jueves, 29 de diciembre de 2011

el especial de los viernes: halcon tc 1/43

Como todos saben yo soy un subproducto de esta época de internet fácil y coleccionismo mediático.
Otro de los subproductos son los foros, más precisamente el foro de Club de Amigos del Die Cast al que pertenezco desde su minuto cero.
Y otro de los subproductos son los concursos que organiza dicho foro.
Estos concursos premian diversos rubros desarrollados por los forenses a lo largo del año.

En tal sentido, y aprovechando estos días en que todos pensamos en el cierre del año, les comparto este post que se hizo merecedor a una distinción en el concurso de este año.
Con mucho orgullo les comparto el premio:

Imagen

Y ahora los emperno con el post que se hizo acreedor de semejante premio.

Se lo van a tener que leer porque el post dice así:

Debo confesar que mantengo una relación incestuosa con este auto.
Me enamoré de él hace unos diez o doce años, que salió un completo reportaje en una revista Autos de Epoca.
Líneas fluídas, sensuales, cocacolezcas.
De un día para otro, todos los autos de la categoría quedaron desactualizados.
El color azul oscuro también le subía puntos, era el color perfecto para el auto perfecto.
Y aunque no lo crean, el auto tenía algo de batmánico.
El batimovil nacional.

(foto by ProRider)

Como les decía, me enamoré de ese auto.
Yo venía más o menos embalado con el coleccionismo.
Y mi fetichismo de coleccionista me exigía tener uno en mi colección.

Por suerte en esa época tenía tiempo y en pocos días empecé lo que vamos a llamar pomposamente "mi primer Halcón".
La técnica que yo manejaba era la de esculpir un mazacote macizo de madera, con los detalles, parrillas, baguetas y superficies vidriadas señaladas con pintura.

Para ese momento, empecé a pensar en reproducir autos en pequeñas series.
Y este Halcón personal, mi sensual mazacote, se prestaba para el proyecto.
Este fue mi primer proyecto con orientación comercial y lo aproveché para explorar las fronteras de la matricería, aprendiendo con cada desafío.
Por ejemplo: cómo delinear puertas, ventanas y otras franquicias que tienen las carrocerías?
Decidí hacer las líneas "en positivo", como los primeros Matchbox.
Para ello tomé trozos de alambre de cobre y los fui pegando en líneas sobre la carrocería.
De este modo, teniendo la superficie vidriada acotada con "marcas en positivo", sería más fácil de pintar los vidrios de plateado y los burletes de negro.
Yo no tenía ni idea ni acceso a modernas tecnologías con resina.
En un negocio de artística me aconsejaron y vendieron goma y yeso.
No me fue mal con esa técnica que deseché no por mala sino por amor propio.
Veamos mi primer Halcón.
Vean las rayitas de las puestas "en positivo", como los primeros Matchbox.

   

   

Sobre este positivo hice un molde de goma y luego hice un par de intentos clonados con yeso.
Material humilde si los hay, mi esperanza era poder ocultarlo bajo una conveniente capa de pintura
Piensen que en ese momento yo ni sabía que existiera una cosa llamada "resina".
Este es el hallazgo arqueológico que hice:

   

Lamentablemente este triste resultado estuvo lejos de motivarme para seguir por ese rumbo.
Poco tiempo después, el master, el molde, los clones y el proyecto quedaban archivados.

Pero mi amor por el batmánico bicho azul seguía más fuerte que nunca.
Tuvimos un encuentro casi íntimo en una exposición que se hico en el ACA de Quilmes.
Se imaginan mi emoción, cara a cara con el fenómeno.
Lamentablemente había personas merodeando y hubiera quedado mal que me baje los pantalones.
Pero hubiera sido lindo.


Miren qué hermosas esas 8 trompetas asoma por el capot.

Tiempo después tuve contacto con Carlos Jodos.
Ahí descubrí la belleza del white metal y algunas técnicas aplicables.
Y decidí aplicar la nueva teoría a mi amor imposible.

Así nació mi "Segundo Halcón".
Este era hueco, preparado para tener un interior.
Con las formas ya estaba familiarizado (quizá la palabra exacta fuera "erotizado") y no me fue difícil reproducirla en Parsecs.
Miren el resultado de muchas horas de lija.
A la dificultad del interior, se le agregaba el parabrisas que todavía no sé cómo hubiera hecho.

    

En este no llegué a plantearme las rayitas de las puertas.

   

Luego cambió mi destino, entré en una empresa con sueldo y todo.
Mi cuenta bancaria creció saludable pero todos mis proyectos quedaron relegados hasta el día de mi retiro.
Tuve que olvidarme de todos mis proyectos y de mis novias.

   

Y varios años después volví a pensar en la primera novia, mi sensual auto batmánico.
Slot Rac no lo tenía aún, sólo me quedaba Ambrosio.

Justo para esos días, me encontré con Super Nascarman, quien me compartió fotos de un Halcón personalizado por su amigo Oscar.
Eso fue una señal.

   

(noten las ruedas torneadas de aluminio)

Como si esto fuera poco, compré una vieja revista Ruedas Clásicas que traía un reportaje al Halcón con mencion especial al modelo a escala de Ambrosio.
Otra señal.

Mi camino estaba plagado de halcones.
Tuve que cerrar el capítulo y la única salida posible fue comprar el Ambrosio.
(al menos más fácil que terminar los míos o robar el de Nascarman)
No fue fácil la decisión, ya conocemos el precio a pagar.

Al Ambrosio ya lo conocen, es perfecto por donde lo miren.
De todos modos, los invito a sufrir algunas fotos.

    

Sólo dos fotos para dejarlos con las ganas.
Para despedirme, mando algunas fotos de familia.


Sé que mis queridos bodoques no tienen nada que hacer al lado del maravilloso auto azul.
Ese fue uno de los motivos por el cual no quise mandar el post hace un año.


Ahora quise mostrarlo, más que nada para compartirles el largo camino que hice para tener un modelo.

 

Al menos esta vez la historia tuvo final feliz.
Terminé pagando una pequeña fortuna, pero antes de la erogación, hice al menos tres intentos.

   

Buenas noches a todos.

Gaucho Man
el incipiente



**** PROXIMAMENTE INSTRUCCIONES PARA HACER SU PROPIO TORINO EN DIE CAST ****
****  NO SE LO PIERDAN!!!! ****



.

9 comentarios:

  1. Ante todo, enhorabuena por la distinción!
    Y sobre tu nuevo auto, felicitarte, es realmente bonito y por fin has cumplido un sueño!
    Aquí llamamos "unicornios" a esos modelos que llevas años detrás de conseguir y que te obsesionan.
    Ya lograste tener uno tuyo! Y aunque sea caro el precio a pagar, por acá decimos "sarna con gusto no pica"... seguro que entiendes lo que quiero decir.
    Un saludo y gracias por postearlo para que lo podamos admirar.

    ResponderEliminar
  2. hola Antonio,
    después de tanto tiempo de hacer méritos, este modelo ya me correspondía "por derecho".
    acá no se habla de unicornios aunque he sabido de algunos que hablan de "santo grial".
    afortunadamente a mi ya no me quedan demasiados unicornios.
    tengo todos los modelos que quiero y los que no tengo es porque no existen o son demasiado caros.
    no me queda otra que ponerme a hacerlos yo mismo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buenos Gaucho tus proyectos de este mítico auto; y ese modelito de Ambrosio ya es más que bueno, es una joya soñada, que por suerte pudiste hacer realidad.
    Los Halcón/Huayra son hermosos, de los más bellos que se han visto por estas tierras.
    Abrazos!
    PD: se te extraña por mi blog.

    ResponderEliminar
  4. hola Juan, ya me vas a ver más seguido.
    fijate que te incluí en mi lista de blogs,
    no sólo es una forma de compartirte con la gente,
    sino de tenerte presente en cada entrada que hacés.
    gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Eduardo, yo hago lo mismo, tengo en mi página la lista de blogs amigos, así los pueden conocer y visitar más gente.
    Y también me entero rápido cada vez que publican algo nuevo, así puedo ver y comentar pronto.
    Querido amigo, buen fin de año, y que el 2012 sea mejor aun que este 2011 que termina.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Gaucho, ud tiene un don, el de la persistencia. Y eso para un coleccionista es tan vital, como el agua a las plantas.
    Entiendo que los de Ambrosio son los mejores, pero el camino que ud recorrio, es el que debe hacer un verdadero coleccionista.

    Saludos, Incipiente!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Amigo Vasco, le informo que ademas de la persistencia tengo otros dones, como ser la modestia y la altura moral que me distinguen.

    Hablando de autitos, desde mis principios tomé a cada modelo como un desafío, es una cuestión de merecerlos antes que comprarlos.
    Y si bien este esfuerzo previo no lo hago para todos los modelos, hay que admitir que en este caso valía la pena señalarlo.

    Alguna vez, cuando joven, tomé como desafío tener una colección con todos los nacionales y los mejores importados, pero TODA hecha by Gaucho.
    Empecé muchos, terminé algunos y la mayoría quedó abandonada en el camino.

    La verdad es que hoy no tiene demasiado sentido ponerle ganas a un 2cv -por ejemplo- cuando se puede conseguir fácilmente por poca plata y muy bien hecho.
    Sólo que cuando inicié mi ambicioso proyecto yo no tenía idea ni plata para medir la consecuencia de mi loco proyecto.

    Le deseo un feliz nuevo año, le aseguro que Ud. también se lo merece.

    ResponderEliminar
  8. Yo sí que le veo el sentido... por que ese 2CV será "SU" 2CV, no el de Altaya o Minichamps...
    Ojalá tuviese yo manos y tiempo para realizar proyectos como el suyo. Da igual que sea más o menos exacto a la realidad, lo que importa es el cariño que le ponga en ello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Antonio, gracias por tus palabras.
    La verdad es que siempre quiero y valoro mucho a mis modelos gauchos,
    y hasta les reservo lugar en la vitrina a lado de los minichamps,
    pero siendo objetivo, lamentablemente pierden en la comparación.
    la gauchoartesanía no tiene la misma terminación y detalles que el producto die cast.
    por eso reservo mi trabajo para los modelos que no existen en die cast.
    hay muchos muchos modelos que no puedo comprar porque son muy caros o no existen,
    por ejemplo el camioncito colorado de mis primeras entradas.
    ahí sí le pongo fuerza y ganas,
    y espero que no salga en die cast para no tener que hacer comparaciones odiosas.
    Te mando un gaucho abrazo!

    ResponderEliminar