sábado, 15 de noviembre de 2014

trueno naranja - última parte - gaucho models 1/43




Y hoy todo pasó,
y ahora quisiera saber
si es que acaso
te maté yo?



El genial Alejandro Dolina hablaba de la aventura de seguir a una mujer.
Había que seguirla pacientemente, seduciéndola con una presencia distante, hasta un día en que la mujer, dejando desconfianza y miedos de lado, entraba a su casa y dejaba la puerta abierta.
Entonces era cuando un lector desprevenido imaginaba que venía lo mejor de la aventura.
Pero Dolina, inquebrantable, retrucaba que ese era el momento que uno debía dejar esa historia y buscar otra aventura.



Yo estoy en ese punto y para regocijo de mis seguidores, también decidí dejar esta aventura y tentar suerte por otro lado.
Como lo leen, se acaba la historia de la Serie M.
No más Truenos, no más Liebres.



De lo que no se van a salvar es de un puñado de fotos familiares y unas soporíferas conclusiones.



+ El Trueno quedó bastante bien aunque tuve un imperdonable error de cálculo con las ventanas.
El resultado es casi insalvable sin hacer un nuevo molde.
No creo que lo intente por ahora, no vale la pena.



+ Me quedé en las calcomanías.
Si bien tuve la suerte de que me ofrecieron un archivo PDF con todos los calcos, resultó que los calcos tenían fondo naranja.
Y ese naranja no es el mismo tono de la pintura.
Es decir que tenía que salir a igualar la pintura con el fondo de los calcos.
O modificar todos los calcos sacando fondos naranja de cada letra.
Decidí que no valía la pena.



+ Como testimonio de la aventura quedan cuatro Truenos pintados y armados, y quizás otros cuatro que nunca se terminen.

+ Y un dummy que hice para probar las medidas de los calcos.



Ahora me toca pensar en la serie H.

That´s All Folks!





Gaucho Man
el tremebundo





16 comentarios:

  1. Edu, yo que vos igual a uno de los autos "terminados" le coloco las calcas, al menos para que de la serie "M" uno quede concluido. Ahora, ¿a qué te referís con la serie "H"? Vos sabés que hace días que, notando tu ausencia en el blog, estaba por escribirte un mail, pero no quise hacerlo para no incomodarte, temiendo que tuvieras algún problema personal. Por suerte ahora me doy cuenta del motivo de tu ausencia: ¡los Trueno Naranja!
    Así que me quedo más tranquilo.
    Abrazos!
    PD: Yo estuve internado un día en una clínica por cólicos renales (y cálculos...).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Juan.
      lo de serie M y serie H surge de una conversación con el Cabo.
      serie M son macizos. serie H serían los huecos.
      aunque el H presupone toda una nueva tecnología para los vidrios, que no tengo ni idea cómo o con qué material hacer.
      me espera un lindo desafío.
      y para empezar una serie H, qué mejor que un auto que empiece con H, como ser el halcón?

      PD: espero que lo de los cólicos sea leve (aunque sé que por definición, no son ni un poquito leves).

      Eliminar
    2. ¡Excelente! Nada mejor, para la serie H, que iniciarla con un Halcón. Y ya que estamos con la H, en un futuro, ¡marche un Halcón para Henares!
      Abrazos!
      PD: tal como lo decís, lo describen como el dolor más fuerte que puede soportar una persona. Siempre pensé que exageraban, pero ahora que lo viví me doy cuenta que no. Lo peor, es que aun siguen (por ahora más leves)...

      Eliminar
    3. no te ofendas, pero por el momento no pienso en venta ni ningún otro compromiso.
      hago esto por la emoción de tener la máquina de hacer chorizos en casa, pero la si es para el público hay requerimientos mínimos que asumir. y todo eso tiene un costo que no quiero asumir.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. hola my friend, good to see you after some time.
      and glad you liked my humble series of car.
      the original was a famous racing car of my country in 1969 named "trueno" (thunder).
      i tried to make some units but something failed and the model does not satisfy my expectations.
      so we say "farewell trueno!"

      Eliminar
  3. Juan, recuerda: el dolor de los dolores, el dolor más inhumano, es pillarse los c... con la tapa de un piano!

    Bromas aparte, Gaucho, el camino de la perfección duro es. Poco a poco irá saliendo afuera aquello que buscas. El artista debe saber cuando su obra está completada...

    Suerte en el camino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. touché!
      antonio, coincido con tu comentario y agrego:
      uno debe saber también cuando un trabajo no da para más y no merece terminarse.
      (saqué lo de "artista" que me queda grande)

      Eliminar
  4. Suerte con el inicio de la procción H, Gaucho ! Los cristales oscuros los puedes obtener la mica adherible que se usa para oscurecer y/o polarizar los cristales de autos reales.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eddie, la mitad de los problemas que tuve con las ventanas (dificultades para delinear y pintar, acabado y aspecto, proporciones), vienen precisamente de querer hacer un M.
      en el H desaparecen esos problemas y sólo debes preocuparte por las proporciones y acabado.
      no les voy a poner vidrios negros a los H.

      Eliminar
  5. Bueno, otra vez será, y para mejor seguramente.
    Y como dice el dicho, quién te quita lo bailado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuántos pueden hacer realidad el sueño del pibe?
      a mi me falta cada vez menos.

      Eliminar
  6. A no desanimarse, haciendo se va aprendiendo y si no haces nada seguro no te vas a equivocar, vas bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esa es buena!
      sobre todo para un tipo como yo, que está condenado a equivocarse siempre.
      gracias por el comentario

      Eliminar
  7. Yo lo resumo así: el molde la pieza lo lograste muy bien, pero el pintado lo "deschava".
    Que difícil que es hacer autos en escala siendo modelista, y que fácil debe ser hacerlos en China con maquinas a diestra y siniestra.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el tema no es la pintura.
      con una pintura más profesional, los errores se notan aún más.
      el tema viene de atrás, del molde, del original, del que lo hizo...

      Eliminar