martes, 13 de diciembre de 2011

cadillac le monstre - gaucho models 1/43





Los más memoriosos quizá recuerden mi Cadillac Coupe Le Mans.
Para los desprevenidos, mando este

RESUMEN DE LO PUBLICADO

El señor Briggs Cunningham venía muy entusiasmado por participar en Le Mans.
Quiso inscribir un modelo que había preparado con un chasis Ford y motor Cadillac OHV V8, al que llamó Fordillacs.
El modelo era poderoso y ágil pero fue rechazado por las autoridades de carrera porque no cumplía con las especificaciones reglamentarias de la competencia y porque tenía "onda hot rod".
Sin desanimarse por esta negativa, decidió respetar el espíritu del reglamento a condición de poder tomar parte en la carrera.

El siguiente paso fue comprar dos Cadillac Coupe deVille 1950 con transmisión manual.
Decidió usar uno de los Cadillacs con modificaciones menores.
Este, casi de fábrica es el Petit Pataud, que ya conocen de mi reportaje anterior:


Hoy vamos a hablar del segundo auto.
Este segundo auto sería profundamente modificado, aprovechando libertades del reglamento y acercándose a lo que hoy llamamos sport prototipo.

Estaba equipado con termostatos en los frenos a tambor, diferencial y caja de transmisión, para monitorear las temperaturas.
También tenía radio para mantener contacto, tacómetro y control de presión de aceite.

Lo más revolucionario era su diseño exterior, extremadamente ancho, con un bajo centro de gravedad, aerodinámico y muy liviano debido al uso intensivo de aluminio.
Digamos que el aspecto era, cuan lo menos, muy novedoso para la época, quizá demasiado.
Cuando la prensa francesa conoció al auto, lo subestimó y lo bautizó Le Monstre.


Lamentablemente habían tenido poco tiempo para pruebas en USA, por lo que llegaron a Francia apurados para hacer las pruebas antes de la carrera.

En estas pruebas tubo un accidente y estuvieron reparando el auto hasta apenas unas horas antes de la carrera.



Luego, en carrera, el monstruo tuvo un fuori pista que lo retrasó al puesto 35.
Volvió a carrera y trepó hasta la posición 11.
Nada mal para un auto debutante, hecho sin experiencia, casi sin tiempo para puesta a punto, chocado y reparado a los apurones.
Para mi fue un gran resultado.
Por todo eso quedé enamorado de la imborrable la imagen del monstruo.
El diseño es estrafalario, imperfecto, desaforado, insulso y feo.
Como yo.
El amor fue instantáneo.



Vean ese farol impar adelante.
Me imagino el diálogo (traduzco al español por cortesía a los no angloparlantes):
"Chango! me sobra un farol"
"Ponelo adelante, ponelo"




Mucho amor por este monstruo.
Pero el amor tiene un precio: aproximadamente 80 dólares más gastos de envío.
Vean sino la hermosa reproducción que le dedicó Bizarre.

   

Me vi sumido en la triste desesperación hasta que un grito me tiró un rayo de esperanza.

"Este es un trabajo para Gaucho Man!"

El trabajo tomó dos meses aproximadamente.
Les comparto el resultado.
Primero las fotos de rigor, van por duplicado porque el auto es asimétrico.



Ruedas de madera torneada, hechas por un suegro tornero que tuve hace muchos años.



Todo hecho de cartón procedente de unas cajas de ravioles.





Laterales en madera balsa.





Empecemos por la trompa.
Luces de strass (las tres).



Toma de aire del capot hecha con tapa de mendicrim.


Observen que los parabrisas del real son rebatibles, en el modelo hice uno desplegado y otro rebatido.



Nos asomamos al interior, también de cartón.
Los asientos eran de ese color, créanlo.

El tablero es un experimento hecho con cartón y tapa de mendicrim.
No dio el resultado esperado pero ya estaba hecho y yo muy cansado.
Ah! el volante es de alambre, no quise usar plástico.


Primer plano para una de las tomas de aire de los frenos, estas de madera.



Acá está la otra toma de aire de freno y más adelante la tapa del tanque de combustible.



Detalle de uno de las salidas de los escapes.


Vista superior del conjunto, destacan los cinturones para sujetar el capot.



Lamentablemente mi vista me jugó otra mala pasada (ya he ido al oculista, me tengo que hacer anteojos urgente).
Y ahora en las fotos veo detalles que a simple vista (la mía) pasaban desapercibidos.
Restos de plasticola, errores de terminación.


Con los "calcos" también aprendí.
Juro que no vuelvo a usar esa lapicera para los números.



Para los desconfiados que dicen que no tenía ruedas:


A pesar de todos los defectos, estoy contento con el resultado.
Como un padre que ama a su hijo fiero.

That's All Folks!


Gaucho Man
el incierto

7 comentarios:

  1. Gaucho, sus modelos son superiores a cualquiera. Tiene modelos únicos. Como siempre lo felicito por su aptitud para las manualidades, pero también resalto la actitud ante la adversidad (lease U$S 80 + envío).

    Una vez más el Gaucho Man le ha ganado a las coorporaciones. Ud es un Quijote.

    Saludos!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Vasco, gracias por lo de quijote, lo tomo como piropo.
    la verdad es que la aptitud para las manualidades comenzó precisamente por las limitaciones económicas.
    después me llené de guita pero aún así, hay cosas que el dinero no puede comprar.
    y ahí es donde aparece Gaucho Man.

    ResponderEliminar
  3. Gaucho, sos un artesano de verdad.
    El Monstre quedó muy bueno, en la vitrina no se nota seguramente que está hecho con materiales "no tradicionales", lo que es todo un logro.
    Te felicito, lo tuyo es admirable.
    Abrazos!
    PD: en mi blog, alguien que no pudo escribir en el tuyo, dejó un mensaje para vos: lo podés ver acá: http://juanhracingteam.blogspot.com/2011/12/042-audi-quattro-sport.html#comment-form

    ResponderEliminar
  4. hola Juan!
    ya vi el comentario de José Antonio y le respondí en su blog, muchas gracias por avisarme.
    con respecto a este monstruo, me ayuda que sea tan geométrico,
    si hubiera tenido que hacer al coupe desde la nada, no hubiera quedado tan bien.
    creo que de a poco yo también voy a completar una vitrina racing, estás haciendo escuela!

    ResponderEliminar
  5. Hola Gaucho, Felicidades ¡estas hecho un artista!.
    Por aquí a estos autos los llamamos Barquetas, fueron muy populares también en montaña si no me equivoco
    Estoy contigo que es un modelo un tanto "bizarro".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Xavi, me descubriste!
    en verdad suelo construir modelos que no se consiguen en el mercado por disponibilidad o precio.
    generalmente son estos modelos bizarros los que más me atraen.
    y tienes razón, técnicamente es una barqueta o barchetta como dicen en italia.
    una barchetta en italia es un pequeño bote, y se aplica a varios autos de esa época por su parecido con los botes.
    y este monstre encuadra perfectamente en esa categoría.
    te mando un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  7. A very charming model. So special in every way :-)
    I salute you for the nice details and construction!
    I liked it a lot!
    Saludos cordiales!

    ResponderEliminar