lunes, 2 de julio de 2012

aerocar - gaucho models 1/43

Fijemos nuestras coordenadas temporales en el año 1953.
En nuestras pampas se vivía cierta euforia económica que contrastaba con la depresión posguerra que asolaba al viejo mundo.


Piensen ahora en retrospectiva: Qué mejor momento para que dos argentinos emprendedores se lanzaran a producir un automóvil a hélice?
Obviamente, tenían la certeza de que un auto a hélice era precisamente lo que necesitaba un país como el nuestro en un momento como ese.
Eugenio Grosovich y Franco Bricci, que así se llamaban, enfrentaron las mismas dificultades que los europeos que ensayaron la formula treinta años antes.
Seguridad, ruido excesivo y terribles ráfagas colaterales encabezaban la lista de prioridades que ni Leyat, ni Trippel, ni Vettori, ni McLaughlin pudieron solucionar.



Pero ya se sabe que el irreductible espíritu argentino no conoce ni acepta inconvenientes.
Bastó un poco de viveza criolla y algo de glamour para revivir la experiencia europea, ignorando sutilezas técnicas y delineando el prototipo que se ve en las fotos.



Ahora, pensando en voz alta, repasemos debilidades y forlatezas de un vehículo a hélice.
No necesita transmisión a las ruedas, por lo que puede prescindir de embrague, caja de cambios, diferencial, semiejes y otros componentes que solo agregan peso, resistencia mecánica y costo al diseño.



La seguridad a los terceros es todo un tema.
Una cosa es atropellar a una persona y otra cosa es atropellarla y cortarla en rebanadas. Se puede disponer de una protección para los transeuntes pero si vamos a pensar en impactos contra otros vehículos hay que pensar en un armazón tan robusto que anulara las ventajas antes mencionadas.
Afortunadamente el ingenio argentino pergreñó una sagaz solución: Poner la hélice atrás y arriba, donde menos daño pueda causar.



Se puede opinar que el impulso de la hélice es poco eficiente, dado que desperdicia mucha energía en un chorro de aire no del todo delimitado y en ruido.
Esta deficiencia quizá penalizara el consumo, pero tratándose de un vehículo tan liviano, no iba a preocupar a ningún argentino embalado con la idea.



Así fue como nuestros simpáticos argentinos (porque sin duda eran simpáticos), pusieron manos a la obra y materializaron este elegante prototipo.
Otro simpático argentino que -obviamnete- simpatizaba con la idea era el general Perón.

Analicemos un poco:
De adelante la visión es resumida, insípida, acorde con su carácter híbrido.



Por atrás la cosa cambia. Miren que lindo perfil.
Se nota que esta pensado para armonizar y nutrirse con el viento. Quizá ahora entiendan dónde aplicaron el mencionado glamour.
Miren esa cola con esas ancas fantásticas y diganme si no parece el vestido de una novia flotando en el viento (nunca esa metáfora estuvo tan bien aplicada).



Si bien la estética es subjetiva, hay que decir que el engendro tiene lineas francamente batmanicas.



Lamentablemente, como ha pasado con muchas buenas ideas, el sistema se encargo de impedir el ulterior desarrollo de este fantástico monstruo.
Y como siempre sucede en nuestro pais, los registros se pierden o destruyen.
Juro que di vuelta la web buscando información y no encontré nada mas allá de un par de fotos repetidas.
Ahora al menos, los navegantes de la web encontraran esta historieta que ojalá sea tomada como un risueño homenaje a nuestros inventores vernáculos.
Amén.



PD: si les interesa la historia, hay buenos informes en:
http://www.cocheargentino.com.ar/
http://www.clubiame.com.ar/curiosidades.htm
http://www.taringa.net/posts/autos-moto%20...%20quot_.html



That's All Folks!



Gaucho Man
el instituido


18 comentarios:

  1. Gaucho, lo suyo es poesia pura. Se da cuenta, que con sus modelos, rescata historia? Ahora va haber gente que va a buscar sobre el Aerocar y va a descubrir una pedazo de memoria. Loca memoria, que jamás tendría que haber terminado....

    El auto tenía deficiencia por todos lados: no aceleraba, llegaba solo a 100, el motor no se podia usar para frenar y empujaba siempre, el ruido y todo sin contar lo peligroso que sería cruzar la calle por detrás del auto....

    Y el modelo, le salió mejor que el original, con un color bien de los 50.

    Aplausos para el Gaucho!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vasco, le agradezco los conceptos.
      la verdad es que de alguna manera enfoco y dedico estos modelos en la gente que piensa como Ud.
      ojalá tuviera más tiempo, mejor vista, más pulso y un poco más de ciencia en el armado como para lanzarme a modelos más ignotos.
      de todos modos, si logro que alguien conozca o recuerde un auto a partir de un modelo mío, ya el trabajo cumplió su cometido.
      Gracias otra vez!

      Eliminar
  2. Sí, aplausos !! El Gaucho es un maestro, un rescatador. Arriba el Gaucho !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eddie, gracias por los aplausos y los conceptos, sé que son sinceros.
      en realidad son un poco exagerados y me quedan grandes.
      pero eso no es motivo para dejar de agradeder.
      ojalá pronto pueda mostrarles el siguiente gaucho proyecto!
      a la misma batihora y por el mismo baticanal

      Eliminar
  3. Y lo termino nomas !
    Me considero afortunado ya que pude ver el paso a paso de esta miniatura, pues lo vi en "pañales" y ahora es todo un "hombrecito" (ya me parezco al cabo hablando...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es verdad, vos estabas cuando le di las primeras manos de rojo.
      pero por favor no le digas a nadie lo feo que era con la imprimación gris!

      Eliminar
  4. Muy lindo trabajo Gaucho. es un modelo que siempre me llamó la atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Pablo, conozco tus kilates que dan valor a tus felicitaciones.
      la verdad es que lo mío es apenas una aproximación a un modelo del que apenas hay cinco o seis fotos en toda la web.
      un esfuerzo, sobre todo de inventiva para completar la información que no está disponible.
      y si después de todo eso,
      hasta quedó lindo?!
      es como para descorchar algo y brindar ya mismo,
      SALUD!

      Eliminar
  5. Quedó excelente, y más aun pintado de rojo.
    Increíble la habilidad y, fundamentalmente, las ganas que tenés para hacer estas cosas.
    Felicitaciones.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Juan,
      el color rojo es textual,
      si bien las fotos disponibles eran en blanco y negro,
      leí una nota de federico kirbus que mencionaba que el auto era colorado.
      gracias por las felicitaciones!

      Eliminar
  6. Felicidades por tu recreación.
    lo de este modelo es ciertamente "quijotesco", lo digo por hacer una analogía entre las aspas de los molinos de la Mancha, y la hélice del curioso aerocar.
    Un aerosaludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja! me encantó lo de quijotesco,
      es verdad que a este auto le cae muy bien el adjetivo.
      también fue quijotesco intentar algo que ya se sabía que no funcionaría.

      Eliminar
  7. Gaucho, acá le dejo un regalito (aunque no sé si conoce la página) de un coleccionista español muy conocido que hizo una completa enciclopedia sobre marcas de automóviles de todos los tiempos y países.
    Como es natural, también está su Aerocar nacional:

    http://www.autopasion18.com/index-HISTORIAS%20DE%20MARCAS.htm

    Hay algunas fotos más en el apartado correspondiente a la marca.
    Un saludo, y gracias por mostrarnos estas curiosidades a los que no somos de Argentina (aunque nuestra patria común es el Diecast)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Antonio, gracias por el link.
      es verdad que tiene más fotos, pero esas pocas son las únicas fotos de la web. y en ningún lado hay medidas ni mucho menos planos, tuve que hacer todo a ojímetro.
      me gustó lo de la patria diecast, ojalá todos fueran como nosotros.

      Eliminar
  8. Vuelvo sobre lo que antes dije del modelo, se nota el perfeccionamiento de tu técnica, cada modelo que haces va un poquito mas adelante realmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Cabo, es bueno que se note.
      esperemos poder seguir mejorando,
      hay muchos proyectos en camino,
      en algunos casos esperando que aprenda lo suficiente para no arruinarlos.

      Eliminar
  9. Eugenio Grosovich? Habría tenido que ver con el Profesor Locovich? Sus engendros mecánicos se parecen muchísimo, incluso en la ubicación superior de la hélice!!!
    La miniatura está grandiosa, Gaucho!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Profesor Locovich?
      Veo una carrera de autos locos en tu pasado...

      Eliminar