      Y antes de morir de pie prefiero subsistir sentado.

      Eliminar
  6. Mirá vos, no sabía que el socotroco ese era algo que le impusieron, pensé que era así de origen, como el BMW que alguna vez mostré, un híbrido entre convertible y targa.

    Varias veces estuve a punto de comprar un Stag, señal que me gusta el modelo por lo raro, ahora traerlo de afuera se complica, asi que será solo el dia que aparezca uno por aquí a precio razonable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De alguna manera, el modelo "de origen" siempre tuvo la estructura esa.
      El modelo en estado puro sólo debe haber existido en el tablero de dibujo de Michelotti.

      Eliminar
  7. Tiene algún grado de parentesco esta miniatura con la Vanguards? Tiene en común la parte baja de metal, pero no es exactamente igual y en el diseño del molde también hay algunas diferencias. No ví la versión con la capota cerrada, pero creo que como se dijo, debe tener mas pinta. Así como se lo ve en éste Dinky y en el Vanguards que tengo, es como ver a Shakira pero sin fotoshop y cuando recién se levanta y en medio de una resaca por la joda de la noche anterior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confirmo que el de Vanguards y el Dinky son totalmente distintos. En cuanto a Shakira con o sin photoshop, la elección es tuya.
      Y te recomiendo el hard top, no te va a defraudar. Hasta parece un auto!

      Eliminar
  8. Pues otro que se une con el Ciervo, pero esta vez en versión de la colección de James Bond, de la mano de UH.

    Entre este y el mío, prefiero el de UH, que al menos tiene mas detallados los interiores, pero estoy en busca de uno de Vaguards.

    Saludos y enhorabuena por él.


    ;)

    P.D dejo enlace de la entrada de mi blog
    http://seatpc.blogspot.com.es/2014/07/triumph-stag-1970-uh.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indudablemente el Vanguards es la referencia a seguir.
      Te recomiendo el que viene con hard top, aunque no es fácil de conseguir.

      Eliminar
  9. Para mi es un modelo nunca visto en miniatura, no se ve tannn feo, hay que situarse en el momento que nacio este modelo, suma en cualquier coleccion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que haya pocas reproducciones, sino que ninguna llego al pais.
      Estamos tapados cun muscle cars pero de inglaterra es poco lo que llega.

      Eliminar