jueves, 22 de mayo de 2014

rescate emotivo: lincoln x-100


El auto de Kennedy, llamado X-100 por el Servicio Secreto de USA fue diseñado a partir de un Lincoln Continental '61.



Entre una subsidiaria de Ford llamada Ford Advanced Vehicles y una empresa llamada de Cincinnati llamada Hess & Eisenhardt trabajaron para desarrollar una de las más modernas limousinas de su época.



El X-100 tenía un motor V8 de 7046 cc y tenía el chasis alargado 107 cm con respecto al Continental original.



De este modo, el peso del X-100 estaba en el orden de 2900kg es decir unos mil kilos más que el original.



El X-100, originariamente pintado en azul medianoche tenía muchos accesorios novedosos para la época:
+ 2 radioteléfonos
+ asientos auxiliares para pasajeros extra
+ luces interiores para iluminar desde abajo al presidente en la noche
+ estribos retraíbles para los custodias, en laterales y trasera
+ el asiento de atrás tenía un mecanismo hidráulico para elevarlo aproximadamente 30 centímetros, también para que la gente pudiera apreciar mejor al presidente. Es notable que se pensaba más en la fácil visualización del presidente que en su seguridad.
+ lo más interesante que tenía era una serie de paneles de plástico blindado transparente que podían colocarse en varias combinaciones que iban desde el auto totalmente cubierto al cabriolet que todos conocemos.


+ luces rojas, sirena, mástiles para banderas, proyectores de luz 



Se estimaba el costo de esta "customización" en USD 200,000 .
El auto no llevaba armas.




Luego del asesinato de Kennedy el 22 de noviembre de 1963, el X-100 fue retirado de servicio para ser reconstruído en los talleres que lo vieron nacer en Cincinnati.



Este rediseño costó más de medio millón de dólares, e incluyó:
+ pintura negra
+ vidrios de espesor entre 2.5 y 4.5cm y paneles de chapa con blindaje anti balas
+ un techo fijo
+ motor nuevo con 17% más de potencia
+ llantas con una estructura de aluminio interior que permitían rodar aunque estuviera la rueda desinflada
+ tanque de combustible con una espuma interior que lo hacía a prueba de explosiones
+ un segundo equipo de aire acondicionado auxiliar en el baúl
+ elementos de telecomunicaciones mejorados
+ refuerzos estructurales para soportar el mayor peso del vehículo (pesaba aproximadamente una tonelada más que el X-100 original)
+ completa renovación del interior para eliminiar los restos del asesinato
El nuevo auto fue terminado en mayo de 1964.


Luego en 1967 se volvió a hacerle más cambios y fue usado hasta 1977.
Actualmente descansa en el Museo Henry Ford




fuentes y fotos:
http://karws.gso.uri.edu/Marsh/Limousine/limo.html
http://noticias.coches.com/noticias-motor/lincoln-mercury-continental-ss-x-100-la-limusina-donde-asesinaron-jfk/97563 y la data en la cajita del modelo de Minichamps



Gaucho Man
el discernido



14 comentarios:

  1. Y a continuación, la miniatura de Minichamps.

    Ah, no?
    UFA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me ponés en difícil posición.
      tengo la miniatura de minichamps desde hace casi quince años pero fue víctima de un terrible accidente doméstico que entre otras cosas decapitó al pobre kennedy (la vida tiene esas dolorosas coincidencias).
      la verdad es que tendría que restaurarlo o asumirlo y presentarlo.
      quizás algún día...

      Eliminar
    2. Ops! me acordaba del episodio, pero no que estuviera involucrado este modelo.
      Y bueno! tirale unas manchas de rojo y presentás la limusina del atentado!!
      Morbo mode: OFF

      Eliminar
    3. no es mala idea,
      presentarlo como el auto del día después.

      Eliminar
  2. muy interesante el auto protagonista del magnicidio por excelencia del siglo XX.
    Si pudiera hablar....
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Una de mis miniaturas preferidas, pero yo tengo la del viaje a Berlín y la que me gusta más es en la que aparece con Jacky.

    Por lo visto a Kennedy no le gustaba la burbuja blindada pues decía que le daba calor y mandó que no se pusiese.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. este también la tenía a jackie,
      si me animo lo muestro.
      la cabeza de john no apareció jamás...

      Eliminar
    2. Qué raro que teniéndolos en pecera como es tu caso la zabeca no haya quedado contenida ahí dentro, buscaste bien con lupa?

      Eliminar
    3. Fue peor de lo que imaginas.
      Estaba colocando la pecera boca abajo cuando se desestabilizo un estante y cayeron los autitos hacia atras, cayendo entre los estantes y la pared, quedando aprisionados entre bolsas de tela de mi esposa y la pared, cayendo y apretandose, rozando pared y cayendo. Luego desarme la casa pero la cabeza no aparecio, ademas de vasios retrovisores, antenas y otros accesorios de otros autitos.

      Eliminar
  4. Super interesante rescate. Un gran auto a pesar de la tregadia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el auto no tiene la culpa de nada.
      quizás hay que señalar que muchos de los famosos gadgets que tenía, hoy son normales en muchos autos.
      pero éste fue el primero.

      Eliminar
  5. Uno trata de imaginarse a la gente renovando el interior... Que curiosa postura la de modificarlo en vez de reemplazarlo. Quizás hoy sólo se hubiera arreglado los daños y puesto en un museo a la memoria del ex presidente.
    Impresionante el espesor de los vidrios y la miniatura de minichamps debe ser para perder la cabeza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. realmente es curioso, sobre todo tratándose de los yankis, tan propensos a gastar plata.
      la miniatura de minichamps era una delicia, se lo garanto.
      lo de perder la cabeza es casi literal, y no referido sólo al autito.
      ya se va a enterar...

      Eliminar