miércoles, 27 de diciembre de 2017

rescate emotivo: prototipo ford





HABIA UNA VEZ...

Conocía el fenòmeno desde afuera y mi idea era hacer una pequeña reseña antes de ir a los bifes.
Empecé a buscar datos para el post y ahí encontré una historia muy fuerte que no puedo menos que compartirles.




EL PRIMER SPORT PROTOTIPO

Piensen en 1967, el Turismo Carretera venía revolucionándose con los primeros prototipos (Garrafa, Liebres, Martín Fierro, etc).
Ford decide dejar de lado sus Falcons y encarga a Horacio Steven un diseño que estuviera a la altura de los otros modelos.
El auto fue bautizado con nombres pomposos como Baufer Ford F-100 o Steven Ford F-100, pero al final la posteridad lo conoció como Prototipo Ford.



El diseño de avanzada resultó tan revolucionario que tornó anticuados a todos los otros modelos de la categoría.
Una delantera afilada, el perfil aerodinámico y trasera fastback, con muchas líneas curvas y mucho transparente.
Esas formas tan modernas estaban moldeadas en un material que resultaba muy liviano pero sumamente inflamable.
Otro detalle que adelantaba el desenlace eran los tanques de nafta a los costados, de las puertas, con 100 litros de combustible de cada lado.
Los pilotos designados fueron Atilio Viale del Carril y Oscar Cabalén.



El primer accidente fue relativamente liviano: un auto parado en medio de la pista y el pelotón que no logra frenar a tiempo, resultando en un choque en cadena, entre ellos el Prototipo que manejaba Viale del Carril.
Aparte del auto bastante arrugado y chamuscado, el acompañante terminó con un brazo roto al tratar de salir del auto chocado y ser embestido por otro auto.



Pero lo peor estaba por venir.
Un mes después, a la salida del curvòn del Autódromo de Buenos Aires, el auto se descontrola y se va contra el alambrado. Luego de varios vuelcos, el auto quedó de costado, preso de sus propias llamas.
La posición y quizás el rigor de los golpes imposibilitaron la salida del acompañante José Giménez.
El conductor Viale del Carril salió con importantes quemaduras que motivaron un penoso tratamiento y su retiro de las carreras.
Y el acompañante Josè Gimenez que fallece carbonizado al día siguiente del accidente.



Pocos días después, haciendo pruebas para una carrera sobre ruta (La Vuelta de San Nicolás), el otro piloto Oscar Cavalèn pierde control del auto, terminando el auto envuelto en llamas con los dos tripulantes adentro.
Así fallecieron también Oscar Cavalèn y Guillermo Luis "Pachacho" Arnáiz.



A partir de estos accidentes, Ford decide retirar el apoyo oficial a la categoría.
Por su parte, el constructor Horacio Steven quedó sin trabajo y con un diseño que nadie querría comprar.


LA BELLA Y LA BESTIA

Acá aparece el Carlos Pairetti, piloto de Chevrolet, decide hacerse de un prototipo, para lo cual encarga una unidad a Steven pero introduciendo algunos cambios:
Motor Chevrolet en vez de Ford, reubicación de los tanques de combustible atrás de los asientos, cola con alerón incorporado para mejorar el downforce.
Ver abajo foto comparativa de los dos fenòmenos.



El nuevo modelo fue oficialmente llamado Fast Chevrolet.
Hay una anécdota simpática que cuenta que el modelo estaba terminado apenas unas horas antes de su primera carrera y presentación en público.
Faltaba pintar pero no había pintura, al menos no en cantidad suficiente.
Una lata de rojo, otra de amarillo y otra de blanco.
Decididos a no presentar un modelo sin pintura, juntaron todos los colores resultando en el naranja inconfundible que ustedes ya conocen.
Ese color no sólo resultó icónico sino que fue base del apodo que le puso la tribuna, de modo que el Fast Chevrolet entró en la historia por la puerta grande pero con bajo el nombre de "Trueno Naranja" y ganando el campeonato argentino de ese año.

Y acá empieza lo que quería contarles.







That's All Folks!




Gaucho Man
el aturdido






31 comentarios:

  1. Bueno, fue un suicidio lo de poner los depósitos en los costados con el resultado de la pérdida de vidas y gente herida, pero les disculpo por que eran otros tiempos. Seguro que el diseñador llevará esa culpa hasta el fin de sus días, si no ha muerto ya.

    Actualmente los riesgos están mucho más controlados pero siempre sucederán accidentes, es algo intrínseco.

    Gracias por los datos y mis mejores deseos para tí en el nuevo año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los tanques laterales es comprensible, era una soluciòn bastante usada en los SP (Mc Laren, Chaparral, Porsche, etc).
      Lo imperdonabe es que teniendo ese riesgo en los costados, corrìan en pantalòn y camisa. Habìa buzos antiflama pero estaban en la aduana o aùn en el sastre que estaba adaptando a las medidas de los corredores.

      Eliminar
  2. Era el resultado del método de "prueba y error" tan propio de esos años en los que prácticamente en cada carrera los coches eran distintos. El precio pagado fueron todas esas vidas perdidas. Pero la contrapartida fue el extraordinario y explosivo (literalmente) desarrollo que tuvo el automovilismo local a fines de los 60s y comienzos de los 70s. En realidad, viendo a la distancia aquellos años plenos de innovación, y el actual conservadurismo del TC, pareciera que no se tratara del mismo país. Ni siquiera del mismo planeta.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente ese mismo crecimiento explosivo llevaba en su esencia el ADN de la autodestrucciòn, el crecimiento fue tan violento que resultò insustentable para los pilotos primeramente, para los equipos luego, para las terminales despuès y finalmente para los anunciante.
      Ninguno de todos pudo seguir la exigencia que planteaba la categorìa y la vìvora terminò comiendo su propia cola.
      Ya voy a hacer un post con màs detalles de esta historia.

      Eliminar
  3. Una historia terrible, que Pairetti con sus cambios (hasta el color) termina transformando en gloria. No se si vas a mostrar el Prototipo Ford o el Trueno Naranja (calculo que el primero), pero por las dudas comparto este último, con la humilde miniatura de LG Hobby:
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2016/06/fast-trueno-naranja-chevrolet-341.html
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo Juan, esto es cultura de blog! Unas entradas complementan a otras.

      Abrazos y saludos!

      Eliminar
    2. Gracias por el link, lo recordaba muy bien.
      Yo tambièn tengo algunos truenos, ahora estoy trabajando en el gaucho model para completar la historia.

      Eliminar
  4. Vaya una autentica "Widomaker" ese prototipo Ford,eran otros tiempos donde se primaba mas a efectividad y la rapidez que la seguridad.
    dicho sea de paso me gusta mas el Fast Chevrolet y su colorido pantone.
    Un ejemplo de quien la sigue la consigue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es decir que te gustò màs el naranjado!
      a mi tambièn me gusta màs,
      pero querìa tener la precuela.
      Te cuento que el Trueno fue decapitado para ser transformado en un spider,
      algùn dìa voy a hacer tambièn esa versiòn para tener la saga completa.

      Eliminar
  5. Otro capítulo de una historia de la cual , por no ser aficionado , me perdí la mayor parte.
    Ahora ya sé a quién debe su nombre el autódromo de Alta Gracia.
    Y a pesar de haber masillado varios Trueno Naranja jamás pensé en su orígen.

    Plata nunca hubo demasiada , sin embargo viviendo en pleno Estado de Derecho desde el '83 , siempre se podían juntar algunas esperanzas para brindar por el Nuevo Año. Pero Cambiamos.
    Aún así , ante la promesa de un Gaucho Model del "Trueno" (y la investigación previa permitiría aventurar un posible Ford Prototipo también ...), voy a reformular el tradicional brindis :

    ¡Hagamos un cacho feliz este 2018 del toor que se viene!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marinig, recuerda que yo le decìa que habìa cosas que no se pueden pedir?
      De todos modos le tomo la voluntad para el brindis, todo sea por alzar la copa en armonìa, para todo lo demàs hay que sentarse a esperar.
      Esperemos que 2018 sea màs leve que este año que dejamos.
      PD: le gustaron las fotos viejas en kodakrome o technicolor? a mi me causan algo parecido a la ternura!

      Eliminar
    2. Quisiera amasijarme en la infinita
      ternura de mi barrio de purrete,
      con un cielo cachuzo de bolita
      y el milagro coleado del barrilete.

      Julian Centeya

      Para la nostalgia de las viejas emulsiones fotográficas, le recomiendo esto :

      https://www.youtube.com/watch?v=N4ltLp30KVs

      Yo tuve el simple en 33rpm , ¿Y Ud.?

      Eliminar
    3. lamento defraudarlo, yo lleguè hasta los grandes èxitos de simon con garfunkel y me quedè en el boxeador.
      de todos modos, leyendo la letra, encuentro algùn lugar comùn conmigo,
      o acaso usted no imaginò alguna vez juntar todas sus mujeres en un mismo evento?
      "y mirar escondido què puede pasar"

      Eliminar
    4. ¡Pss! Por las pocas que fueron , más que un evento sería un malón de ausencia ...

      Eliminar
    5. terrible confesiòn,
      como decìa serrat,
      nunca es triste la verdad lo que no tiene es remedio.

      Eliminar
    6. Si junto a mis mujeres se hacen amigas y me sacan el cuero de manera potenciada.

      Eliminar
    7. avìseme cuando lo haga, me disfrazo de mujer y voy de incognito.
      algo bueno debe salir de todo eso.

      Eliminar
  6. Interesante relato de įgneos pilotos de los 70s, no le puedo contar la cantidad de veces que pase donde descansan los restos de Cabalen, es como un paréntesis en el cementerio, un area lisa de granito negro con un pedestal al centro que lleva en su punta un casco cromado. Llamativo, intrigante y escenográfico.
    El prototipo de Ford del que nunca escuché hablar se explica con tantas muertes, la gloria la conocen todos aunque sea ajena.
    De lo que no se habla no existe, se sabia en aquéllos años y se sabe ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que la historia la escriben los ganadores y la terminan los sepultureros.
      un fenòmeno asì es un auto maldito, una vergonzosa singularidad del sistema formado entre terminales, constructores, asociaciones de pilotos, pùblico y coleccionistas de autitos.
      Y la historia queda escondida como si fuera una foto de Hitler haciendo caca.
      Dudè mucho al encarar este autito, pero usted sabe que no me mueve el morbo sino el deseo de tener la saga completa.

      Eliminar
  7. intetesante historia que si bien habia escuchado, es como dice el cabo, de esas cosas de las que no se hablan. hay muy pocas fotos del proto Ford (que curiosamente a mi me gusta mas que el trueno, pese a que el trueno es uno de los primeros coches de los que tuve registro). esperando impaciente los bifes, ahora que la reseña fue leida. un buen final del 2017, y mejor comienzo del 2018!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo no sè decir cuàl me gusta màs.
      puedo decir que el prototipo se ve màs aguerrido, quizàs el color tenga algo que ver con este efecto, aunque tambièn se ve como màs alto o angosto.
      es raro que tenga luces, recordemos que viene del TC de esos años.
      En cualquier caso, mi deleite no va para uno o para otro sino para la pareja en que uno explica al otro.
      Y no le digo nada si consideramos al Trueno sin techo, tercer eslabón de la cadena, aunque estoy verificando si efectvamente existiò o no.

      Eliminar
  8. Como dije, el Trueno fue el primer auto que registro, con solo 4 años lo seguía en las automundo que mi papa me traía a casa y me leia.Para mi fue “EL” auto. Pero cuando años mas tarde conoci el proto Ford por las pocos fotos que circulan, me parecio mas lindo, como decis, mas aguerrido. Solo eso.
    En cuanto al Spyder, según cuenta Eduardo Bouvier, compro el Trueno en 1970, corrió una carrera en Rio IV, donde salio séptimo, y luego, en un impulso repentino, le corto el techo y lo hizo Spider. Lo corrió asi dos carreras, y luego lo archivo en su taller de Lujan, donde quedo varias décadas hasta su restauración pocos años atrás. Solo vi una foto,pequeña y en B&N de cuando lo estaba cortando. Creería que fue en una Automundo, pero no estoy seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo tengo una foto del auto serruchado en el taller, debe ser la misma que mencionàs.
      lo que no sabìa es que hubiera corrido.
      ahì si voy a tener que investigar colores, sponsors y nùmero que usò.

      Eliminar
  9. Hola Don Gaucho! Feliz Año para usted y para todos los presentes. El Trueno Spyder estaba pintado de naranja y tenía el N°59. Al menos, ese es el color y número que tiene la miniatura -made in G. Ambrosio- que luce la colección Sergio Goldvarg de 8 Truenos diferentes en escala 1/43. PD1: recordemos que S.G. fue el redactor y compilador del libro: Carlos Pairetti "El Trueno Naranja ruge nuevamente". Es decir, documentación sobre la historia del auto y su conductor, no le debe faltar. PD2: si le interesa ver dicha imagen (de los 8 Truenos) y no la encuentra en la página de S.G., con mucho gusto se la enviaré por msj.PD3: aclaración para los amigos que no conocen la historia del Trueno Naranja. Cuando hablo de las 8 variantes del Trueno, me estoy refiriendo al Trueno del post, es decir el "Fast Chevrolet". No confundir con el Sport Prototipo llamado "Trueno Sprint" ( y sus distintas variantes) que fue una evolución posterior del auto citado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rostock, lo estàbamos extrañando.
      Ante todo, feliz año nuevo.
      Tengo el libro del Trueno Rugiente pero no es muy pròdigo en informaciòn del destino del Trueno luego de que Pairetti cambia de auto de los otros truenos.
      Me pasè toda la mañana mirando (censando serìa la palabra adecuada) las fotos de Goldvarg y encontrè la foto de Todos los Truenos-no-Sprint.
      Tambièn encontrè un comentario en el que preguntan a Goldvarg sobre la gestiòn deportiva del Trueno decapitado pero la respuesta no fue muy clarificante.
      Tengo que hablar con Ambrosio.
      Gracias por su ayuda, me abriò una luz al final del tùnel.

      Eliminar
  10. Muchas gracias Don Gaucho por su extrañez. Aunque sean granitos de arena conocidos, para mí es un placer aportar en su blog uno de ellos -¡incluso un primero de enero!. A lo largo y ancho de la web, su blog se ha convertido en un espacio telúrico-automovilístico en donde reina el buen gusto, la implacable documentación y el pertinaz decoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Rostock, sepa Usted que el compromiso de este blog no conoce feriados.
      Se agradece la sugerencia, fue màs clarificadora de lo que imagina.
      Aùn no hablè con Ambrosio, es posible que ese Trueno serruchado fuera màs un ejercicio de imaginaciòn en 3D que un registro de la historia a escala.
      Me tuvo con lo de pertinaz decoro.

      Eliminar
  11. Que terrible historia para el prototipo de Ford y qué contraste con el Chevrolet Trueno. Pero así es el mundo del automovilismo y las carreras: Pasión, tragedia, emoción y mucha adrenalina.
    Gracias por compartir esta historia y esperamos el resto.

    Feliz Año Nuevo Gaucho, mi amigo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dices, son distintas caras de la misma moneda, asì es la vida siempre.
      Feliz año nuevo amigo mìo!

      Eliminar
  12. Desconocia totalmente toda esta historia. Terrible por cierto.

    En el extinto grupo B círculo también una leyenda negra. Que acabo materializandose en terrible accidente. Que finiquito esta categoria de rallies...

    Por otro lado...

    Son imaginaciónes mías o el diseño que luego cayó en manos de Chevrolet. Tomó algunas líneas de los Corvette de la época??

    Y es más. Es posible que la parte final de la cola del Fast Chevrolet... Acabará inspirando las colas de los Dodge Viper...??

    La respuesta esta ahí fuera.....

    ResponderEliminar
  13. los diseños y las soluciones son muy similares, sobre todo si pertenecen a los mismos años.
    el motor delantero condiciona el parecido con la Ferrari 250 GTO, el Cobra Coupe y algunos Alfa o Aston.
    el Viper tomò esas mismas soluciones, en busca de un look retro para vestir su chasis de motor delantero.
    el parentezco visual està asegurado.

    ResponderEliminar