lunes, 20 de mayo de 2013

mark 5 de meteoro - gaucho models 1/43


Antes de empezar, les sugiero ver el blog de mi amigo el Vasco con mucha data sobre Meteoro, la serie y su historia.
Luego de leer la Historia Oficial, los invito a perderse dentro de mi pedorreo patafísico.

Como muchos otros, mi infancia estuvo marcada por Meteoro y su fabuloso Mark 5.
(aclaro que para mi siempre fue Mark y no Mach como le llaman ahora)
En mi alto nivel de idiotización, cualquier autito con un número 5, real o imaginario, se transformaba en el fabuloso auto de Meteoro.



Cuando fui un poquito más grande empecé a encontrar contradicciones en el auto, en su concepto y en las historias mismas.
Veamos algunas que rescato del recuerdo:
  • Los famosos gatos hidráulicos, aptos para elevar el auto y cambiar una rueda o para saltar un una distancia estimable en unos 50 metros.
    Cómo podía un gato hidráulico tener tanta potencia como para revolear un auto por los cielos? Cómo hacía Meteoro para regular la potencia de estos gatos con un solo botón?
    Cómo hacía para no revolear el auto por los techos cuando apenas quería cambiar una rueda?
    Cómo hacía para no volcar o entrar en trompo cuando los accionaba circulando a gran velocidad?
    Cuánta rigidez estructural tenía el auto para bancarse semejantes sacudones y aterrizajes?
  • Hablando de rigidez estructural, vieron que a veces el auto caía por un precipicio golpeando por todos lados y ni siquiera se le raspaba la pintura?
  • Las sierras corta árboles. Alguna vez pensaron que esos troncos cortados no estaban al ras del piso y que de alguna manera debían rozar las partes inferiores del coche?
    Por no hablar de lo mucho que se sacudirían as ruedas al rodar sobre esa sucesión de troncos cortados.
  • Otro tema que me atormentaba era el motor.
    Qué motor podía caber en un capot tan afilado, sobre todo teniendo en cuenta que tenía que dejar lugar para las sierras extensibles y el robot-pajarito?
    Evidentemente estos japoneses eran unos capos en esto de la miniaturización.
  • Un dilema similar se planteaba con la cajuela, apta parta transporte de criaturas y simios.
    No llevaba tanque de nafta? funcionaba a electricidad? baterias de litio extra livianas? pilas recargables de hidrógeno quizá?
  • Y la cúpula plegable transparente?
    Seguro que nadie se acordaba de esto.
    Hoy tenemos autos de alta gama con techos plegables automáticos pero ninguno tan transparente.
    Y seguro que ninguno capaz de soportar la presión de una inmersión submarina (yo hablaba de rigidez estructural, pensaron la robustez que hace falta para bancarse la presión de la profundidad?).
    Y lo peor de todo: dónde se guardaba la dichosa cúpula?
    Entre los asientos y la cajuela, obvio.
  • Pero era un auto tan cortito, tras los asientos no había mucho lugar porque el auto se acababa ahí nomás.
    Me cuesta creer que en un espacio tan pequeño, entrara la cúpula, el tanque de combustible, el pibe, el mono y el periscopio (recuerden que había un periscopio que salía del carenado tras la cabeza del conductor) .
  • Lo del suplemento para las ruedas pantaneras que permitía treparse a edificios no resistia el menor análisis, ni siquiera en la reducida concepción que yo podía tener en mi niñez.



Tanta cosa, tanto accesorio, tanta robustez estructural debía generar mucho peso extra.
Y sabemos que el peso extra exige más a los neumáticos, al motor, al sistema de frenos, a la suspensión y -valga la redundancia- a la robustez estructural.

Ninguna de estas características es compatible con las prestaciones y exigencias a las que debe someterse un auto de carrera.

Durante años me torturé analizando estos aspectos técnicos hasta que un dia decidi que el fabuloso Mark 5 era un mentira imposible de existir.
Una mentira creada por alguien que no sabia nada de autos, para que se la crean los pibes que sabían menos todavía.

Fue un duro golpe, yo tenia 35 años.
No obstante decidi que necesitaba tener uno para mi.
Lamentablemente no había ningún Mark 5 en el mercado.
En esos años y en nuestras queridas pampas, sólo había el modelo de Galgo 1/64, con su orgullosa M de plástico, con muchas e impensables combinaciones de colores, por ejemplo azul con la M en color negro, también recuerdo variantes en rojo y amarillo, siempre con la M en plástico negro (a ver los galguistas, quién tiene uno).
También había algunos feos de plastico soplado, pero fuera de escala.



Para hacer mi Mark 5 en 1/43, debí buscar la forma de racionalizar el diseño.
El problema es que el auto era de un dibujito animado, pensado en 2D y no como un cuerpo físico de esos que ocupan lugar en el espacio.
En tal sentido, muchas veces se penalizaba la representación del auto para favorecer los primeros planos de Meteoro o simplemente dar énfasis a una imagen.
Esto daba lugar a perspectivas engañosas, tan separadas y distintas entre si que muchas veces se hacía difícil relacionarlas en un mismo diseño.

Para buscar algún punto de realidad decidí empezar por las cotas.
Todo auto de carrera de esos años mide entre 4 y 5 metros de largo, con eso tenía para empezar.

En algún momento pensé que el diseño podía estar inspirado en algún auto real.
La primera sospecha fue para la Ferrari Testarrosa.
Vieron que es bastante parecida? Los pontones laterales, la trompa con tres puntas, parabrisas envolvente panorámico y el carenado sobre el baúl, digo la cajuela.
También lo vi muy parecido, sobre todo en las vistas laterales a los Corvettes de los sesentas.

Con estas referencias armé un plano y de ese plano salió el diseño de mi Mark 5.
Un Mark 5 que pudiera existir, con proporciones reales y lugar para motor, conductor, niño y mono (y periscopio!).
La primera parte fue relativamente fácil, luego me estanqué en el trabajo durante varios años.



En ese interín salió la película, promocionando un Meteoro cibernético y un auto de video game que no tenían nada que ver con los recuerdos de nuestra infancia.
El mercado explotó y las reproducciones del Mark 5 se conseguían hasta en las góndolas de supermercado, en una amplia variedad de escalas y calidades.

Me sentí más desmotivado aún, y el modelo se pasó algunos años más en una caja.
Hasta que al final me hice el firme propósito de terminarlo.
Llegué hasta la pintura, los números 5 y la M en el capot pero me quedé en las ruedas.

Hice algunas pruebas con ruedas pero se repite el problema de las proporciones:
unas ruedas que entren en esos guardabarros quedan chicas en la proporción del auto.
Y unas ruedas más grandes no entran en ningún guardabarro.
Y agrandando el guardabarros, por la forma, terminaríamos viendo las ruedas desde arriba, perdiendo la esencia del diseño.
Por tal motivo, he decidido dejarlo como la Venus de Milo, que no tiene brazos pero todos saben que está bien así.
El autito se quedará en el estado en que se encuentra.



Gaucho Man
el indeleble

25 comentarios:

  1. A mí es que este coche siempre me ha parecido que sería el que escogería el Papa si quisiera ir a dar una vuelta a Nürburgring.

    Y como la serie no la vimos acá, no le tenemos ningún cariño al coche... ni casi nadie sabe lo que es y representa.

    Por otro lado, muy loable tu diseño e investigación. Solo por eso ya eres digno de felicitarte.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ops! por qué lo del papa? por el color blanco?

      es raro que no hayan tenido esta serie en los televisores españoles de los setenta.
      habrá que echar la culpa al régimen de franco?

      Eliminar
    2. Exacto Gaucho, Franco no se las permitió, ya que la M... ¡era roja!
      En serio, debe ser otra de las cosas que los amigos españoles se perdieron culpa de la dictadura (similares a las que sufrimos nosotros con las nuestras...).

      Eliminar
    3. Nada, que simplemente no la compraron, igual que pasó con alguna otra serie me imagino.

      También es cierto que acá había una gran producción nacional y no se compraba tanto al extranjero. Sobre todo de tema infantil.

      Saludos!!

      Eliminar
    4. es cierto que tenían mucha producción local,
      aún recuerdo a mis queridos gaby fofó y miliki.

      Eliminar
    5. ...y yo! además Miliki era paisano mío, de Sevilla...

      Eliminar
    6. gaby fofó y miliki,
      sobre todo fofó y miliki,
      próceres de mi infancia,
      se me cae la lágrima

      Eliminar
  2. La película es una pena, con esas pistas que son una pedorrada nada pudieron rescatar de la esencia de aquél Meteoro, épico, con gustito a blanco y negro tostadas y dulce de leche, con carreras que hasta el día de hoy sólo tienen un paralelo en el Dakar, montaña, precipicios y aventuras en un auto de ensueño irrumpiendo en ese mundo mezquino de información como fué el pasado. ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que acaso no le gustó el autito?
      y lo que es peor,
      no le gustó la película?

      Eliminar
  3. Hola Gaucho!!!!
    Como que el Mach 5 no podía hacer todo eso? Que desilusión!!! Aunque siempre tuve las dudas sobre los suplementos para las ruedas.
    Ya que es una escultura, pruebe con ponerlo en un pedestal, porque le quedó igualito (salvo el tema de las ruedas....).

    Saludos!!!!

    PD: Gracias por el link, que viéndolo a la distancia, me parece pedorro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cómo anda vasco?
      así que usted también duda sobre los suplementos ruedales?
      le cuento una más: los gatos hidráulicos son los padrees.

      pd: por qué le pareció pedorro su link? tiene muy buena data...

      Eliminar
  4. Ese auto algún día tendrá ruedas. No te puedes ir de este mundo sin ponérselas, se lo debes. Es el Mach 5, aunque sea concebido por tus manos.

    Jaá !! No me hagas caso..

    Así como está ya es una obra de arte. Confieso que en la película me quedé dormido !! Muy larga, muy enredosa.. Nada que ver con la infancia mía y los recuerdos de la serie animada y del auto de pedales que eché a perder convirtiéndolo en el Max 5.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola eddie,
      por tu comentario veo que también tuviste una infancia muy "meteora".
      es una lástima que la película fuera tan diferente.
      estos japoneses!

      Eliminar
  5. EL auto te quedó genial!!
    Las contradicciones del mismo que nos comentas: NO ENTENDISTE NADA!!!!
    El tema de la falta de ruedas: fácil,hacele los discos de freno y montalo en caballetes como si estuviera en el taller.
    La peli: pésima.
    El auto SIEMPRE sera Mark 5.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuántos comentarios!
      contradicciones: TOUCHÉ!
      sugerencia caballetes: muy buena
      la peli: no te gustó?
      el auto: maRRRRRRRRk 5

      Eliminar
  6. Siendo contemporáneo tuyo (y de la serie) nunca me hice esas preguntas cuando niño, obviamente muchas de ellas están exageradas para darle color al post.
    Fui muy feliz con esa serie, por eso la película para mi fue un fiasco en todo sentido, esperaba otra cosa, pero claro quien no conoció aquello no puede opinar hoy de esto.
    El autito te salió muy bien de formas, es una lástima que por lo más facil lo hayas abandonado, siempre habrá una rueda que quepa y a la vez quede bien, es cuestión de buscar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es cierto que mis preguntas empezaron cuando ya no era tan pibe,
      pero la serie ya había dejado su marca para siempre,
      que ni siquiera una película tan mala pudo borrar.

      en cuanto al rodado, no es que no haya ruedas.
      es más difícil: necesita ruedas más grandes que no entran en los guardabarros. y si agrando los guardabarros, por el diseño de los pontones, se pierde la forma en las vistas desde arriba.

      Eliminar
  7. Ah, y me olvidaba.
    Es Mark 5 sin dudas.
    Lo de mach es otro de los errores de esa pelicula malísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sin duda,
      mark 5 es una contraseña,
      un guiño secreto e íntimo que compartimos con orgullo todos los cincuentones.

      Eliminar
  8. Había escrito un comentario larguísimo, y no se que hice que lo perdí... Pedazo de bol...
    Decía algo así como que te envidiaba por tener este auto, ya que es un faltante en mi colección. Hace unos años, bajé la peli nueva por internet, y me senté junto a mi mujer a verla, dispuesto a recordar los grandes momentos vividos en los sesenta frente al televisor (pues como muchos aquí, la pude disfrutar en esos años). Mis recuerdos de sueños de travesías y aventuras me invadían.. empieza la peli, y a los 10 minutos la apago, totalmente defraudado por las diferencias entre las románticas carreras de mi niñez, y estos circuitos siglo XXI, tipo Guerra de las Galaxias, que estaba viendo. Urgente, busqué en Youtube cortos de la serie antigua y pasamos a disfrutar de ella. Ahora entiendo el motivo por el que los pibes de hoy suelen no apasionarse por nada...
    Abrazos!
    PD: Es, como dicen ustedes, Mark5, y no Mach5; se lo escucha clarito en los videos; por ejemplo en la presentación:
    http://www.youtube.com/watch?v=wHC72wkhqxs
    Y disfruten 5 minutos de esta maravilla:
    http://www.youtube.com/watch?v=CXr7HSaiQXk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola juan, me tomé el tiempo de mirar atentamente los videos,
      fue agradable redescubrir el dibujito.
      para ser hecho a mano en esos años, está muy bien hecho,
      muy bien los fondos y la música.
      quizá los autos demasiado esquemáticos, pero logré reconocer el austin healey que tienen para movilidad trixi y el chico con el mono.

      de todos modos, es interesante ver cómo planteaban el auto, como una especie de blindado super veloz, apto para correr en todo terreno.

      Eliminar
  9. Gaucho, me encantó el modelito, y es cierto que hace unos años pulularon hasta en los supermercados. También tuve el de Galgo, en versión roja (plástico blanco por abajo) y la M en negro. Era un modelo muy asimétrico, las puntas del frontal parecían hechas a dedo. Es cierto también lo de las distintas perspectivas y lo difícil que era imaginar que esas líneas que no coincidían provenían del mismo auto. Tampooc me gustó la película, la ví con mis chicos y realmente ellos no entendieron nada del argumento, lo que se suplió con la maravilla de los efectos especiales, aunque Meteoro no era tan rebuscado originalmente.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. evidentemente los changos que diseñaron el mark 5, jamás imaginaron que tendría tanta trascendencia, ni que existiría una cosa llamada merchandising.
      hoy en día -como fue el caso de la película- el merchandising es preparado al mismo tiempo que la película y se pone en venta el mismo día del estreno, sino antes.
      la película un asco, todos coincidimos en eso.

      Eliminar
  10. No le conocía este modelito! me parece que este se lleva las palmas, de todos los que hizo hasta ahora.

    En cuanto a la serie siempre la veía de chico, y también ahora de viejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. grandote mirando dibujitos animados!
      seguro que no lo viste en alguna visita?
      estuvo mucho tiempo dando vueltas por ahí

      Eliminar