sábado, 15 de julio de 2017

huayra spider parte uno - ambrosio 1/43






Seguramente recuerdan al Huayra Spider Stradale que les presentè hace unos meses.
Precisamente para esos días, hablando con Ambrosio, le manifesté mi entusiasmo por semejante auto y me comentó algún detalle adicional a la historia que yo tenía registrada (vean el link).
Parece ser que vino un señor (mantengo su nombre en el anonimato, no tanto para resguardarlo sino porque no lo recuerdo), que quería tener una Liebre para uso citadino.
Se acercó a Heriberto Pronello (diseñador de Liebres, Halcones y Huayras) y le pidió una Liebre.
Se ve que Pronello no tenía stock de Liebres pero tenía un chasis de Huayra sobrante, y ahí surge el modelo color blanco que vieron en el link.



La otra parte que yo no sabía es que en algún momento vino un cambio de manos y el nuevo feliz usuario pintó el modelo de rojo, aunque aparentemente hubo otras modificaciones que ya veremos en la parte dos de este post.

RESUMEN DE LO PUBLICADO

Tenemos un auto único con dos colores y dos versiones "superpuestas", apenas documentadas por un par de fotos mal enfocadas.



Ambrosio me comentó que tenía dos carrocerías disponibles, sobrantes de una serie Todo-Huayra, y que calificaban como piezas únicas.
Ante la duda, le encargué los dos modelos, sin saber que me estaba anotando en una prolongada lista de espera.
La sorpresa fue desayunarme un día en el Facebook con fotos del modelo y mi nombre como destinatario.




LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE AMBROSIO

Como modelista tengo mis ideas y algunas premisas que me guían en mi trabajo y en mi forma de llevar la colección.
Por ejemplo: todas las piezas son únicas y nunca deben salir de mi colección.
Y cuando encaré una para otra persona, por muy querida que fuera esta persona, no le di la importancia ni el esmero mínimo que uso para los modelos destinados a mi colección personal.
Ambrosio encara cada pieza como si fuera para él mismo, atendiendo los detalles más recónditos, muchos de ellos que ni siquiera serán reconocidos por el feliz usuario.



Tuve el gusto de verlo trabajar y quedé maravillado por la pasión, el método y el rigor que esconde cada detalle.



Si necesita un picaporte, va a la caja con picaportes, busca un par de picaportes y guarda la caja, aunque luego deba buscar la caja otra vez para tomar un limpiaparabrisas, la idea es que no quede nada fuera de lugar, ningún cabo suelto en esa minúscula usina de modelos.
Cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa.



Y mil trucos en la manga: un pegamento para cada material o cada pieza, buscar piezas de donantes inesperados, materiales cotidianos o traídos exclusivamente de la NASA.
Y no hay secreto de sumario. Por el contrario, Ambrosio muestra y comparte todos sus secretos, ofrece calcomanías, pintura, materiales y/o cualquier otra cosa que uno pregunte.



Hablando del modelo, ya vieron algunas fotos, de todos modos les señalo algunas perlitas.
La trompa tiene luces y pilotos insertos, ademas de unos paragolpes llevados a su mínima expresión.
Para tener en cuenta las tomas de aire para los frenos en los bordes internos de los guardabarros.



Retrocediendo un poco, hay dos branquias laterales y de uno de los costados, un caño de escape.
No van a ver los picaportes porque son muy chiquitos, pero ahì están, son insertos tan tenues que da miedo mirarlos fijo.
Por el lado del medio, se ven las escobillas limpiaparabrisas.
El auto no tiene techo ni capota, por lo que no debería aventurarse bajo la lluvia, pero las escobillas están ahí.



Acá se ve el interior y uno de los picaportes.



Acá también se ve el picaporte y la trasera en general.
Los paragolpes son una maravilla,
Sobre el guardabarros hay un tapòn para la nafta y en medio una manija para abrí el baúl, tan increíble como los picaportes.



Tiene tantas cositas chiquitas, les aseguro que da miedo tomarlo con la mano.



Párrafo final para las luces traseras.
Aunque Ambrosio tiene otra idea, yo tengo idea que son luces de Ford Falcon sesentoso,



To be continued...



Gaucho Man
el aturdido






16 comentarios:

  1. Por tu exhaustivo y detallado análisis deduzco que te maravilla este miniauto y sus cuidada realización.
    Felicita de mi parte al artista, sin duda lo merece!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que estoy contento, me fascinan estas piezas tan singulares.
      Le haré llegar tus felicitaciones al chef.
      Pensaste en lo que debió ser este auto en grande?

      Eliminar
    2. Debió ser monstruoso, pero esa pintura blanquiazul le otroga una falsa apariencia inocente.

      Eliminar
    3. Esperá unos días y te muestro la versión roja.
      Quema.

      Eliminar
  2. Hermoso Huayra, lo quiero de carreras.
    Coincido en un punto muy importante: los modelos nunca deben salir de mi colección (salvo que lo tenga repetido, que va a canje).
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este mismo modelo fue pintado de rojo y corrió alguna carrera, o un rally de clásicos o algo así.
      Y no salir de casa, francamente admiro a los que sacan a pasear la colección cada tanto.

      Eliminar
  3. Se ve realmente muy cuidado . Puntos altos : las llantas delanteras y traseras fielmente diferenciadas , y el minúsculo tablero de instrumentos auxiliar .
    Es Ud. realmente afortunado de conocer a gentes que no tienen su grado de generosidad ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias amigo mìo!
      usted me entiende.
      me regala un tractorcito?
      poca cosa, me conformo con el Pampa

      Eliminar
  4. Excelente réplica, como en general todos los que hace Ambrosio. No conocía esta versión ni su historia, interesante modelo que no podía faltar en la pecera del gaucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!
      hablando de Roma, tengo que habilitar una nueva vitrina.
      y si pensamos en los salvat, ni hablar...

      Eliminar
  5. El auto esta tan bueno que un se encuentra en dificultades para contener el éxtasis hasta su segunda versión roja.

    Atte. Reyes, el precoz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aguante Reyes, Usted puede!
      ya llega el colorado,
      no se me sulfate!

      Eliminar
  6. Después de ver y admirar de cerca (virtualmente hablando) este portento. Y ver cada ínfimo detalle insertado en su lugar con precisión de relojero suizo.
    Me doy cuenta que lo que estoy haciendo (Una grúa para remolcar autos averiados) partiendo de un modelo de HW. No es más que un pseudo trabajo. Más digno de un jardín de infantes que de un adulto.
    Estoy por tirarlo todo por la borda.
    Subir a Montserrat, pedir el ingréso en una celda y retirarme del mundanal ruido...

    En serio.

    Abrazos y disfrute ese portento Don Gaucho.

    Joan el anacoreta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor amigo Joan, no se me eche atràs!
      todos tenemos un proyecto sobre HW en nuestra historia.
      Ademàs usted se compara con un profesional.
      Mire para otro lado, enfòquese en su trabajo, que es el que va a quedar en sus manos enriqueciendo su colecciòn y su historial.
      A mi, por el contrario, estas visiones me motivan a intentar nuevos proyectos, a probar nuevas tècnicas o estilos.

      Eliminar
  7. Muy "lindo", como dicen ustedes por allí!
    No sé por qué pero como que me recordó, algo de lejos, al Birdcage de Maserati. Y obviando proporciones.

    Pues nada, esperamos al "colorao", mientras te felicitamos por esta joyita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio, es verdad que tiene un aire a Birdcage, aunque yo tambièn lo veo muy Bizzarrini.
      Ya llega el colorado, tengo las fotos listas pero aùn tengo que sentarme a escribir algo medianamente coherente.

      Eliminar