Translate

jueves, 27 de febrero de 2020

otra tarde en el museo fangio





BIENVENIDOS A BALCARCE

Balcarce es una ciudad tradicional que tuvo la suerte de ser cuna del Quíntuple. Esta circunstancia le garantizó una modesta fama y un flujo turístico constante. Todo esto marcó una diferencia con otras ciudades del interior que sólo cuentan con la industria del agro y sus derivados.
El resultado es una ciudad pujante que se adhiere al fenómeno Fangio en detalles tan sutiles y magistrales como este Monumento a la Polea, piedra fundamental de toda acción mecánica.




BIENVENIDOS AL MUSEO

La otra joya de Balcarce es el Museo Fangio, al que hice una nueva visita tras ocho años de ausencia ininterrumpida.
Uno se puede preguntar qué placer encuentro en visitar el mismo museo cada vez que estoy cerca de la ciudad.
La respuesta es fácil: siempre tienen algo nuevo, siempre me sorprenden con alguna incorporación, y este año no fue la excepción.



Una de las sorpresas de este año es esta réplica del Trueno Naranja.
No le dedico mucho texto porque ya hablamos del misterio que rodea este auto y sus circunstancias.




BIENVENIDOS AL OTRO MUSEO

La otra sorpresa de este año es una sucursal del museo a una cuadra y media.
Se trata de un edificio de tres o cuatro niveles. La planta baja está ocupada con una confitería grande, moderna y no demasiado cara.
Luego hay tres o cuatro niveles llenos de autos y otras piezas.





Hay que decirlo de una vez: El museo tiene muchos autos, pero algunos son de elite y otros son más bien "del montón".
La primera categoría se nutre de los modelos históricos, propios de Fangio o de su trayectoria.
Estos están en primerísimo lugar, la mayoría con buena iluminación y buen espacio para tomar buenas fotos.





Pero el espacio es tirano. Hay mucho auto y poco lugar.
Una foto panorámica exige distancia y luz para tomar la integridad del modelo.
Hay piezas que están al lado de la ventana, con lo que los rayos del exterior crean un desagradable efecto claroscuro, arruinando cualquier intento de foto.

Otras piezas tienen buena luz pero siempre hay una columna o un curioso merodeador de turno que arruina la foto.





El nuevo espacio mitigó esta carencia de espacio, pero el problema sigue siendo más grande que la solución.
Mucho auto amontonado, poca luz y poco lugar, todos factores que conspiran contra cualquier lance fotográfico.
Acá abajo muestro fotos de una Liebre III que ya conocieron en este blog, pero esta es la foto del modelo real en el nuevo espacio sobre la confitería.



La foto es elocuente: el espacio parece más una playa de estacionamiento que un museo.



Esto es bueno porque permite el contacto más cercano con los autos, 
pero hay modelos confinados a un rincón de tal manera que es imposible sacarles una foto de atrás.

Este auto es conocido como Cigliutti y tiene una interesante historia, quizás algún día me inspire y escriba algún post.
Fue imposible sacar una foto de atrás.



Volviendo al museo original, también hay otros modelos que, más allá de la espectacularidad intrínseca de cualquier auto deportivo, uno se pregunta qué relación tienen con el múltiple Chueco. 
Imagino que la respuesta viene por el lado de marcas anunciantes que auspician su producto y colaboran para que el museo pueda seguir adelante, por ejemplo esa marca alemana que tiene una estrella de tres puntas.



Y los del montón. Autos donados, autos de corredores simpatizantes, de marcas anunciantes. Todo bicho que camina va a parar al museo.
Eso es bueno, gloria al Quíntuple Chueco y su tradición.



De todos modos debo decir, que aunque haya autos de relleno, autos desconocidos o autos ya conocidos, aunque haya poca luz, aunque haya poco espacio, aunque llueva o truene,
seguiremos visitando el museo cada vez que podamos!




That's All Folks!




Gaucho Man
el ínclito




22 comentarios:

  1. Ahhh ese Alfa es de mis preferidos. A la vuelta de mi nueva casa hay un local de autos clásicos y hay un GTV rojo inmaculado. PD ¿Usted está durmiendo en ese museo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad me quedé un par de noches pero me descubrieron por los ronquidos y me sacaron a patadas.

      Eliminar
    2. se hizo pasar por un auto en marcha, el viejo truco.

      Eliminar
  2. La verdad no me gusta el concepto de museo de autos, sobre todo para el fotógrafo es superchungo sacar fotos decentes debido a la iluminacion, imprescindible asistir de día con luz natural filtrandose por ventanas, la luz artificial te altera colores del auto, sombras volumenes. Luego otro punto negativo para las fotos es la mania de acordonar los coches como si de un animal bravo se tratara, imagino para que la gente no toquitee, pero que yo sepa el metal y los otros elementos de un coche no se deshacen por una simple huella, otra cosa son los curiosos que quieran acceder al interior pero en muchos casos con cerrarlos con llave bastaría.
    Pero veo que has solventado muy bien esas trabas y el resultado es sobresaliente.
    Solo para ver el Sauber Gr.C y el McLaren de F1 ya pagaria gustoso la entrada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como comentaba: hay autos que tienen espacio y luz para las mejores fotos, pero hay otros que no tienen esa facilidad.
      De todos modos, queda claro que el mejor lugar para los autos es un espacio al aire libre, de ser posible, bien separados y sin cadenas que "no acercarse" ni cartelitos inoportunos.
      Estaba lindo el Sauber, próxima vez te prometo más fotos!

      Eliminar
  3. Es cierto, hay como un batiburrillo ahí y además no parecen haber carteles explicativos ni nada... Puede que me equivoque, pero no vi ninguno. Es una pena por que el aficionado de fuera que no tenga ni idea de esos chismes se queda igual que llegó.

    Y estoy en desacuerdo contigo, para mí esas piezas nada de estar fuera con el personal pasando frío o calor! Me gustan al estilo museo, bien iluminados y limpios, con cartelería y fotos encuandrando al vehículo en su contexto.

    Pero si fuese por allí lo primero, la pastelería, claro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El museo principal tiene carteles con buena data, pero me parece que el otro no. Quizás sea cuestión de tiempo (entiendo que el otro museo es nuevo).
      Te espero en la pastelería para comer algo antes de entrar!

      Eliminar
  4. Un lugar al que alguna vez en la vida se debe visitar. Al menos si te gustan los autos de carreras. Yo aún no lo hice...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi es un sitio de peregrinación, como para ir una o dos veces al año, pero lamentablemente hay distancia, familia y compromisos.
      Pero al menos hay que ir una vez,
      no te vas a arrepentir.

      Eliminar
  5. Yo se porqué Sr. Gaucho no va usted a dejar de asistir a ese museo..
    Porque para usted es como asistir al templo..
    Hermano Gaucho!

    Gracias por asistir por los que no podemos.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Gauchazo!!!
    Coincido q el Museo es un sitio de peregrinación, un lugar donde los fierreros nos sentimos en casa.
    No deje de sazonar esta visita con una vuelta a la pista de Balcarce, otro lugar mítico.
    En cuanto al Sauber mercho, creo q de la mano del sobrino de Fangio, ganó un campeonato en USA, y por eso esta ahí, con justiciero mérito por habernos representado en el exterior.Como dato extra te comento q el mismo Horacio Pagani se inspiró en este auto para el diseño del Zonda C12

    Abrazo gauchesco

    Fernando de Lima, Bs As

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salud Chango de Lima!
      El problema (mi problema) es que siempre voy con el tiempo contado, con mi esposa y mis dos hijos. Al día de hoy, mi hijo comparte la pasión y me sigue, pero mi esposa y mi hija tienen otra visión.
      Eso me quita mucha autonomía, es como las vidas del PacMan. Tenés muchas, pero tenés que cuidarlas y cuidarte si querés seguir recibiendo manzanitas!

      Eliminar
  7. Agradecido por este nuevo report del museo,todos los dedicados a los automoviles son templos donde disfrutar viendo estas maravillas, estoy de acuerdo con usted, en que seria mejor verlos al aire libre con la libertad que se merecen, pero tambien me gustan verlos en un lugar bien situados, bien iluminados y sobre todo bien cuidados para que perduren en el tiempo y las nuevas generaciones tambien disfruten de estas bellezas...
    Un saludo y de nuevo gracias por tan buenas fotos!

    ResponderEliminar
  8. Me debo una visita al museo, quizá me esconda en el baúl de su auto dentro de ocho años para ir... Si es que dentro de ocho años puedo doblarme de manera eficiente para entrar en su baúl...

    Deberé influirlo de manera sutil durante éstos años para que compre auto grande...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. justamente, ahora en poco tiempo deberé cambiar el auto, voy a buscar uno que tenga comodidad.
      mientras tanto, como para que sea un proyecto conjunto, le dejo la inquietud:
      qué auto le gustaría?

      Eliminar
    2. teniendo en cuenta que increiblemente es una deuda que tengo pendiente.....que el baul sea bien grande!!!!

      Eliminar
    3. excelente! voy a cobrar por el viaje y con eso me pago el auto.
      dedidan què prefieren: rueda de auxilio o pasillo?

      Eliminar
  9. Creo que la última vez que fuí fue hace más de 8 años, unos 10 o 12 diría, y por lo que veo no hay grandes novedades que justifiquen otro periplo, salvo ese nuevo anexo que no sabía de su existencia. Lo que no me agrada son esos autos que en realidad son réplicas huecas, creo que el Sauber lo es, así como la Flecha de Plata que está arriba, o un Mc Laren de F1, vendría a ser como autitos de resina en escala 1:1 sellados. Para eso me quedo mirando mis modelos en la vitrina. De todos modos bien vale una vuelta de vez en cuando, la próxima si quiere evitar que se aburra la familia, sé lo que es con dos hijas y esposa..., lo acompaño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que hay réplicas huecas y otras no huecas pero réplicas al fin. Es un viejo dilema que desvelaba al mismísimo Fangio. Los originales son más lindos pero nuy caros. Y cuando un visitante va al museo, generalmente no se preocupa por la autenticidad de cada pieza. Por el contrario, el axioma popular es que una mayor cantidad de piezas (legítimas o fake, no importa) garantiza una muestra más jugosa.
      Me atrevo a decir que el anexo tiene todas piezas originales, pero no espere encontrar autos emblemáticos, salvo uno o dos, per hay que decir que son emblemáticos de cabotaje.
      Le acepto la invitación, usted paga la nadta y yo invito el café en la confitería.

      Eliminar