viernes, 18 de noviembre de 2011

bonus track: talbot lago t26 - spark 1/43

Antes de pasar al autito, vamos a hacer un poco de historia, como para entenderlo y disfrutarlo mejor.



Allá por 1947, el señor Anthony Lago reflotó un viejo motor de la preguerra y con todos los recursos dispo ibles logró extraerle voluntariosos 165cv.
Lamentablemente esta potencia no bastaba para enfrentar a la competencia que andaba por los 300cv.
Un nuevo diseño de tapa de cilindros y doble encendido le permitió llegar a los 260cv.
Este fue el motor que heredó el Talbot Lago T26C.
El monoposto aún conservaba componentes de los años treinta, como ser el chasis, suspensión a ballestas y unos pesados tambores de freno.
El auto debutó en el Gran Premio de Mónaco de 1948 y ya se veía obsoleto en comparación con los modernos Alfa Romeo, Maserati o Ferrari.
Pese a todo, el Talbot salió segundo gracias a su menor consumo que le permitió correr toda la carrera sin tener que repostar combustible.
Luego siguió un primer puesto en Spa y varias victorias en pruebas menos importantes.
Por más datos de este auto, les recomiendo visiten el blog de mi amigo Vasco, que con su habitual meticulosidad y precisión, les da más detalles que yo:

Y acá empieza lo que quiero contarles.
Con miras a las 24 horas de Le Mans, se colocaron luces, guardabarros y se esanchó el cockpit para acomodar las dos plazas reglamentarias.
Es decir que a los efectos de die cast, hicieron un auto totalmente diferente.
Pilotado por Louis Rosier y Jean-Luis Rosier, el viejo auto de gran premio devenido en coche de resistencia logró una de sus mejores victorias en el circuito francés.
Quiero resaltar que ganó en 1950 con un diseño y motor que databan en su mayoría de 1936.
No es poco.

En otra entrada anterior conocieron al modelo de Ixo:



Ahora les presento este de Spark.
Mírenlo primero desde la izquierda.




Y ahora desde la derecha.



Lo muestro de los dos lados porque es asimétrico.



Por alguna razón, los últimos autos que me encandilaron, son todos asimétricos.



Siempre digo que lo bueno de Spark son las cajitas bajas que ocupan poco espacio.
La verdad es que también tienen otras cosas interesantes.
Miren, por ejemplo estas ruedas, el múltiple de escape o la sutileza de la correa de cuero cerrando el capot.





La trompa también tiene sus puntos de interés.
Por ejemplo la parrilla calada con un par de fierros que se adivinan por detrás.
O la toma de aire esa cilíndrica que también tiene una rejilla.



Y el magnífico juego de cuatros luces, un detalle bizarro en estos autos.

Veamos el interior.
Eso que parece el autostéreo, es un espejo retrovisor.
El parabrisas es inverosímilmente delgado.
Y la pedalera.
Aunque no se ve en la foto, el asiento está dividido en dos, pero también es asimétrico.



Para le postre les dejo el caño de escape y lo poco que se ve de la suspensión trasera.



Para despedirnos, los invito a cerrar los ojos, sentir el viento en la cara, mientras aceleramos el motor a 2200 vueltas en directa.
Guantes de cuero y antiparras, el olor de la campiña y el ruido del motor.
Lo demás queda para ustedes.




That's All Folks!


Gaucho Man
el renuente

17 comentarios:

  1. Gaucho, me alegro que le haya servido la información. Según pude saber Rosier padre manejó más de 23 horas!!!!! Su hijo no tenía experiencia, así que solo dio 2 vueltas, que su padre aprovechó para asearse un poco y supongo que para despertarse a base de agua en la cara. Una verdaera locura, que hoy está prhibido hacer...

    Pero pasemos a esa maravilla en miniatura que ud tiene. Se ve excelente!!!! Esas ruedas, los faros, la salida de escapes y las correas de cuero, le dan mucha fuerza al conjunto. Y el enrejado por delante del radiador se ve muy esmerado.

    Como dato, habría que averiguar, que piloto manejó un auto similar al año siguiente y debió abandonar. Una pena.

    Saludos y felicitaciones!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Vasco, sos demasiado rápido!
    no conocía la historia, se ve que el padre de Rosier hijo era un fenómeno.
    ahora bien, si hablamos de pedagogía, me parece que se la llevaba a marzo.
    si lo que quería era dar confianza y autoestima al hijo, se le escaparon un par de detalles.
    en cuanto al autito, tiene un par de detalles sobresalientes, al menos para el que gusta del auto original.
    tengo un amigo que siempre me dice "yo no sé qué le ves a ese auto".
    te mando un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que linda miniatura, la conocía hecha por Ixo, pero no por Spark.

    ResponderEliminar
  4. Hola Maurus, en cuanto consiga un tercer auto, hacemos el comparativo!

    ResponderEliminar
  5. Digale a su amigo, que a este auto, le ve un "pedazo" de historia del automovilismo, de una época de heroes más parecidos a gladiadores que a pilotos....

    Saludos Gaucho!!!!!

    ResponderEliminar
  6. amigo Vasco, te juro que con gusto lo ataría a una silla de modo que no pueda hacer otra cosa que mirar fijo este autito durante una semana.
    pero no creo que funcione, es una lástima

    ResponderEliminar
  7. Gaucho, este Talbot es precioso; si ya el de Ixo era muy bueno, ni hablar de éste hecho por la gente de Spark. Siempre estoy a punto de comprarlo, pero siempre se me termina cruzando otro a último momento; creo que llegó la hora de tenerlo en mi vitrina (ya sea Ixo o Spark), porque veo el tuyo y me olvido del resto de los autos.
    Abrazos!
    PD: Vasco dijo "Como dato, habría que averiguar, que piloto manejó un auto similar al año siguiente y debió abandonar."
    Respondo: ¿Juan Manuel Fangio y José Froilán González?

    ResponderEliminar
  8. Juan, yo conocí este modelo en vivo y en directo y te juro que fue un flechazo al corazón, me partió el cerebro.
    en chiquitito es querible, pero si vas al museo fangio y lo enfrentás cara a cara, te va a ser difícil salir del museo.
    en cuanto a fangio, él también corrió este auto, pero hay mucha data y contradictoria, no sé si fue ese mismo año y no tengo el resultado.
    te dejo la inquietud.

    ResponderEliminar
  9. Gaucho, en 1951 corrieron con este auto en Le Mans González-Marimón: http://pilotosarg143.blogspot.com/2011/03/talbot-t26-sc-7-de-jfgonzalez-oamarimon.html
    Y también la corrió Fangio:
    http://pilotosarg143.blogspot.com/2010/12/talbot-t26-sc-6-de-jmfangio-por-bizarre.html
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  10. Exacto Juanh. Gonzalez y Marimón abandonaron en la vuelta 128 con el número 7 en las espaldas. Quedaron en el puesto 39 y el auto era atendido por el equipo Henri Louveau.
    Fangio corrió un auto similar, acompañado por nuestro conocido Rosier. Llevaban el número 6 y abandonaron en la vuelta 92, quedando clasificados en el puesto 42. En este caso el auto era atendido por el equipo del propio Rosier.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Para completar les dejo este link: http://www.jmfangio.org/gp1951lemans.htm donde está el desarrollo de la competencia y una foto de los cuatro pilotos juntos al Talbot.

    ResponderEliminar
  12. bien, bien,
    con la ayuda de todos parece que nos vamos poniendo de acuerdo,
    casi tanto como para explicarme:
    marimon y gonzalez iban en el auto 7.
    fangio andaba en el 6 (por lo menos en el museo fangio hay un auto de estos con el número 6).
    pero fangio iba con rosier?
    o rosier iba con el hijo?
    y por qué siempre muestran al auto de rosier con el número 5?
    o estamos mezclando dos años distintos?

    ResponderEliminar
  13. Estamos mezclando.... Rosier e hijo corrieron en el 1950 y ganaron llevando el número 5.
    En el 51 Fangio y Rosier corrieron con el número 6 y abandonaron.
    La duda es si, exactamente, es el mismo auto en ambas ocasiones. Se supone que si, ya que en las dos oportunidades el auto pertenecía al Team "Louis Rosier", pero no hay por ahora, documentación que lo confirme.

    ResponderEliminar
  14. Excelente!
    ahora sí entendí,
    es como yo decía, estábamos mezclando dos años distintos.
    gracias por la explicación.

    ResponderEliminar
  15. Sabés que soy un roble para los autos de competición... bien de madera.

    Pero recuerdo perfectamente lo que te dije cuando mostraste en otra ocasión éste auto, las opticas delanteras, su disposición le dan tanto carácter al auto que pareciera totalmente diferente a la categoría "tipo cigarro" dentro de la cual podría ubicarse al igual que otras marcas contemporáneas.

    ResponderEliminar
  16. a mi me pasa lo mismo,
    todos los autos de carrera me resultan demasiado iguales,
    y son pocos los que logro individualizar.
    y la verdad es que este "era" auto-cigarro pero lo esancharon y pusieron guardabarros y luces para dar con el reglamento de le mans.
    ahora no es auto-cigarro,
    y por eso me gusta

    ResponderEliminar
  17. Preciosa Maqueta , Por Delante parece un Lotus Seven y por detras se asemeja a un Bugatti


    Un saludo

    ResponderEliminar