viernes, 22 de junio de 2018

dossier: el misterio del trueno naranja





EL DELICADO SONIDO DEL TRUENO

Seguimos con el sonado caso del Trueno Naranja.
Recordemos la funesta historia del Prototipo Ford, del que se construyeron dos unidades y las dos resultaron destruidas en accidentes fatales para corredores y copilotos.



Ante tanto muerto, Ford se borró del proyecto dejando al constructor Horacio Steven con un tercer chasis huérfano.
Ahí aparece el corredor Carlos Pairetti que buscaba un auto y se entusiasma con el ex-Prototipo.
Pairetti encargó algunos cambios (motor Chevrolet en vez de Ford, un tanque de nafta en posición trasera en vez de dos tanques laterales y una cola con spoiler para mejorar la tenida).
El resultado fue el Trueno Naranja.





DÍAS DE TRUENO

Una conocida anécdota cuenta que el auto estuvo terminado unas pocas horas antes de la presentación en público, pero faltaba la pintura.
Era tarde, las pinturerías estaban todas cerradas y en el taller sólo había un par de tachos con pintura roja, blanca y amarilla, aunque ninguno tenía suficiente cantidad como para pintar el auto.
La única posibilidad en esa jornada trasnochada fue mezclar todos los colores y sumar volúmen pintante, resultando en un color naranja sin precedentes.

El auto salió a la pista y tras un minuto de desconcierto, fue aclamado por la hinchada, entrando en la inmortalidad del subconsciente colectivo.
Acá abajo una foto del Trueno sin publicidades, quizás sea el retrato de ese primer instante mágico.



Técnicamente su nombre oficial era Fast Chevrolet, aunque la tribuna lo reconoce como Trueno Naranja.
Según Pairetti, desde adentro era un tanto difícil de manejar, ninguna maravilla.
De todos modos, ese año de 1968 lo vió salir campeón de TC y la gloria fue imparable, el fenómeno se hizo leyenda.




Steven hizo luego dos truenos más: uno dorado y otro blanco que fueron identificados como Trueno Dorado y Trueno Blanco respectivamente. Estos autos fueron corridos por otros corredores (Cacho Fangio y Di Palma) en TC y SP con diversos resultados.
Estos truenos fueron iguales al naranja pero no tanto.
Acá el Dorado:



Y acá el Blanco:




LA HISTORIA DESPUÉS DE LA HISTORIA

En cuanto al Trueno Naranja original, el corredor Pairetti se fue a correr a Europa y lo dejó en préstamo a otro corredor (García Veiga) que no puedo repetir la campaña del fenómeno anaranjado, se ve que de veras el auto no era para cualquiera.
Aparentemente fue vendido a un corredor de apellido Bouvier.
Si mal no recuerdo, el Trueno Dorado fue vendido y destruido, quizás en el sur del país.
Y dicen que Bouvier compró el Trueno Blanco.

Volviendo al naranja, Bouvier corrió algunas carreras de SP con resultado olvidable.
En ese momento cambió el reglamento permitiendo los autos sin techo, y según alguna revista, Bouvier le serruchó el techo al Trueno.
Esta es quizás la última foto del Trueno Naranja, ya serruchado.
Acá se pierde la historia del auto.



Cuesta imaginar al fenómeno sin techo, encontré este dibujo de la web aunque me temo que sea más un identikit bien intencionado que un documento fundamentado. 



El rastro se pierde luego de esta operación, el Trueno no fue visto nunca más y hay versiones de que fue vendido como fierro viejo a unos gitanos.
Hay una leyenda urbana que dice que un mecánico vio pasar al gitano transportando restos de un auto color naranja y reconoció la trompa de la leyenda y se lo compró para quedársela como souvenir para uso particular.

Hace unos años Pairetti presentó un Trueno Naranja.
Aparentemente este auto está firmado por la Fundación Fangio y un carrocero argentino radicado en Estados Unidos llamado John Gaffoglio.
Algunos aplaudieron con entusiasmo al Trueno resucitado y otros lo denostaron con desprecio aduciendo diferencias con el original.
Miren el marco de la ventana y la puerta, el remate inferior de la cola, el spoiler y van a notar diferencias.
O la caída del techo a la altura de la rueda trasera.





La conclusión final es que este Trueno es una copia mal hecha, podemos llamarlo Fake Trueno.

Luego apareció otro Trueno Naranja, supuestamente el original restaurado por Bouvier.
Este Trueno tiene formas más familiares (ver abajo).
Por lo que veo, me arriesgaría a asegurar que se us
ó para hacer el modelito de la enciclopedia.



Hace poco tiempo, Bouvier restauró una Liebre y en la foto del auto restaurado, en segundo término se veía una cola naranja conocida.







Pero si dijimos que la cola del Trueno original está tirada en un galpón, 
cómo se entiende que este Trueno sea el original?
O será el original con una cola nueva?


ELEMENTAL, MI QUERIDO SHERLOCK

Acá entramos en el campo de las conjeturas.
El perfil de las puertas, en su borde superior y a la altura del zócalo remite a los Truenos Blanco o Dorado.
Como el Dorado fue destruido confirmado, los especialistas aseguran que el naranja restaurado en realidad es el blanco repintado.

Hay un detalle que podría definir el tema:
+ El Trueno Naranja original se hizo sobre un chasis de Prototipo Ford, es decir que tenia anclajes para motor Ford V8. Luego se agregaron anclajes para alojar el motor Chevrolet de seis cilindros en linea pero se sabe que también conservaba los anclajes originales para V8.
+ Los otros Truenos Naranja y Dorado se hicieron desde cero pensando en motor Chevrolet, por lo que solamente tienen anclajes específicos para motor lineal.

Es decir que una simple inspección visual en el vano motor debería esclarecer la cuestión aunque lamentablemente nadie ha llegado tan profundo en la investigación.



Resumiendo, hay cantidad de indicios pero ninguna confirmación.
La respuesta debería darla el Señor Bouvier pero él insiste en la veracidad de su Trueno restaurado.

Si alguno ha visto la trompa del Trueno original colgada en el taller de la leyenda urbana,
si alguno ha visto el vano motor del Trueno restaurado,

si alguno se tomó el trabajo de comparar las puertas de los Truenos Dorado/Blanco con el Naranja original y el restaurado,
si alguno se interesa por esta trama,
quizás pueda aportar las piezas que necesitamos para completar este rompecabezas naranjado.

Hasta entonces me despido.




That's All Folks!




Gaucho Man
el insípido




fuentes:
http://www.historiatc.com.ar
http://sportprototipoargentino.blogspot.com.ar
https://es.wikipedia.org/wiki/Fast-Chevrolet





17 comentarios:

  1. La verdad no me encuentro en condiciones de dar respuesta calificada a sus preguntas.
    Pero entre líneas se lee lo sagrado y místico: No basta con parecer un Trueno Naranja, No basta con ser casi igual, No basta con ser idéntico, todo es copia o reproducción.

    Quizá sea ése el apego a esa cola anaranjada sin brillo y tirada, El pedazo de Trueno original que vale más que las copias completas... Por que la magia fué en esos fierros y no otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piense en la leyenda urbana del taller que tiene la trompa de Trueno Original colgada en la pared, es como tener la proa del Titanic, viejo y arrugado pero original, le puede hacer pito catelàn Leonardo DiCaprio.
      Los milagros no se repiten, los fenòmenos no se copian, el Trueno fue uno solo.

      Eliminar
  2. Para mi el mas bonito de los SP argentinos , tampoco conozco mucho solamente lo que veo en los Gaucho reportajes.
    Me quedo con la anecdota de la pintura que le dio el sobrenombre.
    La restauración de autos es un tema complejo, siempre he pensado que es mejor un auto bien conservado que otro recién restaurado aunque el segundo luzca mejor, el primero es un auto original y el segundo ya ha perdido para siempre su esencia.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hice este post pensando en ti y esperaba tu comentario.
      Tu planteo es difìcil de replicar.
      En un museo me gusta mirar muchos autos, aunque sepa que son rèplicas no originales.
      Pero cuando el original es una leyenda, la discusiòn pasa a otro plano.
      El original del mito es indiscutible, incuestionable e irreemplazable.

      Eliminar
  3. Que historia! , cuanto enigma y misterio. Esa cola naranja de la foto será la misma o sera otra cosa? quien se la compro al gitano.?

    Bueno, llamen un perito y saquemonos las dudas!

    buena crónica!

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan fàcil.
      El tema es que toda la evidencia està bajo llave, y aparentemente hay interès en que nada de esto tome estado pùblico.
      Si bien es una leyenda que maneja mucha gente, la verdad es que no hay nada escrito.

      Eliminar
  4. De mi lado, nada para aportar. solo decir que el que esta en Balcarce es una copia (y no esta mal, esta bueno para verlo en el museo), y que el de Bouvier, casi 99% es un trueno original, ahora, si es el Naranja, es otra cosa. Lo que me hace ruido es, el gitano se llevo todo menos la cola? y quien tiene la trompa, por que no la mostraria? (es el unico que no tendria nada para perder). Yo viendo la foto del trueno cortado, dudo que haya sido reconstruido (imagino incluso que al cortarlo le habran modificado mucho el chasis, y no creo que el techo lo hayan sacado con el cuidado necesario para preservarlo, ya que esa idea no existia en aquellos años). unhallazgo el dibujo, el aspecto del trueno spyder es algo que siempre me desvelo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en la compu del trabajo y no estaba logueado, asi que agrego este comentario para firmar!!

      Eliminar
    2. Arrighi, esperaba su comentario.
      Si bien no lo he visto en persona, entendì que el del Museo Fangio es el Fake Trueno, firmado por el carrocero yanki y tan denostado por todos los especialistas.
      Queda preguntarse què tan importante es la originalidad para un modelo de museo.
      No me molesta que sea replica apòcrifa, pero serìa bueno que admitan la no originalidad del modelo.
      Hace como diez años que no voy por el museo, por lo que no sè còmo presentan al Fake Trueno, como original o no.
      De todos modos, ya hay un antecedente de rèplica apòcrifa del museo que me quisieron vender como original, me refiero al Talbot celeste.
      Y vale el comentario para el modelo de Bouvier: si es copia serìa bueno que lo aclare.
      Aunque hay que admitir que tanto ocultismo contribuye a aumentar el misterio de la leyenda.

      Eliminar
    3. tampoco lo vi al de Balcarce, aunque tengo entendido que nunca dijeron ni original ni copia (lo que en el caso de un museo de su prestigio, vendria a ser lo mismo que mentir)

      Eliminar
    4. Estuve en el Museo Fangio en 2013 y no habìa Trueno Naranja.
      Ahora estuve en la web del Museo y tampoco se menciona al Trueno, ni siquiera entre los autos "outsiders", aunque es posible que esa pàgina no estè actualizada.
      Si todo va bien, este año me doy una vueltita y podrè confirmar.
      Como comentaba, ya tengo una mala experiencia con esta gente: El Talbot Lago Sport que tienen es tan falso como un dòlar anaranjado, pero en ningùn lado lo mencionan, ni siquiera cuando uno pregunta explìcitamente.
      Si todo va bien, este año voy a agregar otra pieza al rompecabezas, confirmar al Fake Trueno.
      Aunque el misterio del Trueno original va a seguir abierto.

      Eliminar
  5. Mire Gaucho, si con la palabra "serruchado" se refiere al Trueno Naranja original convertido en "spider", a ese lo tengo yo:

    http://www.el-zahir.com.ar/ml-ar/trueno4.jpg

    Fin del misterio.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Continuo alucinando con la historia de este Trueno, veo que tiene mucho que contarse, y me encanta poder saber cada dia mas con tus historias, los bocetos de esa barqueta me gusta muchísimo y una foto de desguace siempre me despierta la nostalgia de pensar cuando esas piezas eran nuevas y brillantes...
    Unsaludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida de estos autos es breve e incierta.
      Cambios de manos, de motor y a veces de carrocerìa.
      Hay mil historias por cada auto, que muchas veces terminan en el olvido indocumentado.
      En este caso, se trata del Trueno, fenòmeno argentino muy querido por todos.
      Entonces la historia cobra importancia, porque todos queremos saber què fue del Trueno original.
      Quizàs el tiempo de la respuesta.

      Eliminar
  7. Excelente nota. Y para aportar a tanta conjetura, ida y vuelta, desde mi parecer, el auto de Bouvier no es el Trueno de Pairetti sino el Dorado o Blanco (o una copia). Y el detalle es el escape, que el de Lujan se lo puso cerca del zocalo. En las fotos de epoca que vi, la salida de escape con 6 caños que salen detras del guardabarros, a la altura del eje delantero. Tambien la altura de las puertas de este ultimo, parecen mas cortas, tal cual el Trueno blanco.
    Y viendo la version que tiene Fangio en su museo, estos detalles mencionados se mantienen, razon por la cual lo considero mas cerca del original.
    Ahora, como será que toca tanta fibra emotiva un auto que corrió 1 año y, despues de casi 50, estamos analizando su paradero. Que lindo que es el TC. y que lindo es este Blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le juego fichas al Trueno Blanco con algunas pinceladas naranjas.
      El Trueno del Museo tiene algunos detalles mejores pero peca en algunas proporciones o sintonìas finas de planos, aristas y curvas.
      A mi tambièn me gusta mi blog, lo llevo con mucho gusto y mucho cariño.
      Y ahora que estàs adentro, sos bienvenido.

      Eliminar