domingo, 25 de marzo de 2018

berta motor delantero - ambrosio 1/43





TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN

Mirando nuestro modesto parque de SP con motor delantero, creo no equivocarme si digo que no hay parangón de estos autos en ninguna parte del mundo.
He visto algún modelo yanki como ser el Cheetah, que podría calificar de SP con motor delantero, pero es apenas un parecido conceptual.
Lo más interesante es que nuestros SP llegan a ser lo que son por evolución.



Mirando atentamente en la historia, se aprecia una evolución esotérica que en poco tiempo pasó de las cupecitas tradicionales a unos impensados SP.
Obviamente, esta evolución respondió a los sucesivos reglamentos que hubo en el ínterin.
Primero fue sacar las cupecitas de la ruta, luego las necesidades de circuito fueron haciendo el resto.
Los reglamentos internacionales sirvieron como objetivo, la idea era jerarquizar internacionalmente la categoría.



En mi modesta opinión, la cagan cuando pasan los motores de adelante para atrás.
Con los motores en popa, se pierde la identidad autóctona, el famoso Ser Nacional.
En fin, ya sabemos que la evolución y el progreso van para adelante y que la mejor ubicación para un motor es a espaldas del piloto.
Mover los motores para atrás fue un progreso justo y necesario, aunque sentenció a muerte a muchos autos como éste que les presento hoy.




TU ME QUIERES BLANCA

No les voy a hablar de campaña deportiva, ni de carreras ni récords de vuelta.
Prefiero ponderar el color blanco, básico esencial para las mejores máquinas de correr.
Un color que no disfraza nada, que expone las formas pero también cualquier error que se pueda cometer.



El modelo es impresionante, confieso que quise hacerlo yo mismo pero no me animé a hacerlo.
Ese capot esculpido con tomas de aire asimétricas, más que desafío era una invitación al fracaso.



Por suerte, para estos casos difíciles hay un plan B, disqué 0-800-AMBROSIO y así llegó el autito, mejor que mi mejor esfuerzo.



Por favor dedíquenle unas miradas a la suavidad de las texturas, la aparente sencillez de algunas formas, la armonía, el interior esquemàtico pero preciso, el motor asomante, las tomas de aire caladas y por sobre todo, el profesionalismo del modelista.



Para todo lo demás están los coleccionables.






That's All Folks!



Gaucho Man
el andariego





17 comentarios:

  1. Una belleza de máquina y una belleza de maqueta. No sé si te acordás, pero había por aquellos años un Berta igual que éste de juguete, pero muy bien hecho, de aquellos de plástico duro, brillante, en una escala aproximada de 1/24. Nunca mas lo ví, aunque debería rastrearlo por la web, para ver si alguno queda por ahí dando vueltas. Era una época en la que la industria jugueteril, con pocos medios, lograba hacer cosas muy bien hechas. Recuerdo también los famosos TC de plástico inflado tan renombrados aquí, o una serie de cupecitas chiquitas, de tamaño asimilable a la 1/43, o mas chicas, que eran de una sola pieza plástica, estridentes colores, de ventanas huecas y sin decoración alguna, que estaban en las bandejas de Casa Tía y vos podías manotear y comprar en grandes cantidades.
    Me fuí por las ramas. Excelente el Berta Ambrosio.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo recuerdo un Berta 1/32 que fue hecho por MACI, junto con Torinos y Fiat 128 y 1500 Vignale, por FB te mando foto para que reconozcas al occiso.
      la industria juguetera es otra vìctima de los malos tiempos, quizàs sea la primera porque cuando las vacas adelgazan, lo primero que se suprime son los juguetes,
      despuès viene todo lo demàs.

      Los TC inflados (igual que los F1 playeros) eran cercanos a 1/32. Mirando para atràs se entiende que tambièn hubo una importante cultura slot criolla, en un tiempo que el 1/43 no tenìa tanta presencia.
      de los TC de ventanas huecas conocì varios cercanos a 1/50, pero creo que ni escala tenìan.

      Eliminar
  2. Realmente un SP espectacular tanto el origianl como la recreación.
    En muchos aspectos me recuerda a un Porsche.
    Ciertamente en este tipo de autos tipo barqueta lo logico es colocar el motor atras, pero si te fijas en este Berta lo lleva colocado en el centro, entre los dos ejes, también gracias al truco de derivar el cockpit un poco hacia atrás.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es cierto que en estos casos, el motor delantero puede considerarse como central, aunque a la hora de la verdad, sigue siendo menos eficiente que un motor central tradicional.
      precisamente me atrae esa impronta de ir contra la ley de la fìsica, la batalla perdida antes de empezar.

      Eliminar
  3. Hermoso, una pieza impecable, muy fina realmente. Y con el plus de ser artesanal, felicitaciones!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, yo tambièn estoy contento.
      De todos modos, las felicitaciones son para el artesano, yo sòlo acaparo autitos.

      Eliminar
  4. Indudablemente la evolución llegó al callejón cerrado del motor central, todo lo que no sea eso parece que no puntuaría wn el caso de un deportivo prestacional.

    Particularmente me es indiferente, yo buscaría sobre todo la eficacia si fuese piloto. Pero como el "parné" solo me ha dado para cokeccionar miniaturas (entre otras cosas), debo decir que tu miniatura me encantó, con ese aspecto de porcelana se ve muy atractivo, y esas ruedas... Al ser artesanal además tiene la impronta de la pieza única. Tienes la seguridad de que no la va a tener cualquier advenedizo que se pase por delante de un kiosko!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, es un trabajo que me hubiera gustado hacer a mi, aunque no me dieron los kilates.
      Y es cierto, me gusta tener cierto grado de exclusividad, sobre todo en estos tiempos de coleccionables compulsivos.

      Eliminar
  5. Hermoso Berta; concuerdo que el hecho de llevar los motores a la parte trasera (siguiendo la tendencia de los prototipos a nivel mundial) terminó disparando los costos y llevando a su desaparición a los SP argentinos. Con el motor delantero eran más bellos y únicos; luego del cambio ya nada fue igual. Es el querido progreso...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. triste pero cierto,
      es màs lindo con el motor adelante, sino mirà los lotus seven, alfas y ferraris viejas, y màs ahora los panoz, con y sin techo!
      (ojo: no mires los nissan que se te cae todo al piso!)

      Eliminar
    2. Jaja! Esos Nissan igual me gustan; pero en Le Mans se arrastraron. Tanto, que no corrieron nunca más y ahora están tirados en un depósito...

      Eliminar
  6. Reseñar un Ambrosio es un pendiente para mí, soberbia reproducción y tan precisa como se espera una pieza bajo su sello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. usted tiene que tener un ambrosio,
      si necesita un interlocutor, lo tiene.
      sòlo tiene que elegir el color.

      Eliminar
  7. Hermosa miniatura; con los detalles de motor, ruedas y cockpit (se ve un matafuego), consigue remontar la carga de ese espantoso color blanco freezer y darle un poco de vida a la máquina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no le gusta el blanco?
      y cuando se case con una novia en la iglesia tambièn le va a enchufar un matafuego para "remontar" el color?
      usted es poco serio (o daltònico), me deja sin palabras.

      Eliminar
    2. Lo del matafuego no es para nada mala idea teniendo en cuenta la cantidad de tejido combustible, bien ventilado, y dispuesto aproximadamente en forma de pira. El peligro de incendio es ya notable en presencia de cirios encendidos, y, francamente, con lo sacrílego que soy temo que al entrar a una iglesia, sinagoga, o mezquita estalle en llamas.

      Eliminar
    3. entonces el matafuego no lo debe llevar la novia sino usted!

      Eliminar